Dakar

Los souvenirs inundan las calles uyunenses

Uyuni se ha convertido a la espera del Dakar en una gigantesca feria, donde se ofrecen esculturas hechas en mármol, poleras, chamarras, llaveros, vasos, calendarios y libros

Recuerdos. Tres jóvenes ya adquirieron sus pequeñas esculturas del Dakar.

Recuerdos. Tres jóvenes ya adquirieron sus pequeñas esculturas del Dakar. Pedro Laguna.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Quispe / Uyuni

05:04 / 10 de enero de 2015

Esculturas hechas en mármol, poleras, chamarras, llaveros, vasos, calendarios e incluso libros, son algunos de los souvenirs alusivos al Dakar 2015 que se son vendidos como pan caliente en las calles de Uyuni, que se convirtió en una gigantesca feria.

“Yo soy de Oruro y traje estos llaveros que tienen el rostro de Wálter Nosiglia y el escudo de San José, y cuestan a diez bolivianos. Llévese de recuerdo”, invitaba ayer Ariel Quinteros, un futbolero fundador de la barra de los Quirquigans del club San José, que llegó a Uyuni esperando vender al menos unos 100 llaveros.

A unos dos metros de él, Juan Aquise, un potosino de Betanzos promocionaba chamarras con el logotipo del Dakar. “¡Para el frío de la noche, no hay nada mejor que esta chamarra súper térmica!”, así ofrecía Aquise sus artículos, con dos de ellos en la mano. Cada uno a un costo de 270 bolivianos.

Cerca de la plaza principal de la ciudad, Marco Lima, un joven cochabambino, tenía para vender pequeñas estatuas de mármol a 40 bolivianos la unidad. “Esto no es de sal, le va a durar toda la vida”, sostenía el comerciante intentando capturar compradores.

Al igual que el jueves, ayer viernes hubo sol pleno en Uyuni; por eso los lentes oscuros, las poleras y los sombreros para protegerse de los rayos solares estuvieron a la orden del día. Las remeras, por ejemplo, tenían un costo de entre 30 y 35 bolivianos cada una.

Otros comerciantes más creativos diseñaron calendarios 2015 con los rostros de los pilotos Wálter Nosiglia y Juan Carlos Salvatierra —los principales del Team Bolivia—. “Los hemos hecho en La Paz, en mi imprenta y hemos traído 400 de ellos y se están vendiendo nomás”, dijo José Luis Charca, un joven alteño que llegó a Uyuni junto con su esposa.

Y si hasta hace un mes todos querían sacarse fotos con el emblemático reloj Big Ben, ayer y antes de ayer, en cambio querían tomarse un recuerdo fotográfico delante de una escultura de sal construida el año pasado con el símbolo del Dakar. Para ello llegaron incluso asociaciones de fotógrafos y camarógrafos.

“Somos de la Asociación de Fotógrafos y Camarógrafos Integración 21 de Septiembre de Quillacollo y todos tenemos nuestra credencial para trabajar. Cada foto cuesta Bs 15 no pague más”, explicaba ayer Celestino Colque, dirigente de dicha asociación.

Un amigo  de infancia le espera a Nosiglia

Encima de una moto, Gustavo Reyes llegó en cinco horas desde Sucre a Uyuni, lo hizo junto con otros cuatro amigos que viajaron en una vagoneta, todo con objetivo de ver no solo el ingreso del Dakar a Bolivia, sino y sobre todo a su  amigo de infancia, el multicampeón nacional Wálter Nosiglia.

“Fuimos compañeros en la escuela y salimos en 1979 del colegio San Cristóbal, en Sucre, por eso somos amigos desde la infancia”, contó ayer Reyes, que está en Uyuni junto con Roxana Dulón y los jóvenes Marcelo Moscoso, Andrés Zegada y Diego Pérez, quienes ondeaban una bandera tricolor en el vehículo en el que llegaron.

Reyes reveló que a Wálter Nosiglia siempre le gustó el motociclismo. “Corría en Sucre, pero después se vino a La Paz y salió no sé cuántas veces campeón nacional. Es un orgullo para todos nosotros”, acotó el hombre barbado que no se bajó de su motocicleta.

Nosiglia, que ayer tuvo otra notable etapa en la sexta etapa de cuadriciclos, es considerado el hombre récord del motociclismo nacional. “Conozco a doña Teresa, la madre de Wálter y es un honor que un amigo como él esté llevando tan alto el nombre de Bolivia”, apuntó Reyes, quien encabeza esa pequeña comitiva que llegó desde la capital del Estado. Las motos y cuadriciclos tendrán jornada de descanso hoy en Iquique y mañana reanudarán la carrera con la séptima etapa entre esa ciudad chilena y Uyuni.

Evo entrega obras antes de ir a la carrera

El presidente Evo Morales llegará hoy temprano a Uyuni, donde tiene previsto entregar obras antes de recibir a los corredores de la categoría autos del Dakar 2015, según confirmó ayer el alcalde uyunense, Froilán Condori. A partir de las siete de la mañana, el Mandatario inaugurará viviendas sociales en la población de Colchane, luego se trasladará a Tawa para hacer la entrega de un campo deportivo, a eso de las nueve; y cerca de las once inaugurará las nuevas instalaciones del mercado Valentín Aramayo.

Posteriormente, Morales visitará toda la infraestructura construida en el Regimiento Loa que se preparó para recibir a los 400 corredores, organizadores y autoridades. Pasado el mediodía almorzará y finalmente a partir de las 13.00 esperará en el palco la llegada de los primeros corredores de la categoría de autos.

“Hemos invitado y hemos recibido la aceptación de su participación a nuestro compatriota Chavo Salvatierra. Él estará arribando también en las primeras horas del día de mañana (sábado) a Uyuni”, dijo Groux.  El ministro también dio a conocer que el vicepresidente Álvaro García recibirá a los competidores en la localidad de Pisiga y seguirá a los corredores hasta su llegada y recibimiento en Uyuni. Está programado que así como hoy recibirá a los pilotos de autos, Evo hará lo mismo mañana, cuando sea el turno de las motos y los cuadriciclos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia