Economía

Policía tiene fractura en el cráneo y shock psicológico

El gobernador de Cochabamba, Edmundo Novillo, pidió sancionar a los responsables de los vejámenes que sufrieron las personas secuestradas en Mallku Khota (Potosí)

Liberado. En la foto se ve a Pérez, que ingresó por sus propios medios a una clínica. Fue el domingo.

Liberado. En la foto se ve a Pérez, que ingresó por sus propios medios a una clínica. Fue el domingo.

La Razón / A.Melgarejo / Cochabamba

02:12 / 11 de julio de 2012

Según un informe médico, el cabo de  Policía Herbert Pérez tiene una fractura en la base del cráneo y requerirá de apoyo psicológico debido al shock que sufrió durante su retención y tortura por parte de un grupo de comunarios de Mallku Khota.

Aunque la lesión en la cabeza no requiere cirugía —y según los exámenes neurológicos no habrá secuelas—, el médico Luis Bazán Arteaga dijo que el efectivo, con todos los abusos a los que fue sometido, “va a requerir tratamiento psicológico”. Pérez arribó a Cochabamba el lunes y se encuentra internado en la sala 1 del pabellón de Neurocirugía del Hospital Obrero N° 2 de la Caja Nacional de Salud (CNS). Su condición es estable y evoluciona satisfactoriamente, según el parte médico.

“De acuerdo con el último informe médico, no hay riesgo de que la hemorragia se haya expandido. No requiere ninguna cirugía, solamente un tratamiento expectante y nada más”, sostuvo el galeno Luis Bazán, quien añadió que el cabo tiene una fractura laminar que no requiere cirugía. “Requiere un tratamiento sólo de reposo y observación, no hay ningún compromiso neurológico”, afirmó.

Pérez, retenido contra su voluntad desde el 5 hasta el 8 de julio en inmediaciones de Jant’a Palqa, cuando un contingente policial fue emboscado en su intento de rescatar a dos ingenieros que se encontraban como rehenes de los comunarios de Mallku Khota, tiene restringidas las visitas.

Los médicos aseguraron que recordar los pasajes vividos podría provocar algún daño en su salud o emocional. “Me he salvado de milagro”, contó a la red Uno. Visiblemente afectado y lloroso, indicó que “quería escapar, pero todos estaban con dinamitas, con esas ondas que lanzan piedras. No he podido escapar porque no estaba armado, no quería sufrir”.

Ya como rehén, el cabo relató que los comunarios constantemente le decían que “si ellos querían”, lo iban a colgar, “porque ya habían llegado dos camaradas ahí y les habían disculpado por su familia”. Me “decían que había muerto uno de sus familiares y yo tenía que morir como él”, añadió el efectivo policial.

Dijo que pidió que busquen a los presuntos asesinos del comunario, que dejen la investigación en manos de la Fiscalía, pero “ellos no entendían nada, no se podía hablar con ellos, lo único que hacían era golpearme y golpearme, el momento que querían o que deseaban hacerlo, porque estaban en estado de ebriedad”.

Relató que jamás imaginó ser secuestrado y torturado. Días antes de viajar a Mallku Khota, regresó de cumplir tareas en Colquiri. “No pensé que me iba a pasar eso, pensé que todo iba a ser tranquilo, pero no ha sido así”, dijo el cabo Pérez y agregó que pasó cada segundo “pidiendo a Dios que no me pase nada”.

Pérez será padre por primera vez

Los padres del uniformado radican en Yungas y aún no lo vieron. En Cochabamba, Pérez formó un hogar, tiene esposa y un hijo en camino. “Por eso voy a seguir adelante”, afirmó.

Familiares piden inicio de procesos judiciales

Los familiares del cabo de Policía  Herbert Pérez Villanueva pidieron ayer a las autoridades policiales que inicien procesos en contra de los comunarios que torturaron y secuestraron al uniformado. El comandante departamental de la Policía, coronel Erwin Montaño, respondió que por el momento coadyuvan en la investigación iniciada por la Fiscalía de Potosí.

July Pérez reclamó por las condiciones en las que su hermano regresó del norte potosino, lugar al que fue enviado a realizar tareas de control. Además, pidió al Comando de la Policía que inicie un proceso.

De su parte, el gobernador de Cochabamba, Edmundo Novillo, pidió sancionar a los responsables de los vejámenes que sufrieron las personas secuestradas en Mallku Khota. “Lo que corresponde en esta situación es una investigación antes de hacer conjeturas o valoraciones ligeras y apresuradas. En función a ello, si hubo delitos en Mallku Khota, éstos deben ser repudiados y sancionados. Si se identifica a los responsables de manera probada, entonces corresponde un proceso y sanciones, eso rige en un Estado de derecho”, manifestó.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia