Economía

Horno eléctrico de Karachipampa deja de operar tras siniestro debido a falla en diseño

El gerente del complejo de Karachipampa, Édgar Pinto, informó que al menos por 30 días dejará de operar el honor, aunque sin que ello implique la refinación de plomo.

Un obrero en la planta metalúrgica de Karachipampa, en Potosí.

Un obrero en la planta metalúrgica de Karachipampa, en Potosí. AFP.

La Razón Digital / Carlos Corz / La Paz

11:57 / 06 de octubre de 2014

El horno del complejo de Karachipampa, en Potosí, estará paralizado en sus operaciones por al menos 30 días tras el “siniestro” que sufrió la madrugada del viernes por una “imperfección” en su diseño, informó hoy el gerente de la empresa estatal, Édgar Pinto. Aclaró que ese hecho no frenará las tareas de refinación de plomo.

“El siniestro presentado en el horno eléctrico de Karachipampa se ha suscitado en la pared frontal, donde está ubicado el sifón de salida de plomo,  por lo que el diseño ha mostrado una imperfección. Se ha inclinado ese sifón evacuándose la escoraría que está en el interior a 1.300 grados centígrados, provocando daños materiales en la salida, puesto que el honro en su parte exterior está refrigerado por agua”, explicó en una entrevista con la estatal Patria Nueva.

En agosto empezó a operar el complejo metalúrgico Karachipampa, en el departamento de Potosí, a 30 años de su inauguración, con la finalidad de procesar y producir lingotes de plomo y plata. Tiene capacidad para fundir 51.000 toneladas métricas (TM) de concentrados de plomo y plata por año.

El fin de semana reportaron a través de las redes sociales sobre una explosión en el complejo que paralizó sus operaciones. Pinto explicó hoy que el contacto entre el material fundido a 1.300 grados centígrados y el agua provocó daños en el horno eléctrico que serán reparados en al menos 30 días, aunque no detalló el monto de  recursos para esos trabajos.

“Ahora estamos viendo junto al Ministerio de Minería y la Comibol (Corporación Minera de Bolivia) dar solución y reforzándonos económicamente en esa tarea que nos va a tomar entre 20 a 30 días”, detalló la autoridad, quien aseguró que no será paralizada la refinación de plomo y que el 10 de octubre entregarán al presidente Evo Morales el primer lingote de plomo.

“El horno de fundición eléctrico se va a parar entre 20 a 30 días, ya que hay que hacer un cambio en el sifón. Ya tenemos un diseño listo y nuestros técnicos han trabajo esta semana de tal forma que se va a hacer un cambio en el diseño y va a permitir que eso se mejore”, afirmó Pinto.

El horno Kivcet de la planta metalúrgica fue encendido por primera vez el 2 de enero de 2013. Unos días después, la fundidora dejó de operar por una falla en el turboexpansor de la planta de oxígeno, el cual fue enviado a reparar para iniciar de manera oficial el calentamiento del horno desde junio de ese año.

El control del horno, que opera a más de 1.350 grados centígrados, está a cargo de la compañía boliviana Ther Consult y la supervisión confiada a la firma china Henan Complant Mechanical y Electrical.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia