Economía

Gobierno deja en manos de los productores uso de transgénicos

Cumbre. Todos los sectores deben llegar a acuerdos y consensos, afirma

Grano. En Santa Cruz se cultiva el 100% de la soya.

Grano. En Santa Cruz se cultiva el 100% de la soya. La Razón-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Lazcano / La Paz

01:07 / 24 de abril de 2015

El Gobierno dejó ayer en manos de los grandes, medianos y pequeños productores la decisión sobre la utilización o no de semillas transgénicas para aumentar la producción de alimentos, como lo planteó la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO). “Nosotros no vamos a marcarles la cancha, lo que queremos es que ellos (los productores nacionales) se pongan en consenso (sic)”, sostuvo ayer en conferencia de prensa la ministra de Desarrollo Rural y Tierras, Nemesia Achacollo Tola, cuando un periodista le consultó cuál era la posición del Gobierno respecto a los transgénicos.

La Cumbre Agropecuaria Sembrando Bolivia, que se realizó entre el 21 y 22 de este mes en la ciudad de Santa Cruz, determinó que el uso de la biotecnología en cultivos de algodón, soya y maíz transgénico por cinco años con criterios de zonificación sea tratado en una mesa de debate.

“El único punto que ha quedado en discusión (tras la realización de la cumbre del agro) es (el tema de los) transgénicos, pero todavía van a haber reuniones de evaluación y seguimiento”, explicó la ministra Achacollo, quien dijo que por ello el Ejecutivo les dio “un poco más de tiempo” para que “sigan discutiendo” esta temática.

Los pequeños productores, sobre todo del occidente del país, se oponen al uso de las semillas genéticamente modificadas. De acuerdo con la CAO, estos sectores “se han opuesto sin presentar argumentos técnicos”.

REALIDADES. El Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) recuerda que en el país hay dos realidades productivas distintas (oriente y occidente), pero que pueden y deben coexistir, sin perjudicarse la una con la otra. Por ello plantea que para mejorar la productividad, hacer frente al cambio climático, bajar costos y ganar competividad, se debe hacer uso de la biotecnología pero solo en el oriente del país, donde se produce a escala comercial.

“Así como Bolivia usa tecnología de punta en otros ámbitos, hay que poner ‘la ciencia, al servicio del hombre’”.

La Ley Marco de la Madre Tierra y Desarrollo Integral para Vivir Bien, promulgada el 15 de octubre de 2012, señala en su artículo 24, numeral 7 que se deben “desarrollar acciones de protección del patrimonio genético de la agrobiodiversidad, prohibiendo la introducción, producción, uso, liberación al medio y comercialización de semillas genéticamente modificadas”. El numeral 8 precisa que se deben “desarrollar acciones que promuevan la eliminación gradual de cultivos de organismos genéticamente modificados autorizados en el país (...)”. La Ley 144 de Revolución Productiva, Comunitaria y Agropecuaria, promulgada el 26 de junio de 2011, prohíbe también el uso de transgénicos o semillas transformadas genéticamente.

Se habla de referéndum

Asamblea

El presidente de la Cámara de Senadores, José alberto Gonzales, abrió ayer la posibilidad de realizar un referéndum para resolver el tema del uso de semillas transgénicas (organismos modificados genéticamente) en el sector agrícola del país. ABI

Más de 40 consensos entre todos los sectores

La Cumbre Agropecuaria Sembrando Bolivia finalizó el miércoles con más de 40 consensos alcanzados entre pequeños, medianos y grandes productores. El vicepresidente Álvaro García Linera resaltó la capacidad de diálogo de los participantes y calificó la cumbre de extraordinaria. “No cabe duda que este encuentro es extraordinario, no solo por los resultados sino por el propio encuentro, por su capacidad de diálogo, tolerancia, por su capacidad de ceder y defender sus propios principios”, señaló García, según un reporte de ANF.

La cumbre se instaló el martes en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra con gran expectativa de los asistentes y la población en general. Uno de los propósitos del evento era el de ampliar la frontera agrícola y aumentar la capacidad de producción de alimentos con miras a la agenda 2025.

POSITIVO. La Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) calificó como positivo el encuentro y consideró que “se han logrado avances importantes y se han trazado lineamientos que debemos continuar en adelante” para lograr un mayor crecimiento de la producción agropecuaria. “Existen una gran cantidad de temas que han sido consensuados y pueden implementarse de inmediato, otros son resultados parciales y también algunos que aún quedaron en debate y esperamos que pronto se resuelvan”.

Bolivia, con bajos índices de producción

Iván Condori

Bolivia registrará nuevamente este año los niveles de producción más bajos de Latinoamérica en cultivos agrícolas de arroz, papa, maíz y trigo. El sector agropecuario cruceño planteó la introducción temporal de transgénicos por un periodo de cinco años para mejorar la competitividad. La propuesta, sin embargo, fue aplazada en la cumbre Sembrando Bolivia.

El vicepresidente Álvaro García Linera exteriorizó su preocupación por la mala performance de Bolivia en la producción de cuatro cultivos. “Bolivia tiene los niveles más bajos de productividad en arroz, trigo, maíz y papa de América Latina”, afirmó.

García dijo que en rendimiento y superficie de cultivo de arroz el país está por debajo de Ecuador, Colombia, Brasil, Chile y Uruguay. Comparativamente, este último país produce 8 toneladas por hectárea frente a las 3 toneladas que genera el suelo boliviano. “Hay una diferencia abismal de 5 toneladas, estas cifras nos muestran que tenemos un desafío grande por delante”, sostuvo García.

Según el Vicepresidente, la situación es similar con relación a la producción de papa, maíz y trigo. “Tenemos problemas de productividad, este encuentro ha servido para valorar lo avanzado y ahora definimos la nueva hoja de ruta”, manifestó el miércoles en la clausura de la Cumbre Agropecuaria.

El presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Julio Roda, pidió validar el uso de las semillas transgénicas de maíz, algodón y soya para garantizar la competitividad internacional en rendimiento y superficie de producción y evitar el desabastecimiento del mercado interno.

Los sectores sociales y productivos que forman parte del Pacto de Unidad, afín al Gobierno, se resistieron a la aprobación del uso de biotecnología en maíz, soya y algodón, alegando que la misma sería atentatoria a la salud humana. Rodolfo Machaca, que tiene la representatividad de este sector, indicó que el uso de semillas transgénicas daría el monopolio al sector empresarial en desmedro de los sectores productivos pequeños. “Estamos de acuerdo con que debemos incrementar las cifras de producción y para ello se debe apostar al cultivo convencional que es más apetecido por los mercados internacionales”. “Nosotros estamos pidiendo que sea un debate técnico y no ideológico”, expuso Julio Roda, de la CAO.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia