Economía

José Kinn: 'OAS pidió un tramo como compensación y Bolivia lo rechazó'

El Embajador de Bolivia en Brasil revela que la constructora brasileña se hizo cargo de una carretera entre Potosí y Tarija tras un acuerdo con la Queiroz Galvao, a lo que llamó posteriormente un “sacrificio”, por lo cual demandó al Gobierno boliviano una compensación: un tramo en la doble vía La Paz-Oruro, solicitud que fue desestimada.

José Kinn, embajador de Bolivia en Brasil

José Kinn, embajador de Bolivia en Brasil Foto: Luis Gandarillas-archivo

La Razón (Edición Impresa) / Yuri Flores / La Paz

11:19 / 18 de septiembre de 2019

José Kinn fue protagonista de la llegada de la brasileña OAS al país, hace una década. El diario Folha de Sao Paulo publicó el lunes que Léo Pinheiro, expresidente de la constructora —encarcelado por el caso Lava Jato, un entramado de corrupción de compañías de Brasil en varios países—, acusó al exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva de haber presionado a OAS para que se haga cargo de una carretera “deficitaria” en Bolivia, entre Potosí y Tarija, tras la salida de la firma Queiroz Galvao en 2007. Todo ello bajo un supuesto compromiso de compensación con otra obra, avalada por el gobierno de Evo Morales.

Ayer, ya hubo voces opositoras pidiendo una investigación, como la del senador Yerko Núñez, mientras que el ministro de Comunicación, Manuel Canelas, salió al paso y exigió pruebas sobre este hecho, restándole credibilidad, al aclarar que hay que tomar esta supuesta declaración como parte de un proceso de “delaciones premiadas” en el Lava Jato. Al respecto, Kinn, ahora embajador de Bolivia en Brasil, aceptó hablar en exclusiva con La Razón sobre lo que pasó con OAS en esa época, y la obra en cuestión.

— Folha publicó una declaración atribuida a Pinheiro...

— Primero, la declaración es algo no oficializado, por ello dije a Folha que no la conocemos oficialmente. Segundo, si se confirma, son declaraciones en el marco de un acuerdo judicial de delación sobre algo que nunca existió: que el presidente Morales haya actuado, a pedido de Lula, para entregar una obra sin licitación. Ahora, lo que dice Folha, o la supuesta declaración de Pinheiro, es que Lula le dijo a OAS que Morales iba a compensarla con otro proyecto. Ello no implica alguna cosa seria contra nosotros.

— ¿Piensan hacer alguna gestión para acceder a un informe sobre esta publicación?

— No tenemos por qué hacer alguna gestión o trámite porque solo se menciona lo que Pinheiro supuestamente conversó con el presidente Lula, no dice en ningún momento que se conversó con el Gobierno boliviano o que hubo un compromiso de éste. Estaríamos involucrados tangencialmente y, por lo tanto, no corresponde acción alguna.

— Pero, ¿cómo hay que asumir esta declaración de Pinheiro?

— En el marco de su supuesta declaración, Pinheiro tampoco llega a hacer una acusación, más parece un comentario. Éste es un tema interno de Brasil, en tanto no se diga que hubo el pago de una comisión o coima al Gobierno boliviano, a una autoridad, o que se habló con el Presidente, con un ministro, con la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) y que hubo un compromiso. En tanto no se diga eso, no nos toca, no nos atañe.

— La declaración habla de una presión de Lula para que OAS asuma el proyecto carretero entre Potosí y Tarija, ¿cómo se dio el traspaso de Queiroz Galvao?

— La nota de Folha dice que Lula le habría solicitado a OAS que asuma la obra que dejaba Queiroz Galvao. En realidad, nosotros estábamos resolviendo el contrato, ejecutando las boletas bancarias. La Queiroz Galvao no entregó bien esa obra, se atrasó, tenía 92 kilómetros rajados de losa de hormigón, pero no quería arreglarlos y, aparte, exigía que hagamos un pago adicional. Eso era impensable. Y de pronto apareció junto a OAS, solicitando que se subrogue el contrato en favor de OAS, firma que se iba a hacer cargo de la obra y repararla. Lo aprobamos y OAS nos dijo que se subrogaba el contrato a pérdida, como un sacrificio.

Eso sí, por ello pidió un favor, que se le entregue un tramo en la doble vía La Paz-Oruro, para compensar sus gastos, sus pérdidas. Pero le dijimos que no podemos asumir ello porque la responsabilidad era de Queiroz Galvao. “No sabemos qué arreglo habrán hecho”, respondimos, ya que para el Gobierno la obra estaba pagada con el presupuesto del contrato. “Si asumen el riesgo, el problema es suyo”, añadimos.

— ¿El Presidente sabía de ello? 

— No sabemos el acuerdo que tenían entre las dos constructoras, pero el asunto es que OAS pidió ese tramo y se le notificó del rechazo en una reunión con participación del Presidente, el Vicepresidente, ministros, la presidenta de la ABC, también mi persona. Y les dijimos a sus representantes que se podían presentar a las licitaciones que quieran, y si las ganaban, se las adjudicarían. Eso sí, les aclaramos que no les daríamos ninguna obra sin licitación y menos por compensación, porque no tenemos nada que compensar. O sea, no hubo ningún compromiso y fuimos muy claros en ello.

— ¿Y qué otros proyectos se adjudicó OAS?

— Después se presentaron a una licitación y ganaron el tramo 1 de la vía Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, la del Territorio Indígena Parque Indígena Isiboro Sécure (TIPNIS), pero al final también se les resolvió el contrato porque lo incumplieron, y se les cobró las boletas de garantía. Aparte, también se adjudicaron un tramo de la vía Potosí-Uyuni, el cual estoy seguro que lo terminaron. En realidad, la única empresa brasileña que se contrató durante el gobierno del presidente Morales fue OAS, en procesos transparentes. Y el tercer proyecto en su haber fue la carretera Potosí-Tarija, tras la subrogación del contrato, por lo cual tuvieron que terminarla. Hasta donde recuerdo acabaron esa obra, es que entonces ya había dejado el Viceministerio de Transportes. Ese dato puede ser proveído con exactitud por la ABC.

— El canciller Diego Pary dijo ayer a este medio que pidió información sobre el tema. ¿Se ha contactado con usted?

— Todavía no me llegó ninguna solicitud de información. Si me envían instrucciones, vamos a actuar conforme a ello. Pero como decía, no vale la pena que levantemos polvo sobre algo que en realidad no nos atañe, no hay una acusación contra nosotros en la publicación de Folha o la supuesta declaración de Pinheiro.

Perfil

Nombre: José Kinn

Cargo: Embajador de Bolivia  en Brasil

Exministro de Obras

El actual Embajador de Bolivia en Brasil fue designado en junio de 2016. Antes fue Ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda; Viceministro de Transportes y, luego, presidente del Directorio de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC).

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia