Economía

ANH admite que hay reventa ilegal de gasolina en el país

Protesta. Chuteros anuncian bloqueo de caminos el miércoles.

La Asunta. Comerciantes y propietarios de vehículos compran gasolina en una estación de servicio. Foto: Luis Salazar

La Asunta. Comerciantes y propietarios de vehículos compran gasolina en una estación de servicio. Foto: Luis Salazar

La Razón (Edición Impresa) / Edgar Toro / La Paz

05:02 / 08 de septiembre de 2014

La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) reconoció que hay reventa ilegal de combustible (gasolina y diésel) en los mercados negros de los Yungas y otras zonas alejadas del país. El director de la entidad estatal, Gary Medrano, afirmó que es una tarea con la que se lucha cada día.

“Estos pequeños puestos son ilegales, son sancionados por la Ley 100, son considerados delitos que están en el marco del Código Penal vender combustible sin estar autorizados por la Agencia Nacional de Hidrocarburos.    Ésta es una tarea de todos los días, no solo es en los Yungas, sino en muchas zonas alejadas; se han convertido en centros donde se han concentrado estos vehículos (chutos)”, indicó ayer Medrano a radio Panamericana cuando fue consultado acerca de la venta de combustibles a los vehículos chutos.

La Razón publicó el domingo una investigación periodística en la que da cuenta de que a 210 kilómetros de la ciudad de La Paz, en la localidad de La Asunta, al sur de los Yungas, los propietarios de autos chutos hacen fila con bidones de entre 10 y 20 litros para comprar gasolina o para revenderla hasta en Bs 10 el litro en el mercado negro. Chutos. Este medio también constató el 4 de mayo de este año que la venta de vehículos chutos y gasolina por bidones se da en la población de Uncía (Potosí), que se ha convertido en el nuevo centro de la comercialización de vehículos indocumentados.

En La Asunta, cada miércoles temprano, la estación de servicio de ese municipio, a unas siete cuadras de la plaza principal, acaba sus provisiones de gasolina y diésel. La demanda de los propietarios de coches —en su mayoría chutos o sin papeles— para adquirir el valioso carburante, rebasa la oferta en esa población yungueña.  

Medrano enfatizó que esta actividad es un ilícito. “Nadie va a legalizar lo ilegal (...). Alguien que tiene vehículos se abastece como puede, ve los modos, recurren a otras prácticas como el mercado negro con el que luchamos esta venta de combustible”.

Una práctica frecuente en estos municipios alejados es que la gente  suele comprar combustible en bidones de 10 y 20 litros al precio oficial de Bs 3,74 la gasolina y Bs 3,72 de diésel, pero los mismos son revendidos entre Bs 7, Bs 8 hasta Bs 10 en esa región.

El titular de la ANH negó rotundamente que se venda combustible a motorizados chutos en las estaciones de servicio porque está controlado por el sistema Boliviana de Sistemas de Autoidentificación (B-Sisa). “Ahora referente a las estaciones de servicio que vendan combustible a estos vehículos, eso es una información y un dato falso, ningún vehículo que no tenga placa pueda cargar en una estación de servicio”, aclaró. El ejecutivo remarcó que esa es una responsabilidad de la ANH porque las 700 estaciones de servicio que hay en el país están controladas y fiscalizadas por la entidad.

También precisó que el control de la venta de combustible a los autos chutos no es responsabilidad de la ANH, sino que ellos transfieren toda la información a la Aduana Nacional de Bolivia (ANB), Policía Nacional y el Registro Único para la Administración Tributaria Municipal (RUAT), que deben hacer el respectivo control en todas las estaciones de servicio.

Bloqueo de  chuteros

  • Miércoles

La Asociación de Propietarios de Vehículos Indocumentados (chutos) confirmó que este miércoles iniciarán un bloqueo nacional de caminos por 24 horas en demanda de una nueva nacionalización de sus motorizados.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia