Economía

Gobierno trabaja en una ley para que los cocaleros también tributen

Pacto. Los productores de Cochabamba acordaron el pago de impuestos en 2014

Producción. Comercializadoras y productoras muestran la hoja de coca. Foto: La Razón

Producción. Comercializadoras y productoras muestran la hoja de coca. Foto: La Razón

La Razón (Edición Impresa) / Yuri Flores

04:21 / 15 de junio de 2015

El Gobierno anunció ayer que se trabaja en la redacción de una norma para que los cocaleros tributen por la comercialización de la hoja de coca. “Ahí les tenemos una sorpresa”, sostuvo el ministro de Economía, Luis Arce, ante la consulta del porqué no tributa este sector.

“Hay una ley que se está trabajando para el tema de la comercialización de la hoja de coca y hay avances muy buenos y en realidad ahí vemos total y completa predisposición de los compañeros cocaleros de tributar”, expresó la autoridad gubernamental.

El ministro Arce afirmó que “en algún momento” los cocaleros del país tienen que tributar al igual que otros sectores del país. Resaltó que existen conversaciones con el sector sobre este tema y predisposición, a diferencia de otros “como los carniceros”. 

Rechazo. El dirigente sindical de Yolosa de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), sector Chicaloma de los Yungas de La Paz, Severo Chambi, aseveró que existe un rechazo mayoritario de los productores al detalle de la hoja de coca porque este sector ya tributa a la Dirección General de la Hoja de Coca e Industrialización (Digcoin) por la venta de su producto.

“Nosotros, al sacar al detalle (la coca), pagamos ya en los puestos de controles una tarifa, un costo, entonces al detallar todo eso ya está a Digcoin, ya están cancelando. Los productores al detalle sacamos el producto, tenemos un retén en (la tranca de) Unduavi, pagamos y toda esa situación ya entra al impuesto”, expuso Chambi a La Razón.

Actualmente, manifestó el dirigente, los comercializadores pagan Bs 40 por cada ocho bultos de coca, es decir, por cada 400 libras de coca, siendo una forma de pagar impuesto.

Recordó que existe un acuerdo entre el Gobierno y los cocaleros del trópico de Cochabamba para pagar impuestos por la producción y comercialización. Sin embargo, señaló que a los Yungas de La Paz no se comunicó sobre un acercamiento para una posible tributación como lo expresó el Ministro de Economía.

Mensualmente, los dirigentes de Adepcoca se reúnen en sus comunidades donde tratan diferentes temas relacionados a su sector como la elaboración de la Ley General de la Coca, la cual están socializando a todos sus afiliados, y donde no se estipula ni se menciona nada de la tributación por la actividad que realizan, refirió Severo Chambi.

Este medio intentó comunicarse con el presidente de Adepcoca, Ernesto Cordero, pero sus teléfonos móviles se encontraban apagados. Se tuvo contacto con el vicepresidente de este sector, Dionisio García, quien dijo que no tenía conocimiento de este tema.

No obstante, en septiembre del año pasado, Cordero dijo que “no estamos en contra del pago, se puede pagar uno o dos bolivianos por taque de coca, por lo que es una muestra que estamos dispuestos a pagar”.

Ese mismo mes, el Gobierno anunció que los productores y comercializadores de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba estaban de acuerdo para pagar un impuesto de Bs 5 por taque (50 libras) de coca. Esta decisión dio paso a la modificación de la Ley 1008.

Según el informe de monitoreo de cultivos de coca 2013 de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC), se establece que la cantidad de la hoja comercializada en los dos mercados autorizados del país, Villa Fátima (La Paz) y Sacaba (Cochabamba), llegó a 19.150 toneladas métricas. El 93% de la venta tuvo lugar en Villa Fátima, en tanto el restante 7% fue comercializado en Sacaba. Además, el informe de este organismo internacional divulgó que el 95% de coca de los Yungas pasa por mercados legales. En Cochabamba solo pasa el 5%, el resto va destinado al mercado ilícito.

Consumo de hoja de coca en el país

Según datos del Consejo Nacional de Lucha Contra el Tráfico Ilícito de Drogas (Conaltid), el consumo de hoja de coca según la actividad económica agrupa al 82% de la población habitual.

El sector agropecuario demanda el 31%, construcción 14%, comercio 12% —principalmente urbano (92%)—, minería 9%, industria 8% y transporte el 12%.

El consumo de hoja de coca entre sectores evidencia que los hogares demandan mayor cantidad en relación a los establecimientos económicos y comercio en fronteras, precisa el informe. 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia