Economía

COA afirma que la feria de Virupaya es ‘impenetrable’

Ilegal. Es una ‘zona roja’ donde fluye el contrabando hacia el Perú

Comercio. Una vista de la feria de Patacaile, en Puerto Acosta, una de las tres que hay en la frontera.

Comercio. Una vista de la feria de Patacaile, en Puerto Acosta, una de las tres que hay en la frontera. Víctor Gutierrez-Archivo.

La Razón / Edgar Toro / La Razón

03:50 / 09 de noviembre de 2013

A 15 minutos de Puerto Acosta, población distante a 215 kilómetros de La Paz, la feria de Virupaya es una “zona impenetrable donde ni los militares pueden ingresar”, afirmó ayer el comandante del Control Operativo Aduanero (COA), mayor David Herbas.  

“El problema de Virupaya es que es un lugar donde ni los del Ejército se animan a entrar, es un lugar demasiado conflictivo porque las personas están comprometidas con el contrabando y en muchos casos están armados”, aseveró el jefe policial a La Razón.

“Es un lugar bastante peligroso, están armados. (Semanas atrás) hubo problemas con la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) y se agarraron a tiros en Virupaya”, dijo Herbas.  Según el comandante del COA, en esa región del norte de La Paz “se agarran a tiros, se balean, hacen lo que quieren, pero el problema es que se pasan al Perú y ya no podemos hacer nada”.

A media hora de Puerto Acosta hay tres ferias: Virupaya, la más concurrida, y que se encuentra en plena línea fronteriza con Perú; Jankho Jankho; y Patacaile. Estas ferias se realizan cada miércoles y sábado de cada semana.  En Virupaya existen casas, almacenes y tiendas de grandes comercios.

Carburantes. El comandante del COA indicó que en estas poblaciones lo que más se comercializa son combustibles como gasolina, diésel, querosén y gas licuado de petróleo (GLP), además de harina, azúcar, fideo y ropa usada, entre otras mercancías.

“Ayer nomás (por el jueves) hemos capturado tres camiones con 1.000 fardos de ropa usada en (la población de) Ancoraimes”, precisó el jefe policial a este medio. Ancoraimes es una población paceña que está situada en el altiplano norte, en la provincia Omasuyos, a orillas del lago Titicaca.

Herbas incluso contó a manera de anécdota que enviaron a un efectivo de Inteligencia a la feria para ver el movimiento económico que se genera en esa región, “pero apenas llegó, le rodearon unas ocho personas”. Relató que le preguntaron los motivos de su presencia en esa región. El efectivo simuló que sólo quería comprar una polera, pero los comerciantes le requisaron toda su ropa y le quitaron el celular para saber si tenía una cámara. “Le acompañaron a comprar la polera, luego le condujeron hasta la salida de la feria para despacharlo”. Así proceden con extraños porque “todos ellos se conocen y apenas ven un extraño lo interrogan”, refirió.

La Razón se contactó con un vecino de Puerto Acosta, quien confirmó el extremo. “Actúan así para protegerse, cuando llega algún extraño se pasan la voz de inmediato y lo interrogan”, expresó.    

Sostuvo que cada miércoles y sábado pasan por lo menos entre 50 a 60 camiones de alto tonelaje llenos de carga. “No existe control, se llevan combustible y alimentos y nadie dice nada”, se quejó.

El vecino, que pidió guardar su nombre en reserva, contó que hay un puesto de control en Chaguaya, provincia Camacho, y otro en Puerto Acosta, pero “sólo decomisan a comerciantes minoristas que se  llevan un poco de mercadería para su sustento”. Sin embargo, añadió, “no detienen a los grandes capitalistas que tienen tres hasta cuatro camiones Volvo”.

“Tienen dinero para contrabandear y por culpa de ellos a todo el pueblo nos ven mal, como una zona roja. Nuestros hijos estudian en Puerto Acosta y los contrabandistas ni viven en el pueblo”, lamentó el vecino.

Decomisos por valor de $us 8,6 MM

El Control Operativo Aduanero (COA), unidad dependiente de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB), realizó de enero a octubre de este año 800 operativos contra el contrabando y decomisó mercadería por valor de $us 8,6 millones. Los operativos se desplegaron en las fronteras de Chile, Perú y Cobija (Pando), informó el viernes el comandante del COA Regional La Paz, mayor David Herbas.

El jefe policial sostuvo que entre los productos que más se decomisan son electrodomésticos, ropa usada, alimentos y en menor proporción medicamentos. Aclaró que el decomiso de combustibles le corresponde a la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).

El oficial manifestó que sólo en la frontera con Chile existen al menos 18 puntos de desvíos, que son carreteras de difícil acceso por donde los contrabandistas se movilizan frecuentemente. En la frontera con Perú también existen al menos diez desvíos, afirmó el mayor Herbas, quien señaló que el Comando Conjunto —conformado por las Fuerzas Armadas y la Policía— opera en Achacachi, Chaguaya y Puerto Acosta.

El primero de estos puestos está ubicado en la provincia Omasuyos y los dos restantes en la provincia Camacho del departamento de La Paz, aclaró el jefe policial. Herbas indicó que a partir de este mes comienza la “temporada alta” para el contrabando por las fiestas de fin de año. En esta temporada los comerciantes intentan ingresar mercadería por “cualquier lugar”, aseveró Herbas. 

Desde hace hace 15 días se puso en marcha el Plan Escorpión II  para intensificar los operativos. A partir de este lunes se incrementarán los operativos con mayor personal y vehículos en todas las regionales del COA, acotó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia