Economía

Planta amoniaco-urea inicia era petroquímica en el país

Proyecto. El costo del complejo industrial asciende a $us 843 MM

Pacto. Carlos Villegas (YPFB) y Kim Jae Yeol (Samsung) firman el contrato de construcción de la planta.

Pacto. Carlos Villegas (YPFB) y Kim Jae Yeol (Samsung) firman el contrato de construcción de la planta.

La Razón / A. Melgarejo / Cochabamba

02:36 / 14 de septiembre de 2012

YPFB y la empresa surcoreana Samsung Engineering Co. Ltd. firmaron ayer el contrato de construcción de la planta de amoniaco y urea que da inicio a la industria petroquímica en el país. El proyecto tendrá un costo de $us 843,9 millones, enteramente financiado por un crédito del BCB.

El complejo petroquímico, cuya inversión es la más alta para un solo proyecto en la historia del país, estará emplazado en la población de Bulo Bulo, en el trópico cochabambino. La planta, que entrará en operaciones en el tercer trimestre de 2015, producirá anualmente 420 mil toneladas métricas (TM) de amoniaco y 650 mil TM de urea, y consumirá alrededor de 1,4 millones de metros cúbicos de gas natural por día.

Tras la firma del acuerdo, el presidente Evo Morales destacó que se trata de la inversión más grande que realiza por su cuenta el Estado boliviano en un solo proyecto industrial. Con la suscripción “empezamos a dar valor agregado al gas”, dijo el Mandatario.

Asimismo, manifestó su intención de sancionar cualquier irregularidad en el trabajo que será emprendido por la compañía surcoreana con la ejecución de la “boleta anticorrupción”. Morales indicó que ante las denuncias de corrupción en la petrolera estatal se decidió implementar una boleta de garantía de correcta inversión, por $us 160 millones, y una boleta de garantía de cumplimiento del contrato, por más de $us 50 millones.

“Si la empresa está segura de que va a cumplir, que no va a ‘coimear’ (sobornar) a nadie, sin problemas invierte”, pero ante cualquier irregularidad, si se ejecutan las boletas, la empresa “tendría que pagar más de 200 millones de dólares”, advirtió el Jefe del Estado.

De su parte, el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas, sostuvo que Bolivia tuvo que esperar 50 años para efectivizar el anhelado proyecto. Aseguró que con una inversión de $us 843 millones, “la industrialización del gas natural es una realidad”.

Para concretar “esta vieja aspiración”, sostuvo que se eligió a Samsung, empresa que “hará la adaptación de la tecnología para los procesos de producción de amoniaco y urea, realizará la ingeniería básica y a detalle, la construcción y puesta en marcha de la planta, además de la operación y mantenimiento asistido dos años después de la puesta en marcha”.

Desde el inicio del proyecto hasta la finalización de operaciones habrá un proceso de capacitación de los trabajadores de YPFB con el objetivo de dejar en sus manos la operación y mantenimiento de la planta.

Kim Jae Yeol, presidente de Samsung Engineering Co. Ltd., calificó el día como histórico. “Hoy se dan los primeros pasos de la industrialización integral del sector agrícola e hidrocarburos, a través de la eficiencia en el uso responsable de los recursos naturales”, indicó el ejecutivo.

El financiamiento de la planta petroquímica proviene de un crédito del Banco Central de Bolivia (BCB). La tasa de interés es de 0,96% al año, con un periodo de gracia de cinco años y a 20 años plazo. “La recuperación del crédito es una que asegura la retroalimentación. Vamos a devolver el crédito en ocho años, son proyectos que permiten la devolución”, complementó el presidente de la petrolera estatal.

Empleo y exportación

Detalles

El proyecto generará 3.000 fuentes de empleo en sus diferentes fases. De manera obligatoria, el 85% de los obreros debe ser boliviano. El Gobierno adelantó que el 95% de la urea será exportado. Brasil expresó interés.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia