Economía

García denuncia una nueva forma de comercio ilegal

El Gobierno denunció ayer que las gasolineras realizan el contrabando de hidrocarburos hasta la frontera con Perú, a través de cisternas privadas. Los carburantes son descargados en turriles y bidones que son llevados al lado peruano.

La Razón / Willy Chipana / La Paz

03:31 / 09 de marzo de 2012

El vicepresidente Álvaro García Linera dijo ayer, durante una entrevista en la red privada de televisión Cadena A, que los dueños de las gasolineras hacen uso de cisternas artesanales que no están registradas en Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB). Las cisternas son fabricadas en El Alto, aseguró.

A modo de ejemplo, el Mandatario explicó que un propietario de una gasolinera que recibe 10 mil litros, sólo vende 2.000 y el resto lo desvía al contrabando.

“Resulta que ese señor, en la noche, a las 3 o 4 de la mañana, espera a otra cisterna no registrada —las cisternas son privadas y no son de YPFB— y vuelve a extraer la gasolina, la carga a la cisterna y la lleva a la frontera. En la frontera la descargan en barriles y usted va a ver a la gente cruzando en barcazas, con pequeños bidones donde no hay control de la Armada”, afirmó.

Al respecto, el presidente de la Asociación de Surtidores (Asosur) de La Paz, Óscar Muñoz,  aclaró que no existe la posibilidad de que los dueños de las gasolineras realicen el contrabando de carburantes porque existen varios controles que se realizan por parte de YPFB, el Servicio de Impuestos Nacionales y la Agencia Nacional de Hidrocarburos. Dijo que si el Vicepresidente indica que existen propietarios que realizan el transporte ilegal de carburantes hasta la frontera con el Perú debe identificarlos y denunciarlos para que sean sancionados conforme las normas vigentes.

García Linera también señaló que se da el caso de que hay camiones que transportan alimentos para la exportación, pero por debajo existe “un doble tanque gigante donde está la gasolina o el diésel” de contrabando.

El 11 de febrero, La Razón informó que los contrabandistas ahora prefieren recorrer caminos de herradura para transportar los carburantes que van con destino al Perú. Las rutas utilizadas son las serranías de Guaqui y el Hito 22, que está ubicado cerca de la población de Kasani.

Ese mismo día, el Comando Conjunto Andino entregó a YPFB 16 mil litros de diésel decomisado en el mes de enero.     

Esperan bajar la subvención

El Gobierno expresó su esperanza de que la perforación del primer pozo en el área de Lliquimuni, en el Subandino Norte de La Paz, sea exitosa porque con su producción se lograría reducir la subvención estatal a los carburantes.

Así lo explicó ayer el vicepresidente Álvaro García Linera, quien aseguró que este año y el próximo no se modificarán los precios de los carburantes.

“Si tenemos petróleo, la subvención ya no será tanto porque no compraríamos el petróleo a $us 100, (sino) adquiriríamos el petróleo a $us 40”, señaló García Linera.

El bloque Lliquimuni es operado por Petroandina, sociedad formada por las firmas estatales YPFB y PDVSA.

El 22 de enero, el presidente Evo Morales señaló que la subvención a los carburantes en 2011 alcanzó a $us 700 millones. El Presupuesto General del Estado (PGE) 2012 destina $us 755 millones para congelar los precios de los hidrocarburos este año.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia