Economía

Argentina compra menos gas a Bolivia y suspende obras de un gasoducto

El contrato suscrito entre las petroleras estatales de Bolivia y Argentina establece que a partir de 2021 y hasta 2026 se debe enviar al país vecino un volumen máximo de 27,7 MMm3d de gas.

Tarija. Planta de tratamiento de gas en el campo Margarita.

Tarija. Planta de tratamiento de gas en el campo Margarita. Foto: YPFB - archivo

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Lazcano / La Paz

08:24 / 11 de septiembre de 2018

La mayor producción de gas y petróleo no convencionales en el yacimiento de Vaca Muerta ha provocado que Argentina desista de terminar el Gasoducto al Nordeste Argentino (GNEA), que iba a servir para recibir mayores volúmenes de gas desde Bolivia.

Otro efecto es la reducción en los volúmenes de gas que importa de Bolivia y que en agosto han bajado a una media de 17,98 millones de metros cúbicos diarios (MMm3d), casi 3 millones por debajo de lo establecido contractualmente (20,9 MMm3d para el periodo invernal de este año), según datos del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) de Argentina.

El diario bonaerense el Clarín publicó en su edición del domingo que la administración del presidente Mauricio Macri desistió de terminar el GNEA, “obra concebida para importar gas boliviano cuando no existía la generosa oferta potencial de Vaca Muerta”.

“La determinación que Javier Iguacel tomó como ministro de Energía deja en suspenso el destino de un tendido en el que durante más de una década el Estado desembolsó casi 2.300 millones de dólares, el doble de su presupuesto original, a través de licitaciones en las que la Sindicatura General de la Nación (Sigen) identificó vicios que irían desde la falta de planificación a licitaciones amañadas y sobreprecios”, señala la publicación.

Añade que “la decisión descarta de hecho a Bolivia como proveedora a futuro de los 26 millones de metros cúbicos diarios comprometidos en un contrato que vence en 2026 y que algunos especialistas reivindican como ‘el más barato’ de los importados”.

El contrato suscrito entre las petroleras estatales de Bolivia y Argentina establece que a partir de 2021 y hasta 2026 se debe enviar al país vecino un volumen máximo de 27,7 MMm3d de gas.

Según datos del Instituto Argentino del Petróleo y del Gas (IAPG), la producción de gas no convencional aumentó en un 78% desde 2015. Gracias a ello, ahora las autoridades argentinas anuncian que el país austral está en camino de recuperar parte de su autoabastecimiento energético que perdió en 2004.

“Nosotros creemos que Argentina, por el desarrollo de Vaca Muerta, puede abastecer el 100% de la demanda del país en el 2021 con excepción de los meses de invierno”, declaró semanas atrás el secretario de planeamiento energético del Ministerio de Energía y Minería, Daniel Redondo. (11/09/2018)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia