Economía

Fancesa rompe oligopolio de la venta de cemento en Bolivia

La ampliación en su producción de cemento permitirá vender este material a todos los mercados del país, en cumplimiento a la Resolución 115/2012 de la Aemp.

Chuquisaca. Vista panorámica de la planta de Fancesa, que está instalada en las afueras de Sucre.

Chuquisaca. Vista panorámica de la planta de Fancesa, que está instalada en las afueras de Sucre. AFKA.

La Razón / Jimena Paredes / La Paz

02:08 / 26 de marzo de 2013

Fancesa rompe el oligopolio en la venta de cemento en Bolivia con el anuncio de que comercializará este material de construcción en los nueve departamentos, porque con la puesta en marcha de su nueva línea de producción, este año, aumentará su capacidad de fabricación en 32%.

El gerente general de la Fábrica Nacional de Cemento SA (Fancesa), Mirko Gardilcic, informó ayer a La Razón que la ampliación en su producción de cemento permitirá vender este material a todos los mercados del país, en cumplimiento a la Resolución 115/2012 de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Empresas (Aemp), norma que tiene el objetivo de defender al consumidor para que éste tenga mayor oferta y variedad de cemento en cualquier lugar del país.

“A todos nos obligan a vender a todos los mercados, ya no existen monopolios naturales y es posible que Soboce, Itacamba y Coboce traten (también) de ingresar a la ciudad de Sucre con cemento de otras marcas. Lo que estamos haciendo es cumplir con lo que establece la Aemp (…) que es la que nos ha multado a las cuatro cementeras, sin justificación, y estamos en proceso de revocatoria”, explicó.

Un oligopolio es un mercado dominado por un pequeño número de vendedores o prestadores de servicio. Debido a que hay pocos participantes en este tipo de mercado, cada oligopólico está al tanto de las acciones de los otros. Las decisiones de una empresa afectan o causan influencias en las decisiones de las otras. Por medio de su posición ejercen un poder de mercado provocando que los precios sean más altos y la producción sea inferior.

El 5 de diciembre de 2012, este diario informó que la Aemp denunció que Soboce, Fancesa, Coboce e Itacamba conformaron un “cártel” para coordinar la subida de precios del cemento y que para ello cruzaron información a fin de beneficiarse. La acusación la hizo conocer en la Resolución Administrativa de esa entidad 115/2012, emitida el 23 de noviembre, en la que informa del actuar de las cuatro cementeras.

La resolución indicaba que la conformación de un “cártel” entre éstas se genera cuando se “incluye acuerdos entre competidores para fijar precios, restringir la cantidad ofertada (de un producto), presentar ofertas colusorias o distribuirse un mercado”, lo que afecta a los consumidores.

Por tales acusaciones se sancionó a las cuatro empresas con una multa, calculada sobre sus ingresos por ventas, en proporción a su participación en el mercado nacional y por las conductas “anticompetitivas atribuidas”.

La sanción impuesta por la entidad reguladora a las cuatro cementeras alcanzaba a 40,46 millones de UFV (Unidad de Fomento a la Vivienda), que equivalen a Bs 72,54 millones, calculados el 23 de noviembre.

Gardilcic informó que de abril de 2013 a marzo de 2014 Fancesa ampliará su producción de cemento de 750 mil toneladas (t) a 992 mil (t) con el funcionamiento de su nueva línea de fabricación que contempla tres fases: sección de trituración, molino de piedra caliza y el horno de calcinación que permite obtener el klinker (la materia prima necesaria para la fabricación de cemento). “Las gestiones se inician en abril y tardarán un año, tenemos previsto un volumen de producción de 992 mil toneladas año, que representan un incremento del 32%”, anunció .

Para vender su producto, Fancesa implementará un “sistema mixto de comercialización”, que responde a una nueva política de la empresa aprobada la semana pasada, y consiste en la expansión de sus puntos de comercio a 70, entre propios y privados. Para aplicar este nuevo plan, lanzaron una licitación para que “privados” se puedan adjudicar la venta de su cemento.

Sanción fue cancelada por Fancesa

Multa

Un comunicado de prensa publicado en el sitio web de la Aemp, del 21 de diciembre de 2012, informó que Fancesa depositó 7,14 millones de UFV “en cumplimiento a la sanción establecida”, “dentro del procedimiento administrativo sancionador...”.

Demanda de cemento será abastecida

Con la puesta en marcha de la nueva línea de producción de Fancesa y el funcionamiento del tercer horno en la fábrica de cemento Viacha de Soboce, el Gobierno indicó ayer que la venta de este producto está garantizada este año para todo el país. “Con esos dos incrementos estamos totalmente seguros y abastecidos este año”, aseguró a La Razón el viceministro de Producción Industrial a Mediana y Gran Escala, Camilo Morales.

Sin embargo, a pesar de este abastecimiento, indicó que el Gobierno continuará importando cemento Yura del Perú para algunos proyectos como el Campo Ferial en La Paz, programas de vivienda, caminos y otros que lo requieran.

“Vamos a continuar haciéndolo, el fideicomiso dura hasta septiembre de este año y se va a seguir utilizando esos recursos comprando cemento y vendiendo cemento, pero es una pequeña proporción en el mercado”, dijo. A la fecha son casi 100 mil sacos de cemento que se compraron, aseguró Morales, y hasta septiembre se adquirirán 30 mil bolsas para los proyectos y la demanda que surja en estos meses.

Respecto al aumento de la producción de cemento, el gerente corporativo de Operaciones y Comercialización de la Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce), René Sánchez, informó ayer a  La Razón que este año su producción aumentará en 100 mil toneladas en promedio, con su nuevo horno en Viacha.  “Aumentaremos la producción de 1.400.000 toneladas a 1.550.000 toneladas”, anunció.

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia