Economía

OIT pide formalizar el empleo para un mayor crecimiento

Incentivos. Organismo sugiere que gobiernos adecuen los sistemas tributarios para las mype.

El empleo en América Latina. Infografía: La Razón

El empleo en América Latina. Infografía: La Razón

La Razón (Edición Impresa) / Elisa Medrano / La Paz

00:00 / 09 de noviembre de 2014

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) sugiere formalizar el empleo, que las micro y pequeñas empresas (mype) pasen a ser medianas y éstas a su vez grandes como una estrategia de desarrollo y crecimiento de los países de América Latina y el Caribe.

José Manuel Salazar, subdirector general de esa organización, explica que las tasas de informalidad en el continente americano, que en promedio están en 46,8%, impiden que las economías de los países de la región puedan crecer más, pues son sectores que no contribuyen a la calidad de la producción, tampoco a la productividad y menos a la exportación.

Esa explicación la hizo durante la 18ª Reunión Regional Americana de esa organización internacional, realizada en Lima (Perú) en octubre.Precisó que en la década pasada, a partir del año 2000, las economías latinoamericanas y del Caribe mostraron altos niveles de crecimiento, aunque —dice— esto se debió, en parte, al buen precio en el que se cotizaban los productos primarios.

En el documento “Las Américas ante los retos del siglo 21: empleo pleno, productivo y trabajo decente”, la OIT señala que el crecimiento moderado pero sostenido de la región en su conjunto ha estado basado sobre todo en exportaciones básicas, lo que si bien generó recursos para combatir la pobreza, “se ha mostrado insuficiente para reducir la desigualdad o para formalizar el empleo”.

La tasa de informalidad en el continente bajó del 47,7% en 2012 al 46,8% en 2013. Sin embargo, Guy Ryder, director general del organismo internacional, asegura que todavía es un índice alto, por lo que se deben seguir haciendo esfuerzos para su reducción.

Manifiesta que la formalización del trabajo es un tema de prioridad para la organización que dirige porque debido a las altas tasas de empleo informal, este continente sigue siendo el más desigual del planeta.

Uno de los desafíos para lograr disminuir la informalidad laboral en el continente, señala Elizabeth Tinoco, directora regional de la OIT para América Latina y el Caribe, es avanzar en la formalización de las mype, que son las principales generadoras de fuentes de trabajo en la región.

Considera que ése es un reto complejo porque el mundo de las micro y pequeñas empresas “es sumamente heterogéneo”, aunque reitera que es necesario encarar esa transformación porque el nivel de informalidad “es un obstáculo importante en el camino de nuestros países hacia el desarrollo económico y social”.

La estructura empresarial en las Américas, explica Salazar, está dominada por las mype. Para que pasen a ser medianas y éstas a su vez grandes, sugiere fortalecer las políticas de apoyo de los gobiernos a este sector.

“Los estudios demuestran que hay una correlación positiva entre productividad y tamaño de empresa, o sea entre más grande la empresa, mayor la productividad. El tener una estructura empresarial de mucha micro y pequeña empresa jala el promedio hacia abajo”, afirma Salazar.

Tinoco precisa que para cambiar esa base debe haber una adecuada normativa, incentivos a la formalización y se debe mejorar su capacidad para que cumplan las normas. Se debe también simplificar los trámites para que éstas puedan registrarse, adecuar los sistemas tributarios y dar incentivos relacionados con la seguridad social, entre otras disposiciones.

Un ejemplo de cómo se logra adecuar el sistema de impuestos, explica Salazar, es Colombia, donde la empresa que se formaliza paga menos tributos y, a medida que va creciendo, esa obligación va en aumento.

Demografía afectará al mercado de trabajo

Elisa Medrano

El mercado de trabajo se verá afectado, en el largo plazo, por las tendencias demográficas, advierte José Manuel Salazar, subdirector general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), quien además afirma que este tema debe ser tomado en cuenta por los diferentes países.

“Hay sociedades que están envejeciendo, que ya son bastante mayorcitas en términos de la estructura de la pirámide de la población; si ahora tienen 15% o 20% de personas mayores de 60 a 65 años, en 2030 van a tener del 20% al 25%, que es una cosa espectacular”, manifiesta.

En su criterio, ése es un cambio estructural lento, pero seguro y, además, muy perceptible. En ese análisis, dice Salazar, se sabe que Europa, Estados Unidos o China van a tener sociedades envejecidas en el largo plazo.

Explica que cuando ello ocurra, esas naciones serán una fuente de empleo para las juventudes de los diferentes países cuyas economías son emergentes.

Empleo. “Entonces se tienen proyecciones en todo lo que son las ocupaciones de salud, de cuidado a los mayores, eso va a ser una fuente de empleo. Se tiene que estudiar algo que tiene que ver con salud y el cuidado de mayores. Seguro que esos países tendrán que ampliar las inversiones y las capacidades porque es un shock lento pero seguro”, indica.

Además, según Salazar, en las economías emergentes habrá más doctorados y maestrías, grados académicos que antes estaban en las naciones desarrolladas, lo que, sin embargo, abaratará el trabajo especializado y con formación profesional.

“Ahí habrá trabajo relativamente barato, pero no de explotación. Se tendrán fuentes de empleo en compañías con departamentos de investigación y de desarrollo, con gente de altísimas capacidades y habilidades”, sostiene el representante de este organismo.

El Gobierno dice que impulsa políticas a favor de las mype

Elisa Medrano

El Gobierno asegura que impulsa políticas para la formalización de las micro y pequeñas empresas (mype), como el hecho de otorgar créditos a bajas tasas de interés o combatir el contrabando. Sin embargo, el sector empresarial considera que hacen falta más incentivos.

El ministro de Trabajo, Daniel Santalla, explica que el acceso a financiamiento se promueve a través del Banco de Desarrollo Productivo (BDP) y al estatal Banco Unión.

“Hay créditos concesionales, con tasas preferenciales, donde los intereses son bajos con relación a la banca comercial”, manifiesta la autoridad.Sin detallar qué otras políticas se impulsan desde el Ejecutivo en favor del sector privado, el ministro asegura que “hay varias iniciativas y políticas” que se vienen realizando “para apoyar a la industria en general”.

Explica que de los 27.000 empleadores registrados en ese despacho, 24.000 son dependientes, es decir, dan empleo formal a más de dos personas. Del total, afirma, el 80% son micro y pequeñas empresas, las que están enlistadas en el Registro Obligatorio de Empleadores.

“Ahora, indudablemente, debe haber un sector importante que no está registrado y vamos a ver cómo podemos ayudar para que se vuelvan empleadores formales”, manifiesta.

Empleo. En el país, el índice de informalidad está en el orden del 70%, superior al 46,8% del promedio de la región latinoamericana.

Pablo Carrasco, presidente de la Comisión Jurídica de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), considera que debe haber incentivos tributarios y facilidades para crear nuevas empresas. Además, añade que se tienen que flexibilizar algunos instrumentos de fiscalización que limitan el interés de las micro y pequeñas empresas para formalizar el empleo. Adicionalmente, considera que se deben adoptar una serie de políticas integrales que involucren a todos los sectores.

En su criterio, si bien la formalización en todos los niveles es importante, los costos para llegar a ello son muy elevados. “El costo de las cargas sociales y tributarias que asumen los empleadores es elevado, por lo que muchas de las micro y pequeñas empresas prefieren vivir en el anonimato”, asegura el ejecutivo de la CEPB.

Explica que en otras naciones el Estado subvenciona durante algunos años el pago de aportaciones y las cargas a la seguridad social. Ese tipo de asistencia, sostiene, se va reduciendo con los años hasta que esas compañías sean las que asuman en su integridad ese tipo de gasto.

En el caso de Bolivia, indica Carrasco, si bien existen incentivos tributarios, éstos no han permitido formalizar el empleo y, al contrario, lo que hicieron es que hayan sectores que no transparentan su información pues prefieren mantenerse en el mismo esquema, no crecen y no crean nuevas fuentes de empleo.

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia