Economía

Asfi: Sólo 5% de las cooperativas tiene licencia de funcionamiento

De 471 cooperativas de ahorro y crédito (CAC) que están registradas en todo el país, sólo 25 (5%) son de tipo “abierto”, cuentan con licencia de funcionamiento y están reguladas por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi).

Sede. Frontis de la Cooperativa de Ahorro y Crédito San Luis en la ciudad de Santa Cruz.

Sede. Frontis de la Cooperativa de Ahorro y Crédito San Luis en la ciudad de Santa Cruz. Foto: archivo Iván Condori

La Razón / Jimena Paredes / La Paz

00:00 / 02 de septiembre de 2012

Con base en datos de 2010 de la Dirección General de Cooperativas (Digecoop), la Asfi informó a La Razón que de estas 471 entidades, hay otras 59 de tipo societario (cerradas) que están en proceso de adecuación a la Ley de Bancos y Entidades Financieras.

Las cooperativas de tipo societario, al estar en proceso de regulación, no cuentan con licencia de funcionamiento. En Bolivia tienen presencia en siete departamentos, menos en Potosí y Pando, detalla la información.

Entre las cooperativas restantes están las de tipo laboral (que se dedican al ahorro y crédito en sus empresas), otras cerraron, algunas nunca iniciaron operaciones y otras funcionan, pero aún no comenzaron el proceso de adecuación a la Ley de Bancos.

Con tal panorama, la Asfi trabaja en la depuración de cooperativas que no iniciaron su proceso de adecuación a la ley bancaria, para revocar la personería jurídica ante la Digecoop, dependiente del Ministerio de Trabajo.

Una CAC societaria es una entidad de intermediación financiera, no bancaria, constituida como “sociedad cooperativa”, de objeto único para    realizar operaciones de ahorro y crédito de forma exclusiva con sus socios en el territorio nacional con base en la Ley de Bancos y Entidades Financieras.

La Cooperativa de Ahorro y Crédito San Luis, de Santa Cruz, que entró en quiebra, es de tipo societaria. Su presidente, Luis Mercado, informó el 24 de agosto que la entidad cuenta con 16 mil ahorristas. En la última auditoría a los estados financieros de esta entidad, la Asfi detectó que esta cooperativa registra un activo de Bs 42,97 millones, un pasivo de Bs 305 millones y un patrimonio negativo de Bs 262,50 millones.

Cabe aclarar que las CAC societarias en “proceso de adecuación” para ser consideradas como entidades de intermediación financiera no bancaria, y estar sujetas al ámbito de aplicación de la Ley de Bancos y Entidades Financieras, deben necesariamente contar con Licencia de Funcionamiento.

Normativa. A partir de la Ley 3892 modificatoria de la Ley de Bancos y Entidades Financieras, del 18 de junio de 2008, se determina que toda CAC cerrada se denomine en adelante societaria y sea supervisada por la Superintendencia de Bancos y Entidades Financieras, hoy Asfi.

Las cooperativas “abiertas” también ingresan a este tipo de control.

Posterior a la aprobación de la Ley de Bancos, se emitió una reglamentación que definió la regularización de estas entidades. Las que iniciaron el proceso son 62, de las cuales dos ya recibieron la licencia de funcionamiento, una se convirtió en laboral, quedando 59 que son las que se encuentran transitando su adecuación.

De las 59 cooperativas societarias, según la Asfi, 18 ya cuentan con certificado de adecuación y 41 aún transitan las tres fases de la etapa para obtener su licencia de funcionamiento.

Las CAC de tipo “abierto” también son entidades “no bancarias”, constituida como sociedad cooperativa, autorizada a realizar operaciones de intermediación financiera y prestar servicios financieros con base en la ley.

En octubre vence plazo de ajuste de entidades

Jimena Paredes

Las cooperativas de ahorro y crédito que entraron en funcionamiento al momento de la promulgación de la Ley 3892 de Bancos y Entidades Financieras, de 18 de junio de 2008, tienen como plazo de adecuación a esta norma hasta el 1 de octubre de 2012.

Este plazo fue fijado por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi), a través de la Resolución 233/2012 del 12 de junio de 2012, informó a La Razón la entidad reguladora.

Las cooperativas que entraron en funcionamiento al momento de la promulgación de la Ley 3892 son de tipo societario (cerradas). Éstas llegan a 59 y están en proceso de adecuación a la Ley de Bancos y Entidades Financieras.

Para la adecuación a la normativa, éstas deben pasar tres etapas: primero, tienen que presentar una carta de intención para su regularización ante la Asfi. En la segunda, se realizará un análisis de la viabilidad financiera y de gobierno. Por último, se iniciará el proceso de adecuación.

La carta ante la Asfi debe estar firmada por los Consejos de Administración y Vigilancia, acordada y aprobada en asamblea extraordinaria de socios, adjuntando documentación que demuestre que se encontraba en funcionamiento al momento de la promulgación de la Ley 3892.

De manera posterior, la Asfi   realizará visitas de inspección a las CAC societarias, con la finalidad de evaluar y analizar su situación financiera, patrimonial y de gobierno. Del resultado de esta evaluación, se comienza con el proceso de adecuación.

Licencia de Asfi es una garantía

Iván Condori (Santa Cruz)

Tras la quiebra técnica de la Cooperativa San Luis Limitada, que acumuló pérdidas por Bs 273,33 millones, las entidades con licencia de operación, emitida por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi), se perfilan como una opción para el ahorrista.

Las entidades denominadas “abiertas”, a diferencia de las societarias (como San Luis), son fiscalizadas por la Asfi, pues se acogieron a la normativa de Bancos y Entidades Financieras, establecida en la Ley 3892.

La directora ejecutiva de la Asfi, Lenny Valdivia, pidió al publico ser más cuidadoso a la hora de llevar su dinero a una cooperativa. “Primero deben cerciorarse de que la institución cuente con la licencia de funcionamiento o en su caso con el certificado de adecuación, lo que implica que está en proceso de transición”, dijo.

El gerente general de la Cooperativa La Merced, Rubén Alarcón, explicó que las personas que tienen sus ahorros en las instituciones denominadas “abiertas” pueden “dormir” tranquilos, porque su dinero está garantizado.

Las entidades bajo esta normativa tienen un tratamiento similar al de los bancos porque una parte de su dinero (24,9%) va al encaje legal. Por cada $us 100 que se deposita, $us 24,9 son inmovilizados, pues son destinados como garantía y se guardan en el Banco Central de Bolivia (BCB).

“Este dinero es utilizado en caso de eventualidad, como una corrida de depósitos”, explicó Alarcón. En Santa Cruz figuran entre las cooperativas “abiertas” la Jesús Nazareno, Fátima, San Martín de Porres y La Merced, mientras que a nivel nacional ascienden a 25 las entidades que vienen siendo fiscalizadas por la Asfi.

Alarcón señaló que otra de las medidas de seguridad que se aplica para el dinero de los ahorristas es el Fondo de Reestructuración Financiera, que es una especie de seguro que es empleado para hacer la devolución de los ahorros ante casos de quiebra, como sucede con San Luis.   

Con la ley, las cooperativas “abiertas” están autorizadas a realizar operaciones de intermediación financiera y la prestación de servicios financieros al público sin importar que estos sean socios.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia