Economía

García pide mayor inversión productiva en el altiplano

24 mil ganaderos de camélidos en 60 municipios de Oruro, La Paz y Potosí recibieron ayer el certificado internacional de zona libre de fiebre aftosa sin vacunación, y el vicepresidente Álvaro García Linera pidió a los alcaldes invertir en proyectos productivos.

Entrega. Zenón Pizarro recibe la certificación de la OIE junto al vicepresidente Álvaro García y Luis Barco, de la OIE.

Entrega. Zenón Pizarro recibe la certificación de la OIE junto al vicepresidente Álvaro García y Luis Barco, de la OIE.

La Razón / Juan Mejía / Oruro

01:05 / 08 de junio de 2012

Con el certificado otorgado por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) con apoyo del Fondo de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO, por su sigla en inglés), los ganaderos podrán comerciar sin restricciones la carne de llama y productos derivados en mercados nacionales e internacionales.

García Linera recomendó a las gobernaciones y alcaldías orientar el trabajo de los municipios y comunidades hacia proyectos productivos, especialmente de riego, y apoyar con más inversión a pequeños productores y agricultores con el fin de reforzar sus capacidades productivas.

“Mi recomendación a las alcaldías: inviertan en producción, la mayoría de las alcaldías gasta en cemento no más, colocan cemento, una canchita, hasta dos. Ya basta. Tienen que pensar en temas productivos, en lo que piensa el presidente Evo”, dijo el Vicepresidente durante el evento realizado en la Gobernación de Oruro.

“Si trabajáramos gobierno nacional, gobierno departamental y el municipal, fundamentalmente en temas productivos, de aquí a 1, 2 o 3 años, va a estar garantizada una zona libre de fiebre aftosa a nivel nacional; vamos a tener comunidades y familias en nuestro altiplano, valle, oriente y en la amazonía, que va a elevar  2, 3, 4 veces sus ingresos económicos”, enfatizó la autoridad.

“Invertir en alimentos, invertir en carne, es soberanía alimentaria para los bolivianos; es mejor ingreso para la compañera y el compañero, porque va a poder también exportar ese producto”, afirmó García.

Inversión. La ministra de Desarrollo Rural y Tierras, Nemecia Achacollo, anunció la firma de un convenio para apoyar al Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) con un millón de bolivianos. Esta inversión servirá para obtener en los próximos seis meses la declaratoria de zona libre de fiebre aftosa a nivel nacional.

Agregó que entre Beni y Santa Cruz se tiene el 80% de ganado vacuno, el resto corresponde al ganado camélido de llamas, alpacas y ovejas en la zona del altiplano. Dijo que ambos merecen mayor apoyo del Gobierno e informó que ya se ha invertido más de 600 millones de bolivianos en los temas de sanidad animal y capacitación del personal.

Achacollo precisó que la mayor población de ganado en el oriente está en San Borja (Beni) con 280 mil cabezas y en el altiplano está en Turco (Oruro) que tiene más de 100 mil llamas. Por esta razón, dijo que decidieron construir un frigorífico que tendrá un costo de 20 millones de bolivianos. “Así se va a poder exportar la carne de llama, ésa es la segunda etapa que los gobernadores de La Paz, Potosí y Oruro deben impulsar”, señaló la ministra.

La coordinadora regional de la FAO, Daymira Barrero León, subrayó que en el continente de América se aplica un plan de eliminación de la fiebre aftosa hasta 2020. “Esta certificación al altiplano de Bolivia contribuye con el 12% al territorio sudamericano, que era hasta 2011 el 21,4%, con lo que hoy llega al 33% de territorio libre de esta enfermedad”.

El representante de la OIE, Luis Barco, aclaró que el proceso de la certificación empieza en comisiones científicas con los mejores expertos mundiales y luego pasa al comentario en 178 países;  luego fue adoptado por unanimidad porque no hubo observación.

El representante de la FAO en Bolivia, Merilio Morelli, consideró que los 24 mil ganaderos de camélidos que habitan en el altiplano de Bolivia, con este certificado de sanidad, tienen la posibilidad de mejorar su calidad de vida y las condiciones para garantizar su seguridad alimentaria, además de  ampliar sus oportunidades comerciales con la exportación a los mercados internacionales.

La responsable del Programa de Desarrollo Económico de la Agencia Española y Cooperación Internacional para el Desarrollo, Mercedes Alonso, dijo que apoyan con un financiamiento regional de 5,2 millones de dólares. “Es parte del convenio marco que tiene la cooperación española con la FAO dentro de la iniciativa de lucha contra el hambre”, indicó.

Barrero León advirtió que no se debe bajar la guardia y apoyar al Senasag a fin de dar cumplimiento a la normatividad vigente en control y movimiento de animales a otras zonas del país y mantener vigilancia epidemiología en el ganado de estas zonas.

Mantener la certificación

Control

La FAO hizo entrega oficial del Catastro Ganadero del Altiplano y Valles y de un puesto móvil de control que será utilizado por el Senasag para garantizar la conservación del estatus obtenido.

Vigilancia

Para la FAO es fundamental mantener la vigilancia epidemiológica con un enfoque basado en cuidar el riesgo del hato ganadero de la región.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia