Economía

Mercado europeo compra 80% de la producción de amaranto

Alimento. Chuquisaca es el primer departamento productor con el 70% del total

tomina. Una productora de este municipio, en el departamento de Chuquisaca, inspecciona el cultivo del grano.  Foto: ICCO BID

tomina. Una productora de este municipio, en el departamento de Chuquisaca, inspecciona el cultivo del grano. Foto: ICCO BID

La Razón (Edición Impresa) / Yuvert Donoso / Sucre

00:00 / 25 de octubre de 2015

El 80% de la producción nacional de amaranto es exportado al mercado europeo vía puertos chilenos y solo un 20% es consumido en el país y  transformado en productos alimenticios, siendo Chuquisaca el primer departamento productor en este rubro.

Chuquisaca actualmente produce 506 toneladas (t), que representa el 70% del total de la producción nacional, siendo los municipios de Mojocoya y Tomina los principales productores. Luego se ubica La Paz, seguido por Cochabamba, Tarija y, finalmente, Santa Cruz. En el caso de Chuquisaca, las condiciones agroecológicas posibilitaron tener una superficie cultivable de 758 hectáreas (h), que es el 75% del total nacional.

Según el coordinador del proyecto Amaranto, cofinanciado entre ICCO Cooperación Sudamericana y el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin), Martín Morales, el amaranto se va a países como Australia, Reino Unido, Alemania, Suecia, Suiza y Canadá.

Sin embargo, Morales explicó que, de acuerdo con información preliminar, en 2015, los países europeos han disminuido la preferencia de importar amaranto proveniente de la región latinoamericana debido a la sobreoferta que existe de la India.

De acuerdo con los datos a los que accedió La Razón, el principal departamento encargado de la exportación es La Paz, que absorbe el 44% de la producción total a escala nacional. La vía de exportación es generalmente por puertos chilenos.

Ocho municipios del norte y centro de Chuquisaca son los que concentran la producción de este alimento y son: Alcalá, Azurduy, El Villar, Mojocoya, Sopachuy, Tarvita y Tomina. Gracias al apoyo técnico y económico de Fomin e ICCO (Organización Inter-Eclesiástica de Cooperación para el Desarrollo, Holanda) se logró mejorar la rentabilidad económica de 1.100 productores con la creación de 30 micro y pequeñas empresas.

NUTRITIVO. Morales explicó que ese alimento producido en Chuquisaca posee un alto valor nutritivo y, además, se constituye en una alternativa importante para que las familias rurales que diversificaron su sistema de producción agrícola, mejoren sus ingresos económicos y contribuyan a su seguridad alimentaria.

Aunque esta gestión el mercado les está jugando una mala pasada. En la campaña agrícola 2013-2014, la producción de amaranto llegó a alcanzar el precio histórico de Bs 1.200 por quintal, pero ese precio, según Morales, lastimosamente bajó hasta Bs 450 este año. “Sin ninguna duda, ese hecho desmotiva a los productores en incrementar la producción porque están temerosos por la bajada de los precios”, manifestó.

En criterio de Morales, el factor de mercado sigue siendo determinante en la decisión del productor de producir más o no. La demanda local, nacional e internacional es de 1.828 toneladas de amaranto distribuidas entre producto convencional y orgánico. Dijo que se ha identificado una demanda interna equivalente a 729 toneladas de producto convencional y 1.098 toneladas de orgánico, cuyo destino de este último caso es en un 100% a la exportación.

Pero ahora el objetivo es llegar a consolidar un desarrollo sostenido en los ocho municipios de Chuquisaca Centro, generando alternativas que contribuyan a promover oportunidades económicas y sociales e incrementado los ingresos de los productores rurales de la región.

En ese contexto, Chuquisaca apuesta a mejorar las condiciones de producción y exportación del amaranto. Por ello, los días 29 y 30 de octubre, la ciudad de Sucre será sede de un simposio internacional del amaranto denominado el “Alimento del futuro” con la presencia de expertos de México, Argentina y Perú. En este evento se analizará los retos de Bolivia para el desarrollo de la cadena de valor de este alimento rico en nutrientes.

El género y origen del grano

Familia

El amaranto es una planta que pertenece a la familia de los Amaranthaceay al género Amarhantus. Su nombre científico es Amaranthus Spp. El amaranto es una planta de cultivo anual que puede alcanzar de 0,5 a 3 metros de altura; posee hojas anchas y abundantes de color brillante, espigas y flores púrpuras, naranjas, rojas y doradas, según una nota publicada en el portal www.boliviaentusmanos.com.

RegionesHistóricamente, el origen de la planta de amaranto se ha ubicado en Centro y Norteamérica (México y Guatemala) y Sudamérica (Perúy Ecuador).

Su consumo previene la desnutrición

El coordinador del proyecto Amaranto, cofinanciado entre ICCO Cooperación Sudamericana y el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin), Martín Morales, destacó que en los últimos años se rescató la importancia nutritiva de los granos andinos tales como la quinua, la cañahua y el amaranto, que en el mundo han sido reconocidos por su aporte a la seguridad y soberanía alimentaria.

En ese sentido, Morales informó que el amaranto es el único grano libre de gluten que incluye vitamina C entre sus propiedades y se ha convertido en un alimento ideal para luchar contra la desnutrición infantil y promover la seguridad alimentaria.

El amaranto es uno de los productos agrícolas con gran versatilidad en su preparación y consumo, por ello es considerado un alimento con un valor nutritivo excelente y gran potencial agrícola, alimentario, industrial y de exportación.

Según la página Rincón Natural, el amaranto, entre otras de sus propiedades nutritivas, tiene un alto valor de proteínas, ya que supera a la mayoría de los cereales incluida la quinua. Es una fuente de minerales y vitaminas naturales como: A, B, C, B1, B2, B3. Contiene ácido fólico, necesario en mujeres embarazadas, además es fuente de niacina, calcio, hierro y fósforo, y tiene aminoácidos como la lisina. Los efectos medicinales del amaranto también son variados y se le atribuye el control de la diarrea, prevención del cáncer de colon, previene y ayuda en el control de la osteoporosis, diabetes mellitus, obesidad, hipertensión arterial, estreñimiento y diverticulosis, insuficiencia renal crónica, insuficiencia hepática, encefalopatía hepática, enfermedad celíaca y se recomienda en la dieta para personas autistas.

También es recomendable para enfermos con problemas bucodentomaxilares, geriátricos, de desnutrición y oncológicos. Por su contenido energético, el amaranto además es beneficioso para pacientes con requerimientos calóricos elevados.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia