Economía

Militares toman el control del pueblo

Operativo policial-militar denominado Pichay se inició a las 11.00 de ayer

Challapata. Los efectivos militares se movilizaron ayer y tomaron el control del pueblo altiplánico.

Challapata. Los efectivos militares se movilizaron ayer y tomaron el control del pueblo altiplánico.

La Razón / Juan Mejía / Oruro

02:33 / 10 de octubre de 2012

Anoche, los militares tomaron plenamente el control de Challapata, Oruro. Desde las 22.15 ya se siente la calma en la población orureña luego del arribo de refuerzos militares desde Potosí. Los efectivos que ingresaron a la población en tres camiones realizaron disparos al aire. Los chuteros, con los rostros cubiertos con pasamontañas, respondieron lanzando cocteles molotov.

“A esta hora no hay soldados en las calles, pero los tanques del Tarapacá de La Paz y del Braun de Oruro patrullan. El alcalde de Challapata no se cansa de convocar a la pacificación”, informó el periodista Wiston Campos, en un contacto telefónico con este medio de comunicación.

A partir de las 11.00, efectivos militares iniciaron el operativo Pichay (barrido en quechua) con el objetivo de intervenir 15 recintos con vehículos chutos. La acción fue resistida por los propietarios, lo que derivó en la muerte de dos personas, tras el enfrentamiento con los militares.

El operativo siguió a la incautación de dos vehículos indocumentados en cercanías del municipio de Challapata, el fin de semana, tras lo cual unas 500 personas intentaron tomar el Regimiento Ranger donde se encontraban los motorizados. Ayer por la mañana, al menos 120 personas pidieron al alcalde David Frías León que medie en la recuperación de los dos carros. Antes de la intervención se informó del sobrevuelo de helicópteros y avionetas, luego llegaron cinco tanquetas y militares al cuartel que existe en esa población.

Un habitante de Challapata dijo que la población ha vivido durante 15 años del negocio de los autos chutos y, “gracias a eso, los hijos han estudiado”. “Nos quieren quitar nuestras fuentes de ingreso, nuestra comida”, justificó.

Aduana advirtió sobre tensión en la localidad

El 10 de julio, la titular de la Aduana, Marlene Ardaya, advirtió que una intervención en Challapata, donde se comercializan vehículos indocumentados, arrojaría un “elevado costo social”, incluso “una muerte”.

En el tema de las placas clonadas, dijo que debe actuar la Alcaldía de la zona, porque el control del  Registro Único para la Administración Tributaria Municipal (RUAT) corresponde a esa instancia. No obstante, indicó que la zona es peligrosa, al igual que otras como el Desaguadero.

Señaló que una alternativa para luchar contra la ilegalidad en estas áreas fronterizas es que la Agencia para el Desarrollo de las Macrorregiones y Zonas Fronterizas (Ademaf) proponga programas de desarrollo y genere fuentes de trabajo, tomando en cuenta que esta entidad es la articuladora en las fronteras.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia