Economía

Esposa del piloto de LaMia: ‘Mi marido no es ningún monstruo’

Daniela Pinto salió en defensa de quien en vida fue su esposo, el piloto de la aeronave siniestra de LaMia. Aseguró que Miguel Quiroga “no es un asesino” y pidió que no sigan “opinando con tanta saña” en redes sociales porque lastiman a una familia

El piloto del avión siniestrado de LaMia Miguel Quiroga

El piloto del avión siniestrado de LaMia Miguel Quiroga Facebook

La Razón Digital / Carlos Corz / La Paz

23:59 / 06 de diciembre de 2016

“Que la gente entienda que mi marido no es ningún monstruo”. Así respondió Daniela Pinto a las críticas en redes sociales contra quien fuera su esposo Miguel Quiroga, piloto de la aeronave de LaMia que la noche del lunes 28 de noviembre se estrelló en Medellín, Colombia, dejando como saldo 71 muertos y seis supervivientes.

Pinto concedió una entrevista la noche de esta martes a la red Uno y en varios momentos no pudo contener la emoción y rompió en llanto cuando hablaba de su esposo, quien figura como parte de las víctimas mortales del vuelo que partió de Santa Cruz hacia Colombia con jugadores del equipo brasileño Chapecoense, equipo técnico y periodistas.

“Dejen de atacar a mi esposo, que dejen de hablar de cosas que ni ellos mismos saben porque esas personas no se dan cuenta que mi marido dejó hijos, quienes acceden a las redes sociales. Tanta barbaridad que dicen, que su padre es un asesino, que su padre es un monstruo. Y mi marido no era nada de eso, mi marido era un hombre bueno, un hombre noble, mi marido era capaz de sacarse la camisa por darle a alguien si necesitaba”, sostuvo.

Añadió: “En Cobija todas las personas de una u otra forma nos hicieron llegar sus pésames. Gente que alguna vez se cruzó con él se sintió muy triste porque sabía la calidad de persona que era mi esposo. Era un hombre humilde que saludaba a todos en la calle”.

Pinto, quien tiene tres hijos, uno de seis meses, es hija del exsenador Roger Pinto, quien se encuentra con asilo en Brasil tras haber huido con ayuda de un diplomático de la embajada de Brasilia en La Paz, donde permaneció por más de un año a la espera de un salvoconducto que la administración de Evo Morales no le concedió.

“Entiendan que mi marido dejó un hijo adolescente que tiene acceso a redes sociales, y hay tanta barbaridad que está poniendo gente que no sabe qué es un avión, que no entiende qué pasó. Se pone a opinar con tanta saña contra mi esposo sin darse cuenta que también atacan a una familia que esta dolida, un hijo que perdió a su padre, una niña que me mira y me dice: mami me quedé sin papá; esa gente no entiende el dolor que ya estamos sufriendo y encima quiere enlodar el nombre de mi esposo”, insistió en medio de llanto.

Celia C., funcionaria de AASANA, elaboró un informe en el que identificó irregularidades en el vuelo como que el combustible era justo para la autonomía del aparato. Es procesada por delitos como incumplimientos de deberes por no haber reportado esa situación a sus superiores, aunque huyó a Brasil donde requirió refugio.

“Siempre fue una persona que quiso superarse…y me decía: amor, yo no puedo estar mucho tempo en tierra, no puedo quedarme quieto aquí, yo me desespero si no vuelo. Y a veces peleábamos porque yo quería a mi marido en mi casa”, relató Pinto en una primera entrevista tras los hechos del 28 de noviembre.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia