Economía

Dueños de negocios entregan facturas por temor a clausuras

Control. SIN inicia operativos con cierre por 12 días de un comercio en Cochabamba.

Infografía: La Razón/Fuente: SIN.

Infografía: La Razón/Fuente: SIN.

La Razón / Aline Quispe / La Paz

00:00 / 06 de enero de 2013

El SIN comenzó con las clausuras progresivas y el cierre definitivo de  negocios cuyos dueños no emiten facturas. Ahora la entrega de notas fiscales se volvió habitual en comercios de la urbe paceña, aunque en la mayoría de los locales de las calles Eloy Salmón y Huyustus aún es escasa.

El Presupuesto General del Estado (PGE) 2013, promulgado el 11 de diciembre de 2012, modifica el artículo 170 del Código Tributario y dispone que la primera clausura de un negocio por la no emisión de factura será de 6 días, la segunda por 12 días, la tercera por 24 días, la cuarta por 48 días y la quinta será el cierre definitivo.

Antes, si el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) verificaba la no emisión de la nota fiscal por primer vez, la clausura era por tres días continuos o se aplicaba una multa equivalente a diez veces el monto no facturado. En la segunda contravención y siguientes ya no se aplicaba la convertibilidad, pero se mantenía el cierre por tres días. Ahora, con la modificación de la norma, se incluye un acápite que ordena la “clausura definitiva” del local“en caso de reincidencia”, después de aplicar la sanción máxima (48 días).

El 21 de diciembre, el presidente del SIN, Roberto Ugarte, aseguró que con la medida la entidad “no cesa en su propósito de luchar contra la evasión, acción que seguirá realizando a nivel nacional (...) bajo los criterios de equidad y universalidad tributaria”.

El experto en temas económicos y financieros Armando Álvarez Arnal destacó la aplicación de la medida y además dijo que la misma permitirá al Gobierno “lograr la meta de recaudación tributaria proyectada para este año”.

Según datos oficiales de la Gerencia de Fiscalización del SIN, desde el 12 de diciembre, cuando entró en vigencia la Ley Financial 2013, hasta la fecha sólo se clausuró un negocio por 12 días en la ciudad de Cochabamba.

Antes de este cambio a la normativa, la emisión de notas fiscales en buena parte de los establecimientos comerciales era poco frecuente. Los usuarios debían exigir la entrega de facturas por la compra de bienes y servicios. Ahora, los propietarios de empresas, negocios, locales, tiendas grandes y pequeñas, principalmente de la urbe, emiten facturas de modo habitual a sus clientes, sin exigirlas.

En un recorrido que hizo La Razón por una veintena de comercios del centro de la urbe paceña constató que en negocios grandes, medianos y pequeños se entregan facturas.

Los comerciantes consultados por este medio coincidieron en que el sistema de control del SIN “ha sido muy riguroso”. Por tal razón, afirmaron que se efectúa cada vez más de forma cotidiana la emisión de las notas fiscales para evitar la clausura de sus negocios porque el cierre es un perjuicio para sus ingresos diarios.

Añadieron que con la actual norma del fisco las pérdidas serán mayores por las clausuras progresivas.

Para el economista Armando Álvarez, el endurecer las sanciones por la no emisión de facturas es una forma de “presión para que los contribuyentes paguen impuestos”, aunque “lo ideal es que la medida se aplique también al sector informal”.

En la calle Eloy Salmón se verificó que algunos comercios, como los grandes importadores de equipos electrónicos, entregan facturas mientras otros negocios de menor envergadura de línea negra y blanca no lo hacen. Según la presidenta de la Asociación de Comerciantes por Cuenta Propia de la calle Huyustus, Mercedes Quisberth, “algunos comerciantes” no emiten la nota fiscal porque “algunos clientes no piden factura a cambio de que se rebaje el precio del producto”.

Los propietarios desconocen normativa

Los propietarios de negocios afirmaron que desconocen la actual normativa del SIN, que dispone las clausuras progresivas y el cierre definitivo de negocios cuyos dueños no emitan facturas.

El PGE 2013, promulgado el 11 de diciembre de 2012, modifica el artículo 170 del Código Tributario y además dispone que la primera clausura de un negocio por la no emisión de facturas será de seis días, la segunda por 12 días, la tercera por 24 días, la cuarta por 48 días y la quinta será el cierre definitivo.

El 21 de diciembre, el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) inició operativos de control e información en todo el país sobre las nuevas disposiciones para la clausura de negocios en los que no se emita la nota fiscal. Ese día, el presidente ejecutivo del SIN, Roberto Ugarte, explicó que en el megaoperativo se desplegaron más de 350 fiscalizadores en todo el territorio nacional para verificar si los comercios emiten facturas a sus clientes por la venta de bienes y servicios.

Además, dijo, los fiscalizadores informan a los representantes de los comercios sobre la norma. De diez comerciantes consultados por La Razón, siete afirmaron que los funcionarios de Impuestos no les informaron de la actual normativa que endurece las sanciones por la no emisión de facturas.

En ese marco, pidieron al Gobierno masificar las campañas de socialización de la disposición a los comerciantes y al sector privado.

Solicitan identificar a evasores fiscales

Empresarios y analistas pidieron al Gobierno identificar a los grandes importadores que deberían estar en el Régimen General para que aporten según sus ingresos. Plantearon que se fiscalice el registro de contribuyentes y se implementen incentivos para legalizar al sector informal.

El 14 de noviembre de 2012, el presidente del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), Roberto Ugarte,  anunció que este año se hará un control estricto a las actividades que se encubren en el Régimen Simplificado o que no están inscritos en el Régimen General con el fin de incrementar las recaudaciones impositivas.  

El SIN y la Aduana están cruzando información sobre estas personas.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Óscar Calle, indicó que es necesario que la entidad recaudadora realice este trabajo “lo más antes posible” para evitar que los grandes importadores continúen encubiertos en el régimen simplificado, incluso en el Régimen General para pagar menores tributos”.

Por ese motivo, Calle indicó que el SIN debe ampliar y fiscalizar el actual registro tributario “para luchar contra el contrabando que no aporta recursos al erario nacional”.

“Es necesario identificar a los grandes importadores que se ocultan en el Régimen Simplificado y que generan una competencia desleal con los que trabajan de forma legal. Es una medida que debió aplicarse hace tiempo por el Ejecutivo”, dijo el experto en temas económicos y financieros Armando Álvarez Arnal.

Para ello, Álvarez indicó que el Gobierno debe implementar incentivos para “facilitar el registro de los negocios del sector informal porque los trámites en el país para la formación de un negocio no son sencillos y por otro lado son costosos”.

El economista Gonzalo Chávez indicó que el registro de contribuyentes debe ampliarse porque el pago de impuestos debe aplicarse a todos los sectores.

“Es importante que el Ejecutivo aplique incentivos para la formalización de los negocios del sector informal y debe seguir efectuándose controles para el pago de impuestos”.

El 9 de noviembre, el presidente de la Confederación de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype), Marco Antonio Gonzáles, planteó que la administración tributaria haga una revisión exhaustiva de dicho registro para que éstos paguen tributos según su monto de capital.

Opiniones sobre el control del fisco

Celia Pérez:

Propietaria de un punto de llamadas

“El control del SIN está más rígido y es positivo. Nosotros emitimos facturas hasta de montos mínimos porque no quiero que clausuren mi negocio. En 2012 ya lo cerraron una vez por tres días y fue un perjuicio porque nosotros percibimos ingresos diarios”.Fuente que prefirió no identificarse:

Dueña de un negocio de juguetes

“Nosotros entregamos facturas de todas las ventas que se hacen, incluso nuestro sistema está configurado así. Nosotros facturamos hasta montos mínimos de Bs 1. Esto nos ayuda también a realizar controles de las ventas y trabajamos sin problemas”.

Amalia Téllez

Vendedora de una tienda de ropa

“Ahora se han aprobado nuevas disposiciones que nos obligan a dar factura de todas las transacciones que se, hacen para evitar que clausuren el local.

Sin embargo, hay personas que piden los productos sin factura, pero no podemos incurrir en eso”.

Patricia Mariaca

Propietaria de un negocio de ropa

“Una vez que hacemos la venta de algún producto, de modo automático se entrega la factura; eso nos da tranquilidad para trabajar. Ahora hay un mayor control del fisco y los operativos los realizan en días en los que hay mayor venta para sancionar a los evasores”.

Fuente que prefirió no identificarse

Vendedora de una tienda de fotocopias

“Desde 2012 han aumentado más el control de Impuestos. Por eso, emitimos facturas incluso de ventas menores porque si no lo hacemos, nos clausuran.

Tenemos un cuaderno diario de ventas menores, pero hay comercios grandes que no lo hacen y deberían controlarlos”.

Alicia Villarroel

Dueña de un local de zapatos

“El control del fisco se ha endurecido y es positivo para nosotros porque facturamos todo lo que vendemos. Sin embargo, es un perjuicio que algunos clientes pidan rebajas a cambio de no emitir facturas porque la clausura de un negocio significa pérdidas”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia