Economía

Los panificadores levantan paro y reanudan venta de pan a Bs 0,40

El sector dice que elaborará pan especial, pero ya no el pan de batalla. El Gobierno condiciona el diálogo a la normalización de la producción de la marraqueta

Oferta. Una mujer compra unidades de pan en la estatal Emapa, en la tienda de la calle Gallardo.

Oferta. Una mujer compra unidades de pan en la estatal Emapa, en la tienda de la calle Gallardo. Wara Vargas-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Aline Quispe / La Paz

03:02 / 22 de mayo de 2015

Los panificadores de La Paz y El Alto ingresaron a un cuarto intermedio en sus medidas hasta el 31 de mayo y reanudarán hoy la venta de pan a Bs 0,40, aunque no elaborarán el pan de batalla. El Gobierno condicionó el diálogo con el sector a que normalicen la producción de marraqueta.

El presidente de la Federación Departamental de Panificadores de La Paz, Félix Quenta, comunicó ayer que en un ampliado realizado en la mañana se determinó levantar, hasta fin de mes, las medidas de presión; y restablecer  desde hoy la venta de pan especial a Bs 0,40 al consumidor final hasta que se termine la provisión de la harina subvencionada por el Estado.

El dirigente aclaró que los panificadores no producirán pan de batalla o marraqueta porque no hay una “hoja de costos real” del producto. La determinación se dio a conocer luego de que la ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Verónica Ramos, señaló que está “abierto” el diálogo con los panificadores siempre y cuando el sector regularice la venta de pan de batalla a Bs 0,40.

“Es posible (un diálogo con los panificadores) una vez que hayan sido superadas las medidas de presión y que la población de todo el país esté totalmente abastecida. (Con ello) empezaríamos a negociar con ellos”, dijo.

Los panificadores de La Paz y El Alto cumplieron ayer el cuarto día de paro en rechazo a la eliminación de la subvención de la harina. El sector comenzó el lunes la medida de presión por 48 horas y luego se unió al paro nacional de 48 horas determinado por los departamentos de Cochabamba, Oruro, Chuquisaca y Potosí.

Como efecto de la medida, La Razón constató que en puestos de venta de varias zonas de ambas ciudades ya no se encontró marraqueta, aunque en algunos puntos se vendió panes especiales producidos por panificadores y negocios independientes.

Expendio. Hasta ayer, en la calle Zoilo Flores (San Pedro) se comercializó en poca cantidad panes especiales, queques y otras masitas para paliar la escasez de marraqueta. Ante el anuncio de que ya no se elaborará la marraqueta, las comerciantes expresaron su rechazo e indicaron que es el principal producto que venden a la ciudadanía. Afirmaron que mucha gente viene de varias zonas solo para comprar el producto, incluso señalaron que hay una alta demanda de personas del interior.

Las comerciantes indicaron que con el paro resultaron afectadas y tuvieron que ofrecer otros productos para obtener una ganancia, algunas analizan dedicarse a otro negocio.

Quenta sostuvo que en el diálogo con el Gobierno se buscará la construcción de una hoja de costos real, técnica y pública para la elaboración del pan de batalla. Además se evaluarán otras alternativas, como la importación de harina para el sector y la venta por kilo del alimento.

El ejecutivo de la Confederación Nacional de Panificadores de Bolivia (Conapabol), Daniel Lamas, advirtió ayer que si hasta el 31 de mayo el Gobierno no atiende a sus demandas y no hay diálogo, el pan será vendido a un precio mayor a los Bs 0,40.

Evaluación del paro

El vicepresidente de Conapabol, Rubén Ríos, señaló que el segundo día de paro en cinco regiones del país se mantuvo hasta el mediodía, aunque en algunas regiones se elaboró pan especial.

La venta en las ferias tuvo una alta demanda

En la Feria de Precio y Peso Justo realizada ayer en la calle 10 de Achumani (zona Sur) se registró una elevada demanda de pan de parte de la ciudadanía. En media hora se vendió unas 1.000 unidades del producto a Bs 0,40. El Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras informó ayer que la estatal Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) comercializó los 1.000 panes en media hora en la feria, tras comenzar la venta a las 07.00, reportó la radio Patria Nueva.

El alimento también se expenderá hoy en el mercado Santa Rosa de El Alto. El Gobierno asumió la medida de abastecimiento por el paro de los panificadores de La Paz y El Alto, y la desarrollará hasta que finalice el conflicto.

En la sucursal de Emapa, de la calle Antonio Gallardo, se vendió en dos horas unas 3.000 unidades en la mañana, desde las 07.00. En tanto, en la tienda de la calle Luis Lara se distribuyó 2.000 panes en más de una hora, desde las 06.50. En la calle Gallardo también se distribuyó harina por quintal y por arroba, y en el otro punto se vendía el producto por arroba, tal como había pedido la gente.

Ejecutivo exige oferta de pan de batalla

El Gobierno señaló ayer que los panificadores no pueden elaborar otro tipo de pan que no sea el de batalla o marraqueta con la harina que se les entregó a precio subvencionado antes del inicio del conflicto, esta semana. Ese aspecto será considerado para definir la convocatoria al diálogo con el sector, dijo Martín Bazurco, viceministro de la Micro y Pequeña Empresa.

Tampoco se permitirá, aseguró la autoridad, que el sector comercialice el producto con otro precio, tal como anunciaron los panificadores de La Paz cuando declararon que venderán el producto en “boca de horno” a Bs 0,40, dejando a los intermediarios el precio final para el consumidor.

Bazurco comunicó ayer que el Ejecutivo evaluará la decisión del sector panificador de levantar las medidas de presión, debido a que para establecer un diálogo se debe reanudar la venta de pan de batalla al precio en el que se cotizaba antes del conflicto. “Si mañana la familia paceña puede desayunar, como toda la vida, con el pan de batalla adquirido en la tienda de la esquina,  vamos a convocar al diálogo al sector”.

Ratificó que no se retrocederá en la eliminación del subsidio de la harina y que dialogarán con el criterio de que la gente acceda al pan a un precio justo (de Bs 0,40). “La suspensión de las medidas implica el retorno a la normalidad para que el pueblo paceño deje de sufrir la falta de pan”.

Reiteró que no se permitirá que con la harina subvencionada por el Gobierno y entregada a principios del mes se comercialice el producto a otro precio. “Eso sería entrar en el ámbito de la especulación, porque no se puede producir con harina subvencionada que todavía tienen en sus almacenes solo pan especial y redondo o en boca de horno”, afirmó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia