Economía

Pese a la caída del petróleo, no se reducirá la inversión pública

René Orellana. El Ministro de Planificación del Desarrollo destacó que en 2014 la inversión pública registró una ejecución histórica del 99,74%, lo que demuestra una mayor eficiencia y capacidad de gestión del Gobierno, de los municipios y las gobernaciones. En esa línea, dijo que entre los cinco retos que tiene la cartera de Estado está promover y agilizar la inversión pública para que el país  afronte de mejor forma los escenarios internacionales adversos.

El ministro de Planificación del Desarrollo, René Orellana, en entrevista con La Razón. Foto: José Lavayén

El ministro de Planificación del Desarrollo, René Orellana, en entrevista con La Razón. Foto: José Lavayén

La Razón (Edición Impresa) / Aline Quispe

00:00 / 22 de febrero de 2015

— ¿Cuál es su evaluación de la ejecución de la inversión pública en la anterior gestión?

— En 2014 la inversión pública registró una ejecución histórica de $us 4.507 millones, lo que representa el 99,74% de los $us 4.518 millones programados para ese año. Dicho resultado nos muestra que el Gobierno, las empresas públicas, los municipios y las gobernaciones tienen la capacidad de ejecutar los recursos presupuestados, de los cuales un 70% se destinó a infraestructura (carreteras, puentes y otros) y al sector productivo para fortalecer esos rubros. El restante monto de inversión se asignó a las áreas de educación, salud, seguridad ciudadana y otros. Cabe resaltar que entre 2006 y 2014, en la gestión del presidente Evo Morales, se efectuó una inversión estatal importante que llegó a $us 19.562 millones, mientras que en el periodo 1998-2005 fue de $us 4.573 millones. El aumento de la inversión ha permitido un ascenso sostenido en el crecimiento de la economía, la reducción de la pobreza extrema y moderada en el país, además de importantes avances en el campo de la educación, salud, empleo y otras áreas.

— ¿Cuáles son las causas del aumento de la ejecución de la inversión pública en 2014?

— El aumento de la ejecución de la inversión pública en 2014 se debe a que la institucionalidad está cada vez más fuerte en términos de eficiencia y capacidad de gestión. El Gobierno, los municipios, las gobernaciones y las empresas estatales han mostrado una ejecución importante, además que éstos tienen proyectos y planes importantes en función de los sectores que consideran estratégicos para sus regiones y el país a fin de promover la inversión pública y dinamizar la economía. A eso se suma la emisión de normativas para agilizar la inversión.

— ¿A cuánto ascenderá la inversión pública presupuestada para la presente gestión?

— En los últimos años, la inversión pública se ha incrementado de manera sustancial y este año se proyecta que llegará a $us 6.179 millones, que sumados a la inversión de las empresas con participación del Estado alcanzará a los  $us 7.398 millones. Esperamos que esos recursos dinamicen la economía y posibiliten el alza del Producto Interno Bruto (PIB). De la totalidad de esa inversión, el 45% se dirigirá a la infraestructura y el 29%, al rubro productivo.

— ¿Cuáles son los principales desafíos del ministerio?

— Uno de los desafíos es promover y agilizar la inversión pública que nos permitirá afrontar de mejor manera escenarios internacionales que pueden ser complejos para el país. Pero con la capacidad de inversión que tenemos y con los recursos financieros de ahorro con los que contamos, sobretodo los saldos en caja y bancos, podremos afrontar esos escenarios sin mayor dificultad. La responsabilidad que tiene el Gobierno central y los gobiernos subnacionales de invertir es cada vez mayor en términos de montos y se requiere que mantengan esa capacidad de ejecución cumpliendo con sus planes y proyectos. El segundo desafío es facilitar la inversión pública desde el nivel central, el tercero es acompañar la inversión de los gobiernos subnacionales con el apoyo del Gobierno, el cuarto es garantizar el flujo permanente de recursos financieros para la inversión pública, lo cual debe efectuarse de forma sostenida en los próximos años. A ello se suma el fortalecer los emprendimientos sociales, productivos y comunitarios de los pequeños, medianos y grandes empresarios del país apoyando a los ministerios sectoriales para que el crecimiento de la economía boliviana continúe incrementándose en el futuro.

— Ante la baja del petróleo, el Ejecutivo anunció que invertirá más en el sector productivo, diversificará la producción agrícola y reorientará los recursos de los gobiernos subnacionales al ámbito productivo. ¿En qué consiste el plan?

— Las tres medidas para afrontar la reducción del precio internacional del petróleo tienen que ver con la diversificación productiva, la importancia de fomentar las inversiones en la infraestructura y la producción. También está el llamado que efectúa el Estado a dinamizar la inversión vinculada a estas dos grandes áreas porque ambas permiten que crezca la economía y que tenga la capacidad de producir, generar empleo e ingresos, y condiciones para vivir bien. A ello se suma que se debe agilizar la inversión pública debido a que existe la necesidad de que el Ejecutivo, los gobiernos subnacionales y las empresas públicas hagan más eficiente y más rápida su inversión. Una muestra de aquello se anotó en la ejecución de la inversión en 2014. Estos récords en inversión pública deben continuar registrándose porque el Estado es cada vez más eficiente en la inversión estatal.

— ¿El Gobierno proyecta una reducción en la inversión pública ante el descenso del crudo?

— No, porque tenemos recursos  para invertir y es el momento para que los gobiernos subnacionales saquen sus ahorros y los inyecten en la inversión pública para destinarlos al ámbito productivo. También tenemos recursos propios, recursos de préstamos adquiridos y los recursos de la cooperación de otros países. Además, están los recursos comprometidos de nuestras empresas estatales para la inversión. Este año será importante para la inversión pública no solo por el salto presupuestario de $us 4.507 millones en 2014 a $us 6.179 millones en 2015, sino también porque tenemos los recursos necesarios para garantizar esa inversión.

— ¿Será necesario la utilización de las Reservas Internacionales Netas (RIN)?

— No se ha hablado de eso debido a que tenemos recursos guardados en caja y bancos, pero es importante señalar que las Reservas Internacionales Netas (RIN) constituyen nuestro respaldo.

— Ministro, ¿a través de qué mecanismos se acelerará la ejecución de la inversión pública?

— La inversión pública tiene sus mecanismos establecidos para acelerar su ejecución como las unidades ejecutoras de los distintos ministerios del Estado que en coordinación con los gobiernos autónomos efectúan la ejecución directa de los recursos, así como las licitaciones que realizan las entidades territoriales. El Ministerio de Planificación hace un acompañamiento y un seguimiento de la inversión de los ministerios, los municipios y las gobernaciones, entre otros; ésa es la misión de nuestra cartera de Estado.

— ¿Qué otras tareas más pretende efectuar el ministerio?

— El reto que tenemos como Ministerio de Planificación en el corto plazo es concluir el Plan General de Desarrollo Integral en Armonía con la Madre Tierra que está proyectado para el periodo 2015-2020, el cual debe estar en concordancia con la Agenda Patriótica del Bicentenario 2025, que es el plan macro de desarrollo que plantea 13 pilares para construir una sociedad y un Estado incluyente, participativo, democrático y sin discriminación. Dicho plan se está trabajando de forma acelerada y busca lograr las metas de la Agenda Patriótica 2025 como: consolidar el proceso de industrialización de los recursos mineros, hidrocarburíferos, la industria manufacturera y de los alimentos; las inversiones en innovación y el desarrollo de la tecnología; impulsar proyectos que profundicen la gestión integral de los ecosistemas; fortalecer las funciones ambientales de nuestros ecosistemas, entre otros. Además contempla políticas para mejorar la salud, educación y servicios básicos para los bolivianos. El segundo reto que estamos trabajando de manera paralela es el establecimiento del Sistema de Planificación Integral del Estado (SPIE) que posibilitará establecer las metodologías, las herramientas técnicas y los mecanismos procedimentales para guiar la planificación del Estado boliviano.

— ¿Cuál es el objetivo de dicho plan quinquenal?

— El plan quinquenal debe ser construido en coordinación con todas las carteras de Estado y tiene el propósito de que el crecimiento de la economía se mantenga con base en la economía plural que significa diversificar nuestra economía en distintas escalas y sectores como: la micro, la pequeña, la mediana y gran empresa, los productores, los pueblos indígenas y otros, el cual se socializará con las organizaciones.

— ¿Qué inversiones se efectuarán en los próximos años?

— En los próximos cinco años se invertirá en la generación y la transmisión de energía eléctrica,   y otras inversiones que están en curso en energía renovable, transporte, agua, entre otros.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia