Economía

El horno Ausmelt ya produce lingotes de estaño en Vinto

Metalurgia. La meta es llegar a las 1.000 toneladas al mes y 14.000 toneladas al año

Proceso. Un operario de la EMV observa el sangrado del estaño en  el horno Ausmelt.

Proceso. Un operario de la EMV observa el sangrado del estaño en el horno Ausmelt. APG.

La Razón (Edición Impresa) / Juan Mejía / Vinto (Oruro)

01:08 / 19 de septiembre de 2015

El horno Ausmelt  empezó con la producción oficial de lingotes de estaño metálico puro de 26 kilos y con el 99% de ley, con lo que se consolida el proceso de modernización de la Empresa Metalúrgica Vinto (EMV), en el departamento de Oruro.

El ministro de Minería, César Navarro, que presenció el inicio de operaciones con la denominada “sangría de metal”, dijo que Oruro tiene la cuarta fundidora más grande del mundo, después de dos que hay en China y una en Perú. “Es un proyecto altamente competitivo y se trata de un proceso sin retorno. No solo es patrimonio de Oruro, sino de toda Bolivia”, afirmó.

De acuerdo con las explicaciones del gerente de la EMV, Ramiro Villavicencio, el sangrado de metal es un proceso de colado del estaño fundido (a 231 grados centígrados) que sale por una piquera (orificio) limpiado con una varilla de acero y llevado en potes (recipientes metálicos) a la nave de refinación térmica, para someterlo a un proceso de purificación para luego terminar en los lingotes de estaño.

Señaló que al interior del horno, la temperatura alcanza a 1.200 grados centígrados, y las evacuaciones de metal (fundido) y de escoria (limpiada con varillas de acero mezclado con el oxígeno) están entre los 700 y 800 grados centígrados.

La capacidad de tratamiento del horno de los concentrados será aproximadamente de 80 a 90 toneladas día con una ley (pureza) de 48% hasta llegar al 99%. “Vale decir, si se trabaja normalmente se va a tener una producción de 1.000 toneladas mes y unas 14.000 al año”, manifestó Villavicencio.

Al referirse a la producción de estaño metálico, el gerente de la EMV señaló que hasta agosto se produjo 8.000 toneladas métricas finas (TMF) de estaño, y con la producción del horno Ausmelt, fácilmente se cubrirá la meta de 14.000 TMF hasta fin de año. “A partir de hoy se va a mejorar la producción”, aseveró.

EFICACIA. El programa de producción, añadió, es de aproximadamente 40 toneladas de metal crudo día, y en ese afán desde el lunes 14 de septiembre se inició con las sangrías demostrando entre un 60 y 70% de eficiencia, aunque los técnicos australianos quieren llegar al 95% de eficiencia.

En el tema de producción de concentrados de estaño, indicó que a nivel nacional se produce alrededor de 21.000 toneladas año de concentrados de estaño, de esa cantidad a Vinto llegan  casi 13.000 toneladas de alta ley, pero el desafío es captar el 100% de toda la producción para evitar que toneladas de concentrados se vayan al exterior.

Aseguró que Huanuni se comprometió a entregar desde este mes entre 900 a 950 TMF de concentrados de estaño; Colquiri y las cooperativas mineras, 400 toneladas. “Al mes se tendrá unas 1.350 TMF, cantidad que satisface la demanda del Ausmelt que es de 900 a 1.000 TMF mes”, agregó. “Como Vinto está ampliando desde hoy  su capacidad de producción de lingotes de estaño, eso significa primero abrir mercado, pero también satisfacer la demanda de concentrados”.

Un costo de $us 39 MM

Datos

El horno Ausmelt Vinto fue diseñado hace 8 años (agosto 2007) por la firma australiana del mismo nombre. Su costo fue de $us 39 millones financiados por el Tesoro General de la Nación.

La planta de fundición de zinc es el próximo paso

Una de las visiones es convertir a la EMV en un verdadero complejo metalúrgico. En ese afán, el ministro César Navarro anunció la construcción de una fundición de zinc, en la que están comprometidos la Universidad Técnica de Oruro (UTO), Comibol y el Ministerio de Minería.

“Somos grandes productores y exportadores de este metal, por lo que es un desafío tener una planta de fundición y refinación de zinc y para ello ya se trabaja en Vinto con un equipo de técnicos y consolidar un proyecto”, dijo la autoridad nacional.

Aseguró que no es un proyecto más, sino que se piensa en hacerlo realidad y para eso ya han enviado las pruebas metalúrgicas para emprender el proyecto de fundición de zinc en la empresa fundidora de Oruro.

Sostuvo que cuando se termine el proyecto, junto al de estaño, ya no se exportará solo minerales, sino metales con valor agregado y se convertirá a Bolivia en un país competitivo en el mercado. El gerente de la EMV, Ramiro Villavicencio, indicó que se espera un proyecto a diseño final de ingeniería en el tema de la fundición de zinc, porque en la exportación se regala el 50% de valor agregado; y en el de estaño, el 20%.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia