Economía

Tasas de interés para vivienda son ‘innegociables’; no incluirán la TRe

Los que ganan hasta Bs 7.500 se beneficiarán con un interés más bajo. Para las personas cuyos ingresos superen los Bs 10.500 se aplicará la tasa máxima del 6,5%

Entrevista. El viceministro Mario Guillén Suárez recibió anoche a La Razón en su despacho.

Entrevista. El viceministro Mario Guillén Suárez recibió anoche a La Razón en su despacho. Eduardo Schwartzberg.

La Razón (Edición Impresa) / Edgar Toro / La Paz

02:40 / 11 de diciembre de 2013

Las tasas de interés máximas para vivienda social que fijó el Gobierno en el primer decreto reglamentario de la Ley de Servicios Financieros son “inamovibles e innegociables”. Tampoco se adicionará la Tasa de Referencia (TRe) a este tipo de créditos, lo que hacía más oneroso su pago.

El proyecto de decreto que reglamenta el régimen de tasas de interés para vivienda de interés social y niveles mínimos de cartera, fija una tasa de interés del 5,5% para una casa de hasta 255.000 UFV (Bs 482.661). La tasa para préstamos hasta 380.000 UFV (Bs 719.260) será del 6% y hasta 460.000 UFV (Bs 870.683) no deberá exceder del 6,5%. (Cabe hacer notar que para el cálculo en moneda nacional se tomó como referencia la cotización de la UFV del 10 de diciembre de 2013).

En entrevista con La Razón, el viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén Suárez, ratificó anoche que las tasas fijadas para el sistema financiero nacional son de estricto cumplimiento y no dan margen a negociar esos porcentajes.

El tema de las tasas de interés “es inamovible, eso es innegociable porque queremos cambiar la matriz económica del país, no podemos ser un país de comerciantes, somos así porque los bancos dan plata para el comercio, pero no para el productor, eso se tiene que cambiar”, afirmó.

El Gobierno hizo conocer el proyecto de decreto supremo a los principales sectores involucrados para conocer sus criterios. Ayer se reunió con la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban). Después de la reunión, Guillén explicó que las nuevas tasas de intereses serán los topes máximos  y no se podrá indexar a esos límites la Tasa de Referencia (TRe), como en el antiguo sistema de créditos. La TRe es calculada periódicamente por el Banco Central de Bolivia (BCB).

“Lo que establece el decreto supremo es que las tasas que se han fijado son tasas máximas, entonces no vas a poder indexar la TRe porque si indexas a la TRe podrías sobrepasarte a las tasas que nosotros hemos establecido”, manifestó el viceministro.

Citó como ejemplo que muchos clientes pueden sacar un crédito a una tasa del 8%, pero a la larga llegan a pagar entre 11% y 12% debido a la inclusión de la TRe. “Seguro que muchas personas están pagando sus viviendas con esos montos”, expresó.  La gente tiene que tener una forma de proyectar sus ingresos, sino “mañana puede comprometer todo su salario”, precisó Guillén tras citar este punto como otro beneficio de la norma.

La autoridad expresó que lo único que los banqueros están cuestionando es el plazo para llegar al 60% de la cartera de vivienda social y productiva que se estableció en el decreto, en la que se plantea dos años para los Bancos Múltiples y 4 para la Banca PYME.

“Nosotros creemos que ese plazo es suficiente, pero veremos sus números; nosotros tenemos los números que ellos reportan y en base a eso hemos hecho nuestras proyecciones”, dijo y recalcó que “no se va a imponer nada” y están prestos a escuchar.

Mario Guillén también fue contundente al ratificar que para el sector Banca PYME no se modificará el porcentaje del 50% de su cartera total que deben destinar al crédito productivo. Incluso descartó cualquier “alta concentración de riesgo” en ese sector.

Los niveles salariales

Las personas que ganen de Bs 7.500 para abajo tendrán un interés de 5,5%. Los que tienen un salario hasta Bs 10.500, su tasa de interés será de 6,0%, y los que ganan de Bs 10.500 para arriba la tasa será del 6,5%.

Habrá más construcción y viviendas más baratas 

La nueva norma que decreta bajas tasas de interés para el acceso al crédito para la vivienda de interés social permitirá un mayor crecimiento de la construcción; además se construirán casas más baratas, expresó ayer el viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén Suárez.  

“Se están visualizando dos efectos: habrá más construcción porque la gente podrá acceder al crédito y comprará su vivienda, aun cuando no tenga los grandes ingresos. Segundo, los constructores con estos valores tienen que hacer las casas más baratas”, expresó la autoridad de gobierno.    

Actualmente una casa vale en promedio $us 200.000 y un departamento $us 150.000, “donde hay gente que puede comprar, pero en desmedro de otra que no tiene esos capitales; ahora con esta norma será más fácil”, precisó. 

La autoridad no descartó que incluso con estas nuevas tasas los costos de las viviendas puedan bajar de precio. Sin embargo, aclaró que eso sería especular. “Puede darse ese fenómeno, aunque lo más evidente es que ahora se construirán casas más baratas para la gente”, recalcó Guillén.

El crédito productivo se aprobará en enero 

El Gobierno alista un nuevo decreto que reglamentará las tasas de interés para el crédito productivo y que será aprobado en enero del próximo año, anunció ayer el viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén Suárez.  

“Se trabaja el próximo decreto productivo, hay una heterogeneidad de sectores, de entidades que prestan su servicio al sector productivo y eso nos lleva a un análisis mucho más grande”, explicó la autoridad.

No quiso adelantar los porcentajes de interés de las nuevas tasas y si éstas van a ser mayores o menores que las fijadas para los créditos de vivienda, debido a que se tomarán en cuentan otros factores como los tipos de crédito, los plazos y a que no es lo mismo un crédito para seis meses o para diez años. “Hay varios factores que se están analizando”, indicó el viceministro Guillén.   

Producción. En términos generales, el funcionario explicó que el crédito productivo está destinado a la actividad productiva, que puede servir para el capital de operaciones, capital de inversiones, adquisición de maquinaria, de vehículos, entre otras herramientas que requieran los productores.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, había anunciado en marzo de este año —en una entrevista con La Razón— que las personas que se presten dinero de la banca para la producción, tendrán el beneficio de dos años de gracia para no pagar el capital.

“Hablamos de dos años, pero siempre existe la posibilidad de alguna modificación en la reglamentación por parte del  Ejecutivo; sin embargo, (con) dos años, (por) la experiencia que tenemos con el Banco de Desarrollo Productivo, es suficiente”, expresó en esa oportunidad.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia