Economía

Hay escasez de pan de batalla y el Gobierno recurre a las FFAA

Demanda. El alimento producido por Emapa se acabó en horas en las 11 sucursales

Provisión. Un oficial ayuda en la entrega del pan elaborado en una de las unidades militares de La Paz.

Provisión. Un oficial ayuda en la entrega del pan elaborado en una de las unidades militares de La Paz. Ministerio de Defensa.

La Razón (Edición Impresa) / Aline Quispe / La Paz

02:20 / 19 de mayo de 2015

Producto del primer día de paro de los panificadores de La Paz y El Alto, el pan de batalla escaseó ayer en ambas ciudades. Ante esto, el Gobierno acudió a las Fuerzas Armadas para producir el alimento y abastecer la demanda de la gente. En tiendas y puestos de venta de varias zonas de ambas urbes, La Razón pudo verificar que no había pan de batalla, aunque en algunos puntos se ofreció el producto temprano en la mañana.

La escasez del alimento se presentó luego de que los panificadores decidieran ingresar en un paro de 48 horas en rechazo a la eliminación de la subvención de la harina, y anunciaran el alza del precio del pan a Bs 0,50 desde mañana. Los 11 puntos habilitados por la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) para la comercialización del pan de batalla no fueron suficientes para atender la demanda de la gente.

En la sucursal de la calle Gallardo (zona Gran Poder), las 2.000 unidades de pan se terminaron en dos horas tras iniciar su expendio a las 06.30. En la tienda de la calle Luis Lara (zona San Pedro) se vendieron 300 panes en 15 minutos, desde las 07.00. Lo mismo ocurrió en el punto de la avenida Esteban Arce (zona San Antonio), en el que en una hora se acabaron las 400 unidades de pan, desde las 06.00.

De manera paralela, centenares de panificadores de La Paz y El Alto marcharon desde la Ceja de El Alto, a las 08.00, hasta el centro paceño en rechazo al levantamiento del subsidio de la harina y en demanda de diálogo con el Gobierno para negociar un “precio justo” del pan de batalla.

Ante esta situación, los ministros de Desarrollo Productivo, Verónica Ramos, y de Defensa, Reymi Ferreira, acordaron que siete centros militares de La Paz y El Alto se sumen a la producción de pan de batalla de Emapa, para elevar la oferta del producto y abastecer la demanda.

Ferreira anunció que elaborarán 70.000 unidades de pan cada día, que empezaron a ser vendidas desde ayer en la tarde a las sucursales de La Paz y El Alto de Emapa. En el caso de la tienda de la calle Gallardo, el producto llegó a las 17.30 y fue comercializado a Bs 0,40. El Ministro de Defensa especificó que hoy la producción de pan será duplicada y si es necesario la cifra aumentará.

Mientras que Ramos reiteró que no se cambiará la decisión de eliminar el subsidio de la harina, anunciado el 14 de mayo, y que el paro “es una medida apresurada” pues cada panificador tiene una ganancia mensual de Bs 6.400 produciendo marraqueta, y si sube el precio en Bs 0,10, tendrá Bs 6.700 adicionales.

CARENCIA. El gerente general de la estatal Emapa, Avelino Flores, precisó que en la mañana hubo una alta demanda de pan en los 11 puntos habilitados y que en unas horas se vendió más de 20.000 unidades.  Los funcionarios de Emapa coincidieron en que muchos vecinos no pudieron comprar pan y tampoco lo hallaron en las tiendas. También hubo escasez en las zonas Central, Miraflores y Sur. En El Alto se dio similar situación; en Ciudad Satélite y en la Ceja las tiendas no tenían pan y desde el sábado desapareció en el barrio Santiago II.

El intendente de la Alcaldía de La Paz, Carlos Valencia, manifestó ayer que, según una inspección efectuada, muchos hornos dejaron de funcionar y estaban cerrados debido al paro del sector. Precisó que en otros se elaboró el pan y se controló el precio.

Piden mayor producción

Posición

El presidente de la Federación de Juntas Vecinales de La Paz, Jaime Vera, señaló que en un ampliado de emergencia se pidió al Gobierno que Emapa produzca más pan y no se descarta medidas si sube el precio.

Plantean la venta por kilo

El Gobierno abrió ayer la posibilidad de que, a través de una normativa, se  pueda comercializar el pan de batalla por kilo y se establezcan mecanismos de venta. Así lo anunció la ministra de Desarrollo Productivo, Verónica Ramos, quien dijo que con la medida se podría controlar el peso del producto.

En esa línea, afirmó que el levantamiento del subsidio de la harina es una medida que debería alegrar, ya que “Bolivia está en el camino de eliminar subvenciones” porque produce el trigo suficiente para elaborar el pan de batalla.

Especificó que el rol del Estado es “cuidar la economía nacional” y los  recursos que ahorrará por la eliminación de la harina subvencionada se destinarán a comprar trigo, a incentivar la producción nacional del grano para ser autosuficientes y garantizar que “el precio del pan de batalla esté en las condiciones ya establecidas”.

La demanda nacional de trigo llega a 650.000 toneladas para producir el pan de batalla, otros panes y el resto. El Estado ahorrará entre Bs 190 millones y Bs 200 millones por la eliminación de la subvención. Entre 2011 y 2014 se gastó Bs 900 millones para ese subsidio.

Costo del pan subirá desde mañana

Los panificadores de La Paz y El Alto continuarán este martes con el paro en rechazo a la eliminación de la subvención de la harina y ratificaron que desde mañana subirán el precio del pan de batalla a Bs 0,50. El sector pide la renuncia de la ministra de Desarrollo Productivo, Verónica Ramos.

El presidente de la Federación de Panificadores de La Paz, Félix Quenta, indicó que se mantiene el paro de 48 horas iniciado ayer, por lo cual no se producirá pan. Agregó que su sector tendrá hoy un ampliado departamental a las 15.00, para asumir “medidas más radicales”.

Centenares de panificadores protagonizaron ayer, desde las 08.00, una marcha de protesta en rechazo al levantamiento del subsidio de la harina, que partió desde la Ceja de El Alto y llegó hasta el centro de la urbe paceña, donde se concentró en puertas del Palacio de Telecomunicaciones para pedir el diálogo con la ministra Ramos, a fin de definir “un precio justo” del pan de batalla, pero no tuvieron ninguna respuesta. Ante esto, Quenta señaló que los panificadores de base piden la renuncia de la titular de Desarrollo Productivo, debido a su “incapacidad de dialogar” con el sector.

La ministra Ramos afirmó que el paro “es injustificado” debido a que el precio de la harina ha bajado en el mercado y que la medida de presión afectó al 60% de la demanda en La Paz y El Alto, pero que con el apoyo de las Fuerzas Armadas tratarán de cubrir esa necesidad.El gerente general de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), Avelino Flores, expresó que la convocatoria al diálogo con los panificadores “está abierta”, según la agencia ABI.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia