Economía

Karachipampa empieza a fundir 30 años después de su conclusión

Hito. La planta metalúrgica estatal producirá lingotes de plomo y plata.

Industria. Un técnico observa el plomo fundido en el horno Kivcet de la planta. Foto: Ministerio de Mineria

Industria. Un técnico observa el plomo fundido en el horno Kivcet de la planta. Foto: Ministerio de Mineria

La Razón (Edición Impresa) / Wálter Vásquez / La Paz

00:00 / 03 de agosto de 2014

El complejo metalúrgico Karachipampa comenzó a fundir complejos de minerales ayer, 30 años después de su inauguración, un “paso histórico” que le permitirá al sector estatal producir lingotes de plomo y plata.   

“Con Karachipampa estamos dando un paso histórico en el proceso de la industrialización minera en el país”, dijo el ministro de Minería y Metalurgia, César Navarro, tras anunciar que este mes la planta producirá lingotes de plomo con una pureza de 99,88%. Los lingotes de plata se fabricarán desde septiembre, según información oficial.

La fundidora, operada por la Empresa Metalúrgica Karachipampa (EMK), puede procesar  51.000 toneladas métricas (TM) de concentrados de plomo y plata por año; de esa cantidad, 40.000 TM (78%) serán provistas por San Cristóbal, mientras las restantes 11.000 TM (22%) provendrán de las cooperativas mineras o de las empresas Porco y Bolívar, que trabajan a riesgo compartido con la Comibol.

Este año se prevé la conclusión de la Planta de Lavado de Gases y en dos años más la instalación de la Planta de Ácido Sulfúrico y la Planta Refinadora de Zinc, informó el ministerio.

Karachipampa está ubicada a tres kilómetros de la ciudad de Potosí. El montaje del complejo metalúrgico comenzó en 1982 y concluyó en 1984 con una inversión de $us 150 millones. Desde entonces, permaneció inactiva.

En 2005, la empresa canadiense Atlas Precious Metals suscribió con Comibol un contrato de riesgo compartido para restablecer las operaciones de la planta, pero la devolvió el 21 de enero de 2011 tras acordar el pago de una compensación de $us 750.000 al existir diferencias.

Ese año, el Gobierno decidió asumir la rehabilitación y puesta en marcha del complejo. Los trabajos requirieron de una inversión de $us 11,5 millones y terminaron a finales de 2012.

Demoras. El horno Kivcet de la planta metalúrgica fue encendido por primera vez el 2 de enero de 2013 y de ese acto participó el presidente Evo Morales. Unos días después, la fundidora dejó de operar por una falla en el turboexpansor de la planta de oxígeno, el cual fue enviado a reparar para iniciar de manera oficial el calentamiento del horno desde junio de ese año. La planta comenzó a operar ayer, 30 años después de estar paralizada.

El control del horno, que opera a más de 1.350 grados centígrados, está a cargo de la compañía boliviana Ther Consult y la supervisión confiada a la firma china Henan Complant Mechanical y Electrical.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia