Economía

El Seguro Agrario Universal se ampliará a 9 productos en 2014

El seguro está orientado a proteger los daños provocados por helada, inundación, sequía y granizada a cultivos sembrados en los municipios con mayores niveles de extrema pobreza.

Alcance del Seguro Agrario a municipios de extrema pobreza. Infografía: La Razón

Alcance del Seguro Agrario a municipios de extrema pobreza. Infografía: La Razón

La Razón (Edición Impresa) / Jimena Paredes / La Paz

00:00 / 09 de febrero de 2014

El Seguro Agrario Universal que indemniza a pequeños productores por la pérdida de cultivos de avena, cebada, haba, maíz, papa, quinua y trigo, por efectos climáticos, se ampliará este año a la yuca y al frejol a pedido de los productores de Santa Cruz.

El anuncio fue hecho por el director general ejecutivo del Instituto del Seguro Agrario (Insa), Erik  Murillo, quien luego explicó a La Razón que se estudia la posibilidad de incluir a los productores que pierdan sus cultivos de arroz.

“En Santa Cruz especialmente nos han pedido lo que es el frejol y la yuca, y para este año pretendemos incluir estos cultivos, entendiendo que es para la alimentación local y el mercado interno”, informó el funcionario.

Indicó que en las poblaciones de Urubichá y Guarayos de Santa  Cruz “se produce bastante frejol”.

Si bien al momento el seguro solo tiene alcance para siete productos, esto se debe a que éstos son de autoconsumo de los productores de los valles, cabecera de valles y del altiplano; pero también aportan a la alimentación de sus animales y al mercado interno, argumentó Murillo.

“Ellos no dicen no hay girasol en mi dispensa, no voy a almorzar bien; pero sí dicen no tengo papa, mote y maíz, no voy a almorzar bien”, explicó Murillo.

En el caso de los cultivos de avena y cebada, éstas alimentan al ganado bovino, y el maíz también sirve para la crianza de pollo. Éstos a su vez derivan a futuro en la obtención de otros como la leche, queso y carne, lo que garantiza la seguridad alimentaria de una determinada población.

Este seguro, según Erik Murillo, estuvo pendiente en su implementación en Bolivia durante muchos años, pese a que en otros países de la región ya se implementó hace varias gestiones.

En Perú, dijo, se implementó recién hace cinco años, y en Bolivia en 2012, pese a que la Ley 144 de Revolución Productiva Comunitaria Agropecuaria (que incluye este seguro) fue promulgada el  6 de junio de 2011.

“Si los países del alrededor han empezado con 20.000 hectáreas, nosotros hemos empezado con casi 100.000 hectáreas aseguradas, en realidad con 91.226 hectáreas aseguradas y 57.410 productores registrados”, detalló.

Cobertura. En junio de 2012 comenzaron las primeras tareas para implementar el seguro. Y entre septiembre y octubre de ese mismo año se registraron 91.226 hectáreas con planes de siembra. Un mes más tarde, en noviembre, comenzó la campaña 2012-2013 que terminó en julio del año pasado, explicó Murillo.

De esas 91.226 hectáreas, 20.000 fueron reportadas como siniestradas; pero una vez evaluadas esas parcelas, se constató que solo 8.400 estaban perdidas y el resto de los cultivos aún podían dar producción, por lo tanto no eran indemnizables, añadió.

En algunos casos, cuando cae la granizada, se debe esperar una semana o hasta 15 días para ver si los cultivos que han sido dañados revivan, explicó el funcionario. Para la campaña 2013-2014 se comenzó a trabajar en junio del año pasado, cuando aún se estaba indemnizando por la gestión 2012-2013. Ahora se trabaja en 175.304 hectáreas que corresponden a 105.870 productores.

El seguro está orientado a proteger los daños provocados por helada, inundación, sequía y granizada a cultivos sembrados en los municipios con mayores niveles de extrema pobreza.

El monto de indemnización es de Bs 1.000 por hectárea perdida, con el fin de que los productores afectados puedan sostener a sus familias en los meses siguientes. Cada agricultor solo puede asegurar hasta tres hectáreas. La subvención de la prima es con recursos del Tesoro General de la Nación en 100%. Los beneficiarios son los agricultores que se anotaron en el Registro Agrícola Comunal (RAC) del Insa.

El Insa ya indemnizó  por 400 ha afectadas

Jimena Paredes

Por las inclemencias climáticas de la campaña agrícola 2013-2014, el Instituto del Seguro Agrario (Insa) ya indemnizó por 400 hectáreas a unas 350 familias que informaron a esta entidad sobre la pérdida de sus cultivos.

El director general ejecutivo del Insa, Erik Murillo, informó que hasta el jueves recibieron 120 avisos de 4.267 hectáreas afectadas, las cuales están siendo evaluadas mediante un peritaje que al momento tiene 25% de avance  

“Con ese 25% de evaluación estamos al momento con unas 400 hectáreas que se han indemnizando, a unas 350 familias de manera preliminar”, dijo Murillo, tras explicar que esperan tiempos prudentes para evaluar las zonas dañadas siguiendo protocolos internacionales que señalan que se debe esperar al menos diez días para ver si una región está realmente afectada para indemnizar.

En La Paz uno de los municipios que sufrió daños en sus cultivos y a donde llegó la indemnización en estos días es Ancoraimes, indicó. El alcalde de esa comuna, Félix Huanca, informó a

La Razón que la siembra de haba, papa, haba y oca fue dañada.

“Unas 4.200 familias se beneficiaron”, aseguró. Añadió que la lluvia cae por lo general en la cordillera y cuando baja el agua aumenta el caudal de los ríos, pero también el lago asciende inundando los cultivos de la zona”, explicó la autoridad de ese poblado.

Seguro Comercial Agrario asistirá a más productores

El Ministerio de Desarrollo Rural y Agropecuario alista para julio de este año el Seguro Comercial Agrario, destinado a todo tipo de productor y que será financiado con recursos del Estado, gobernaciones y municipios, pero también con el aporte del interesado.  

Así lo informó a La Razón el viceministro de Desarrollo Rural y Tierras, Víctor Hugo Vásquez, quien después explicó que esta decisión ya es un hecho. “Vamos a implementar en esta gestión el seguro comercial para cubrir varios productos. El cómo, dónde y cuánto va a costar será un trabajo que iremos realizando”, dijo.

El director general ejecutivo del Instituto del Seguro Agrario (Insa), Erik Murillo, añadió que en principio el seguro comercial trabajará con cultivos de maíz y trigo, y no habrá límite por hectárea para indemnizar como lo es con el Seguro Agrario Universal, que es 100% gratuito y fue pensado para pequeños productores de municipios pobres.

En el seguro comercial cada persona se registrará de manera voluntaria ante el Insa, la superficie que desee cubrir con el seguro y no así de manera mancomunada como el de tipo universal.

Se pondrán a consideración cuáles serán los aportes del Gobierno nacional, departamental, municipal y del productor, explicó Murillo. Esto estará en función del cultivo y de la cantidad de hectáreas que anote ante el Insa, añadió.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia