Economía

ANH decomisó 300.000 litros de combustible en tres meses

Ilícito. El tráfico de líquidos es más intenso en la frontera con Perú

Operativo. Las garrafas de GLP y los bidones de combustible decomisados en Patamanta, La Paz.

Operativo. Las garrafas de GLP y los bidones de combustible decomisados en Patamanta, La Paz. ANH.

La Razón (Edición Impresa) / Edgar Toro / La Paz

03:18 / 27 de mayo de 2014

Al primer trimestre de este año, la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) decomisó 300.000 litros de combustible (gasolina y diésel) que iban a ser traficados a los países vecinos, afirmó ayer su director Gary Medrano, quien calculó en Bs 1 millón el valor de la mercadería incautada.   

La ANH explicó a este diario que la Dirección de Operaciones de Interdicción de Hidrocarburos (DOIH),  junto a los comandos conjuntos de las Fuerzas Armadas, incautó el combustible en diversos puntos fronterizos del país. La DOIH depende de la entidad que regula la venta, distribución y transporte de hidrocarburos. 

Es así que la ANH, en coordinación con los comandos conjuntos, intervino ferias provinciales en las localidades paceñas de Achacachi, Charaña, Desaguadero, Carabuco, Escoma, Patamanta, Tiquina, Challapata, Santa Rosa de Taraco, Guaqui y Puerto Acosta, además de Puerto Suárez en el departamento de Santa Cruz.  

Medrano sostuvo que en algunas de estas poblaciones se pudo evidenciar la existencia de clanes familiares que se dedican a acopiar el combustible para el contrabando “hormiga” hacia Perú, llevando el producto en bidones y bolsas plásticos, además de habilitar dobles tanques en sus vehículos y espacios debajo de los asientos.

Fronteras. La autoridad indicó que los contrabandistas utilizan todas las fronteras para sacar los combustibles, aunque las rutas más frecuentes son las que conectan hacía Perú por Desaguadero, Copacabana, Guaqui, Hito 4, Puerto Acosta y Suches, en la provincia Franz Tamayo de La Paz. 

Señaló que existen ferias comerciales en Patamanta, Virupaya, Jankho Jankho, Patacaile, Puerto Acosta y Wila Khala, todas en la provincia Camacho, que es zona fronteriza con Perú. Desde estos lugares se transportan los carburantes a la feria de Huancasaya y otras del vecino país.

Manifestó que en las ferias provinciales en el altiplano, en el filo de la frontera, se estacionan camiones bolivianos para transferir los bidones y bolsas de combustible a vehículos peruanos. En este caso, “nosotros ya no podemos hacer nada para recuperar nuestro combustible”, aseguró.

“No se necesita ni cruzar la frontera, con solo llegar a las zonas fronterizas el costo de los combustibles se eleva. Perú es el país donde más sale combustible por contrabando por sus características geográficas, lamentablemente por esta diferencia de precios se han formado clanes organizados”, dijo la autoridad de la ANH.

Medrano también detalló que por Oruro y Potosí el combustible es transportado por los contrabandistas hacia Chile por las rutas de Pisiga, Tambo Quemado, Charaña y Uyuni. En el departamento de Tarija, el tráfico se efectúa por Yacuiba (Pocitos boliviano y argentino) y Bermejo. Añadió que el tráfico hacia Brasil se da por los departamentos de Pando, Beni y Santa Cruz. Las regiones de mayor afluencia son Puerto Suárez y San Matías.

Recordó que la Ley 100 de Desarrollo y Seguridad de Fronteras establece que “los productos refinados de petróleo industrializados decomisados serán entregados a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) para su comercialización inmediata”.   “La ANH ha firmado un convenio con las Fuerzas Armadas, son nuestros brazos operativos y realizan patrullaje diario, en toda la zona”, aseveró.

Aniversario de la ANH

Control

La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) está de aniversario. La entidad fue creada el 28 de mayo de 2009. El artículo 365 de la Constitución le otorga atribuciones para el control y fiscalización de la comercialización de hidrocarburos.

ANH: Hay clanes familiares armados

En la actividad ilícita del contrabando de combustible y autos chutos existen clanes familiares armados y con equipos modernos, denunció ayer el director  de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Gary Medrano. 

“Son clanes familiares que viven en un determinado lugar hace muchos años y que se han formado para este fin. Son clanes organizados, utilizan alta tecnología como visores nocturnos, teléfonos satelitales y GPS”, expresó Medrano y añadió que estos grupos están armados. El funcionario recordó que el pasado mes uno de los oficiales del Control Operativo Aduanero (COA) fue asesinado con un disparo en la cabeza cuando la patrulla en la que se encontraba fue interceptada por gente que se dedica a la internación de vehículos indocumentados.

Proceso. Medrano indicó que  producto de los operativos que se realizan, actualmente hay 120 personas procesadas y 550 vehículos incautados que se encuentran en la planta de Senkata de El Alto.  Para hacer frente a los contrabandistas, el director de la ANH dijo que esa entidad está siendo equipada con equipos de última tecnología para dar con los comercializadores. “Ya estamos llegando a esos niveles de control y tratando de dar un paso más adelante”.

Molesto por el contrabando, Medrano calificó de “sinvergüenzas” y “malos bolivianos” a los contrabandistas que negocian con los combustibles subvencionados por el Estado. Señaló que Bolivia compra el litro de diésel a Bs 8 y Bs 10 y lo comercializa a Bs 3,72. Lo propio con la gasolina, que está a Bs 3,74 el litro, pero que “vale tres veces más caro” en los puntos fronterizos con Perú, Brasil Argentina o Chile, sostuvo.  

Entonces, por el bajo precio, la cercanía con las fronteras y su fácil acceso hace que estos clanes familiares se dediquen a la ilícita actividad, precisó y recomendó a la población llamar a los teléfonos de la ANH para hacer las denuncias contra los contrabandistas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia