Economía

Misión brasileña llega al país por el contrato de gas en medio de una tensa relación bilateral

El gobierno boliviano condenó la destitución de Dilma Rousseff y dispuso llamar en consulta a su embajador José Kinn Franco. El canciller brasileño dijo que eso es darse un tiro en el pie y sugirió que Bolivia aprenda de la dem ocracia de su país.

La planta de procesamiento de gas Itaú, ubicada en el municipio de Yacuiba, en Tarija.

La planta de procesamiento de gas Itaú, ubicada en Yacuiba, Tarija, que envía gas a Brasil. Foto: Archivo

La Razón Digital / Rubén Ariñez / La Paz

14:05 / 05 de septiembre de 2016

Una misión brasileña se dispone a llegar al país para negociar la posible ampliación del contrato de venta de gas boliviano en un momento en que La Paz y Brasilia sostienen una tensa relación bilateral generada por el denominado 'impeachment' que cesó en la Presidencia a Dilma Rousseff.

Este domingo, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, indicó que las diligencias para revisar las relaciones comerciales vinculadas con el gas tienen " avances importantes en la renovación del contrato”.

La cita está prevista para mediados de septiembre y negociará la ampliación de contrato de compra - venta de gas natural con la estatal Petrobras de Brasil por dos años más, después de 2019, para compensar los volúmenes máximos no tomados por el país vecino durante la vigencia del acuerdo Gas Supply Agreement (GSA) rubricado en 1996.

La administración de Evo Morales vertió duras críticas contra el proceso de destitución de Rousseff y dispuso llamar en consulta al embajador boliviano, José Kinn Franco, como señal de rechazo. Igual postura adoptaron sus colegas de Venezuela, Nicolas Maduro, y Ecuador, Rafael Correa.

Condenamos el golpe parlamentario contra la democracia brasileña. Acompañamos a Dilma (Rousseff), Lula (da Silva) y su pueblo en esta hora difícil. Fuerza Dilma", escribió el presidente Evo Morales como parte de una serie de mensajes en Twitter.

La postura encontró réplica en Palacio de Planalto. El canciller de Brasil, José Serra, afirmó que Bolivia se asestó un tiro en el pie al adoptar esa postura. El fin de semana, en un contacto con el diario español El País, sostuvo que el país y Ecuador “ podrían aprender a hacer democracia” con el procedimiento legislativo que dejó fuera de la silla presidencial a Rousseff, acusada de haber manipulado las cuentas públicas para ser reelegida en 2014.

Su vicepresidente, el conservador de centroderecha Michel Temer, asumió la presidencia en medio de críticas de sectores de izquierda.

Lea tambien: Bolivia negociará nuevo acuerdo con Brasil para 'conciliar' volúmenes de gas por dos años

Para la senadora Patricia Gómez del opositor Partido Demócrata Cristiano (PDC) y presidenta de la Comisión de Política Internacional, la decisión de replegar al representante diplomático nacional debe alejarse de una postura política, para priorizar el fortalecimiento de las relaciones comerciales con el vecino país.

“La llegada de José Kim debería ser para sugerir cuáles van a ser los primeros acercamientos cuando esa delegación brasileña llegue a Bolivia a pedir explicaciones sobre la recontratación de la venta de gas”, opinó.

Sin embargo, la senadora del Movimiento Al Socialismo (MAS), Adriana Salvatierra, consideró que es prioritario un replanteamiento de las relaciones bilaterales entre ambos países, puesto que no solo se deben circunscribir al ámbito comercial. Además, afirmó que no solo Bolivia se beneficia con ese contrato pues la rentabilidad es mutua.

Lo que tenemos con Brasil es una relación simbiótica, Bolivia y Brasil son beneficiados por la venta compra de gas. Brasil no tiene en este momento otro vecino que produzca la cantidad necesaria (del energético)” sostuvo y añadió que “no hay que ser tan pragmáticos, es un tema también de principios”.

Las negociaciones también alcanzan a la venta de energía eléctrica. En abril, ambas naciones firmaron un acuerdo para emprender un estudio de factibilidad de las megarrepresas Río Madera y Cachuela Esperanza.

Brasil va a exigir clausulas más complicadas, esa debería ser la agenda y no dar a entender de que hay una mezcla entre lo político y las políticas de Estado, esas cosas no se mezclan”, avizoró Gómez.

En contrapartida, el oficialismo demandó prestar particular atención a los “ golpes de estado institucionales”. “Las relaciones no pueden estar basadas en una relación mercenaria de recursos, son basadas en la solidaridad, en el intercambio comercial justo y en el respeto a las democracia que existen y efectivamente no es democrático el impeachment”, aseguró Salvatierra.

Brasil es socio comercial muy importante del país. Junto a Argentina constituyen el principal mercado para las exportaciones de gas. También es un actor importante en el proyecto boliviano del tren bioceánico cuyo tramo incluye a ese país y Perú. (05/09/2016)

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia