Dakar

La segunda etapa fue ‘infernal’

Una ola de calor atacó a los pilotos. La sensación térmica llegó a 50 grados centígrados. A pesar de ello, Nosiglia subió otros dos puestos y Salvatierra mantuvo su ubicación

Corriendo. Juan Carlos Salvatierra (izq.) conduce su motocicleta junto a la del holandés Hans Vogels, en un tramo de la etapa que se corrió ayer entre Villa Carlos Paz y San Juan.

Corriendo. Juan Carlos Salvatierra (izq.) conduce su motocicleta junto a la del holandés Hans Vogels, en un tramo de la etapa que se corrió ayer entre Villa Carlos Paz y San Juan. EFE.

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Avendaño / La Paz

02:32 / 06 de enero de 2015

La etapa de ayer fue todo un “infierno”. El abrasador calor se hizo insoportable. A muchos pilotos se les terminó el agua y como ya no tenían qué beber tuvieron que bajar el ritmo “rogando” no deshidratarse para seguir en pie. De paso, más allá de los insoportables 42 grados centígrados de temperatura, según los termómetros —convertidos en 50, por la sensación térmica—, abundaron los extravíos en medio de las dunas y la navegación se hizo complicada.

Dentro de ese agobiante cuadro, correspondiente a la segunda etapa, disputada entre Villa Carlos Paz y San Juan (625 kilómetros de recorrido, de ellos 518 kilómetros cronometrados), todo en territorio argentino, salieron airosos tres bolivianos: Wálter Nosiglia en categoría cuadriciclos, Juan Carlos Salvatierra y Fabricio Fuentes, en motos, pues al menos consiguieron terminar la jornada con los márgenes de tiempo previstos.

Los otros seis nacionales —entre ellos tres debutantes— sufrieron las de Caín y corrieron diversa suerte. Aunque a Sergio Mita (cuadriciclos) le ayudó que la organización declarara a media tarde terminada la etapa para su categoría y la de motos, a fin de no someterlos a ningún riesgo mayor a los competidores. El representante de La Paz subió un puesto en la general y está en la casilla 31 (16h36’12”).

A pesar de todo, Nosiglia ascendió otros dos puestos y quedó a solo uno de meterse entre los diez mejores (los Top 10) de la categoría cuadriciclos, que es su principal objetivo, aunque todavía no hay nada que celebrar, pues apenas se han cumplido dos de las 13 etapas y queda mucho camino por recorrer.

“Estoy contento por una buena etapa, pese a que me perdí en un río por unos diez minutos, y en la última parte me atrasé un poco porque está muy difícil. Pero estoy feliz, ya estoy en el undécimo lugar (general), creo que iba un poco más adelante en los way points, pero esa pérdida me hizo retrasar”, indicó Nosiglia.

Por segundo día consecutivo, por la ubicación obtenida en su categoría, el chuquisaqueño fue el mejor entre los pilotos bolivianos que asisten a la carrera más extrema del mundo: ocupó el décimo lugar en la segunda etapa (7 horas, 23 minutos y 31 segundos) y ahora es decimoprimero en la clasificación general (09h09’20”).

Nada mal si se toma en cuenta que partió en la posición 30 entre 45 pilotos y rápidamente escaló 19 lugares, con tiempos incluso mejores a varios con motores más potentes. Salvatierra, por su parte, continúa como el boliviano con mejor tiempo (7 horas, 58 minutos y 43 segundos), y su lucha de ayer —en el pelotón de los “capos” del Dakar— le sirvió para ubicarse vigésimo sexto (26) en la etapa (06h32’18”) y mantenerse en el vigésimo séptimo (27) sitio de la clasificación general.

En tanto Fuentes, que fue el que confrontó más problemas, igual no perdió el ritmo de carrera y consiguió cruzar la meta en la posición 61 de motos (7 horas, 38 minutos y 6 segundos), y escaló dos posiciones para mejorar su lugar en la general (59) con respecto al primer día.

Los datos

Intenso

La temperatura en San Juan fue de 42 grados centígrados. En la carrera, la sensación térmica llegó hasta unos 50.

Comparación

“Fue un infierno, ha sido muy parecido a lo que vivimos en la quinta etapa el año pasado”, sostuvo Wálter Nosiglia.

Diferencia

Nosiglia está en el puesto 11, a 41 minutos y 41 segundos del líder, el polaco Rafal Sonic (08h27’39”).

Fuentes choca con una vaca

Fabricio Fuentes chocó en el camino con una vaca y a partir de ahí empezaron sus otros problemas en la carrera. Además de ir sorteando los caminos duros, las quebradas, el barro y la tierra, como también los sectores arenosos, y de soportar la ola de calor, al piloto boliviano de motos se le cruzó el animal, no lo pudo esquivar y lo golpeó.

Como consecuencia de ello hubo un dañó en el road book (el sistema de navegación), y como lo tenía que encender manualmente, esas distracciones le ocasionaron varias caídas. “La carrera fue muy dura, exigente. Había muchas dunas y lo más complicado fue el calor. Así es el Dakar, uno tiene que vencer los obstáculos que aparecen si quiere seguir adelante”, expresó.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia