Economía

Los panificadores de La Paz y El Alto se unen al paro nacional

El Gobierno adelantó que si se acentúa el conflicto con el sector panificador, las Fuerzas Armadas aumentarán la producción del pan de batalla a 200.000 unidades por día

Venta. En Emapa de la calle Gallardo se expendió el pan a la gente que hizo fila desde las 05.00.

Venta. En Emapa de la calle Gallardo se expendió el pan a la gente que hizo fila desde las 05.00. Wara Vargas.

La Razón (Edición Impresa) / Aline Quispe / La Paz

05:47 / 20 de mayo de 2015

Los panificadores de La Paz y El Alto determinaron sumarse al paro nacional de 48 horas del sector que rige desde hoy en rechazo a la eliminación del subsidio de la harina. El Gobierno  anunció que si se “acentúa el conflicto”, las Fuerzas Armadas elevarán la producción de pan a 200.000 unidades.

El presidente de la Federación Departamental de Panificadores de La Paz, Félix Quenta, comunicó que ayer en la tarde el sector determinó apoyar la decisión tomada por los panificadores de todo el país, en un ampliado efectuado el lunes en Oruro, de ampliar un paro de 48 horas a partir de hoy.

La medida fue asumida luego del ampliado del sector que comenzó a las 15.00 y finalizó a las 17.00. Con el paro, Quenta indicó que los panificadores de La Paz y El Alto no elaborarán el alimento en los siguientes dos días. Empero, advirtió que si en ese lapso no llegan a un acuerdo con el Gobierno para definir “el precio real” del pan de batalla, el sector irá a un paro indefinido.

El lunes, la decisión de ir al paro fue apoyada por todas las federaciones de panificadores del país, menos las de Santa Cruz y Tarija, que no reciben la subvención de harina de trigo. Los panificadores de La Paz y El Alto llevaron adelante entre el lunes y martes un paro en rechazo al levantamiento del subsidio al precio de la harina.

La ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Verónica Ramos, reiteró ayer que no se cambiará la decisión de levantar la subvención de la harina, anunciada el 15 de mayo, debido a que se verificó que el costo del producto bajó en el mercado local y externo, y porque hay una buena producción del trigo.

Ramos explicó que en la actualidad los panificadores obtienen una ganancia mensual de Bs 6.400, solo produciendo marraqueta, y si aumentan el precio del producto en Bs 0,10 obtendrán una utilidad adicional de Bs 6.700, lo que suma Bs 13.100.

Protesta. El secretario ejecutivo de la Federación de Panificadores de Cochabamba, Freddy Cuentas, manifestó ayer que el sector acatará la medida de presión en protesta a la publicidad gubernamental en contra del sector, que “mella la dignidad de los panificadores y los enfrenta a la población”. Aclaró que el alza del precio del alimento solo es una demanda de los panificadores de La Paz y El Alto.

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, anunció que si el conflicto de los panificadores “se acentúa”, el reto  de las Fuerzas Armadas es incrementar la producción y llegar a elaborar 200.000 panes de batalla diariamente. Adelantó que se ultima detalles para producir esa cantidad, pero que se requiere traer hornos de otras unidades militares o comprarlos.

Detalló que el lunes, las siete unidades militares elaboraron 70.000 panes; y ayer, unos 140.000. La autoridad hizo estas declaraciones tras realizar una visita a los hornos militares, donde hizo la verificación del cumplimiento de las normas de higiene, calidad, tamaño, consistencia y cantidad del pan.

Piden crear panaderías

El dirigente de la Confederación Nacional de Juntas Vecinales, Froilán Gutiérrez, planteó al Gobierno y gobiernos autónomos la creación de panaderías populares, si es que aumenta el precio del pan.

Denuncian que Emapa no pagó por maquinarias

Los dueños de las empresas que fabricaron unas 20 máquinas industriales, que fueron entregadas a los panificadores del país, denunciaron ayer que la estatal Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos ( Emapa) hasta ahora no les canceló el costo.

“Hasta el momento Emapa no nos cancela por las maquinarias entregadas a los panificadores. Yo debo al banco, a mis trabajadores y a otras personas, ¿qué podemos hacer?”, dijo ayer la propietaria de la empresa Metal Camacho de Cochabamba, Fructuosa Choque. Los denunciantes que llegaron ayer del valle protestaron en puertas de las oficinas de Emapa.

El 26 de julio de 2014, el presidente Evo Morales entregó máquinas industriales (amasadoras, batidoras, sobadoras y hornos) al sector panificador del país. La unidad de Comunicación de la estatal Emapa informó que ayer hubo una reunión con los empresarios para tratar mecanismos administrativos en el tema.

Solicitan diálogo con ‘otra’ autoridad

Los panificadores de La Paz piden una reunión con el presidente Evo Morales o una autoridad del Gobierno con “capacidad de dialogar” para tratar la hoja de costos real de la elaboración del pan de batalla y negociar “el precio real”. La ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Verónica Ramos, aún no convocó al sector porque espera que terminen las protestas.

El presidente de la Federación Departamental de Panificadores de La Paz, Félix Quenta, hizo la declaración tras el ampliado del sector efectuado en El Alto. El dirigente indicó que el sector quiere presentar la hoja de costos de la elaboración del pan de batalla para compararla con la del Gobierno, a fin de negociar el “precio real” de este principal alimento.

Ratificó además que todas las federaciones de panificadores del país piden la renuncia de la ministra Ramos, por “su incapacidad de dialogar” y negociar el “precio real” del pan de batalla. Quenta señaló que Ramos es una autoridad nueva, que no conoce la realidad del sector y además no tiene un buen asesoramiento sobre la problemática.

La ministra expresó ayer que no se inició el diálogo con los panificadores de La Paz y El Alto debido a que se espera  las resoluciones asumidas en sus diferentes ampliados, para ver qué requieren y qué proponen. Sin embargo, reiteró que el Gobierno no puede retroceder en su decisión de levantar la subvención de la harina.

“Lamentamos que los panificadores, estando abastecidos con harina subvencionada, hayan decidido ir al paro con la intención de presionar al consumidor a que por falta de pan tenga que comprar la unidad de pan a Bs 0,50”, afirmó Ramos.

No obstante, la ministra de Comunicación, Marianela Paco, sostuvo ayer, en una entrevista con radio Fides, que el Ejecutivo está “abierto al diálogo” siempre y cuando “sea sincero, honesto, responsable y consciente; que (el diálogo) asegure que la economía esté sólida”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia