Dakar

Más de la mitad ya está fuera

Se calcula que a Bolivia llegarán menos de 100 pilotos, tanto de motos como de cuadriciclos

Desesperado. Paulo Gonçalves trata de apagar el incendio de su moto, originado en las altas temperaturas.

Desesperado. Paulo Gonçalves trata de apagar el incendio de su moto, originado en las altas temperaturas. AFP.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

02:00 / 10 de enero de 2014

Varias fotos con la imagen del portugués Paulo Gonçalves, primero tratando de apagar las llamas y después llorando desconsolado a un costado de su moto incendiada, son una clara prueba de lo dura que fue la quinta etapa del Dakar 2014, cumplida ayer. Una muestra de lo que los organizadores querían para esta ocasión: hacer la versión sudamericana más difícil; y hay que recordar que previo al inicio de la jornada, 50 pilotos o más, de motos, se habían retirado de la carrera.

El recorrido entre Chilecito y Tucumán golpeó más fuerte a los competidores. Varios de ellos, incluido el boliviano Fabricio Fuentes, fueron trasladados en helicóptero al campamento, después de abandonar la competición, porque ya no daban más, y recibieron atención médica inmediata.  Mientras, los que continuaron no se libraron del sufrimiento, empezando por las altas temperaturas, luego los 900 kilómetros que tuvieron que recorrer para llegar al campamento, además de los problemas en el trazado de la hoja de ruta, que hizo que muchos se perdieran.

En el caso de Gonçalves, si bien el piloto no resultó herido —salvo unos golpes—, su moto se incendió en pocos segundos y nada pudo hacer para evitarlo. Incluso pidió la ayuda del español Juan Pedrero García, quien pasó por su lado y lo ignoró.

Cuando vio que ya no había solución se resignó a mirar cómo se quemaba la Honda. En seguida rompió en llanto sabiendo que, otra vez, el Dakar le jugaba una mala pasada (en 2010 se había roto la clavícula en la sexta etapa. En 2011, tras ganar su primer especial, sufrió una caída en Antofagasta. Y en las últimas dos ediciones, los problemas en su máquina lo dejaron sin chances de podio).

“Habían muchos pilotos deshidratados y ha sido un Dakar demasiado duro. Hay que respetar un poco más a los pilotos”, dijo el chileno Francisco Chaleco López, según la página web de la revista El Gráfico de Chile. Varios tiraron sus dardos contra la organización por lo dura que está siendo esta prueba. Dieron a entender que no se fijan en lo que les puede ocurrir a los competidores.

Javier Pizzolito, piloto de Honda, recordó que “hay cerca de 120 abandonos en cinco etapas y eso es algo sin precedentes. No sé cuál es el objetivo de la organización de hacer un Dakar así y van a terminar pagando el precio. Uno sabe las condiciones, pero este ha sido el más duro. Están cumpliendo cuando dijeron que solo la mitad llegaría a Uyuni”, en alusión a su próximo paso, por primera vez, por territorio boliviano.

Otro que disparó contra la organización fue Rafal Sonik, competidor de cuadriciclos. “Las altas temperaturas, las 12 horas que tenemos que estar en la moto y los caminos difíciles, ya hacían de este Dakar el más duro. A todo eso le agregaron los problemas en el roadbook, que se supone que son de ayuda”, opinó el polaco. Hasta el cierre de esta edición, ayer, “sobrevivían” 80 pilotos de motos (de los 174 que partieron) y 17 de cuadriciclos (de 40), lo que quiere decir que a Bolivia vendrán menos de 100.

Los datos

Abandonos

La quinta etapa provocó ayer el abandono de 26 competidores en motos —entre ellos el boliviano Fabricio Fuentes— y de siete en cuadriciclos.

Reducción

La organización tuvo que suspender el segundo tramo cronometrado para motos y cuadriciclos por la cantidad de pilotos perdidos, y encima un piquete de productores tabacaleros complicó el paso de los camiones de asistencia.

Coma gana en motos y  Roma, en coches

AFP

Los españoles Marc Coma, en motos, y Nani Roma, en coches, sobrevivieron a la quinta etapa del Dakar, que se convirtió en la primera gran “matanza” del rally. Coma y Nani no solo aguantaron con firmeza los embates del rally más duro del mundo, sino que ganaron la etapa, escalaron hasta el liderato general y abrieron un cómodo hueco con respecto a sus adversarios.

Es difícil recordar en el Dakar latinoamericano una etapa con tantos problemas, penalizaciones e incidentes, como la de ayer, entre Chilecito y Tucumán. Es evidente que los organizadores han diseñado este año una carrera más exigente que nunca, aunque varios participantes consideran que se les ha ido la mano.

En la categoría de motos, la jornada tenía 416 kilómetros de especial, aunque se suspendieron los 205 kilómetros finales debido a las altas temperaturas, que alcanzaron los 47 grados. Coma (KTM) voló por un trazado de muy difícil navegación por culpa de las lluvias. Roma, por su parte, sacó petróleo de una jornada en la que sus oponentes sufrieron mucho.

Mueren dos hombres de prensa

Accidente

Dos integrantes del equipo periodístico argentino Paco Team murieron ayer al caer a un barranco el vehículo en el que viajaban. Los fallecidos son Martín Delgado (20 años), estudiante de Periodismo y Daniel Ambrosio (51). El equipo cubría las informaciones del Dakar 2014 y parte de su contrato era tomar fotografías de los competidores bolivianos Wálter Nosiglia y Marco Bulacia, y enviarlas.

Penalizados

El español Carlos Sainz (Mini) y el catarí Nasser Al-Attiyah (Mini) se saltaron ayer un punto de control y fueron penalizados con una hora en la clasificación. Sainz dijo que buscó durante mucho rato un punto de paso, pero no lo encontró y decidió seguir adelante, pese al castigo que suponía. Al-Attiyah se saltó otro punto de paso del trazado, fue sancionado y quedó a casi una hora y media del líder.

Deshidratados

Varios protagonistas de la competencia sufrieron los efectos del intenso calor (casi 50° centígrados). El español Lucas Cruz, copiloto del catarí Nasser Al-Attiyah, explicó que se deshidrató solucionando un problema del coche, debido a las altas temperaturas y se equivocó al interpretar el mapa, por eso se saltó un punto de control.

Un día terrible para los pilotos

‘Fue una etapa de locura’: Joan ‘Nani’ Roma, ganador en autos

“Ha sido una locura. También nos han pasado cosas, pero menos que a los demás. No voy a cambiar lo que he hecho hasta ahora. Luego ganaremos o no, porque las carreras son así”.

‘Problemas de todo tipo’: Carlos Sainz, piloto español

“Hemos tenido problemas de todo tipo, de navegación, mecánicos. Pasé más de 50 minutos reparando el coche. El Dakar es así. Un día eres el héroe y el siguiente, el villano”.

‘Trato de no perderme’: Marc Coma, líder en motocicletas

“Estoy en un punto de supervivencia. Trato de no perderme y tengo el ritmo que tengo, pero las condiciones que encontramos en la ruta no me permiten demasiados inventos”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia