Economía

‘Todavía hay esperanza y confianza (del inversor) en la economía del país’

Faris Hadad-Zervos - ‘Estamos viendo el retorno de inversiones de años anteriores’

Representante. El ejecutivo Faris Hadad-Zervos analiza la evolución de la economía boliviana.

Representante. El ejecutivo Faris Hadad-Zervos analiza la evolución de la economía boliviana.

La Razón / Wálter Vasquez / La Paz

02:01 / 24 de mayo de 2012

El representante residente del Banco Mundial (BM) en Bolivia, Faris Hadad-Zervos, indicó que el cambio de categoría de Bolivia a país de ingresos medios está en función de que el Gobierno mantenga al país con un desempeño macroeconómico positivo e incremente la inversión pública, pero principalmente la privada. El ejecutivo dijo que hay un acercamiento favorable entre el Estado, el ente multilateral y los inversores nacionales y extranjeros.

— ¿En qué se basa la Alianza Estratégica 2012-2015 establecida entre el Banco Mundial (BM) y el Gobierno de Bolivia?

— La Alianza Estratégica está vinculada al Plan Nacional de Desarrollo del Gobierno. Trabajamos en Desarrollo Productivo Sostenible; Desarrollo Humano y Acceso a Servicios Básicos; Cambio Climático y Gestión de Riesgos y Desastres; y Apoyo a la Eficiencia del Sector Público. Además de estos cuatro ejes, se priorizan transversalmente la temática del género y la gobernancia transparente.

— ¿Cuántos proyectos financia actualmente la institución?

— En este momento contamos con 13 proyectos activos que se llevan a cabo con una inversión de $us 444 millones. Antes de fin de año, esta cifra se incrementará a más de $us 530 millones con la incorporación de otros tres proyectos que —de acuerdo con prioridades del Gobierno— podrían estar focalizados hacia el desarrollo rural, infraestructura y servicios básicos.

— ¿Qué más tiene previsto esta nueva alianza con el país?

— Está en proceso una graduación de Bolivia a país de ingresos medios y, por lo tanto, al BIRF (Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, que forma parte del grupo BM), lo que implica que el país ha tenido un desempeño macroeconómico muy importante.

— ¿La última calificación de BB- otorgada al país por la consultora internacional Standard & Poor’s influirá en esta graduación?

— Aunque esta calificación es una señal del potencial y la fuerza económica del país, la graduación de Bolivia (a país de ingresos medios) va a estar en función de la continuidad de un desempeño macroeconómico positivo —que para nosotros está previsto— y un incremento de la inversión. Esto último también lo podemos ver con datos muy prometedores sobre el crecimiento del PIB (Producto Interno Bruto) —que en los últimos cinco años fue de 4,5%— y de la inversión pública y privada.

— Sin embargo, ¿no ha sido este crecimiento de alguna forma impulsado por inversiones realizadas en años anteriores?

— Estamos viendo un poco el retorno de inversiones de hace muchos años, pero que aún siguen vigentes. Por ejemplo, el proyecto San Cristóbal logró duplicar el PIB minero. En hidrocarburos, recién se inauguró la planta de procesamiento de gas de Margarita y el congreso de YPFB mostró que el sector petrolero tiene esperanza y fe en las oportunidades de inversión que ofrece Bolivia (...). Además, la IFC —que está focalizada a inversores privados— ya tiene un nuevo representante en Bolivia. Todas esas son señales positivas de un acercamiento continuo entre el Estado, el Banco Mundial y otros inversores.

— ¿Qué impacto tiene la política de nacionalización en el desarrollo de la economía?

— El Banco Mundial respeta las decisiones soberanas de Bolivia. Sabemos que estas decisiones tienen muchas variables y factores como la estrategia de país y el desempeño de algunas empresas (...). Todo tipo de inversión es muy importante, es la sangre de la economía y hay que promoverla y dar confianza a los inversores (...) sabemos que en las decisiones del Gobierno están pesando todas estas cosas (...). Según los datos (macroeconómicos) —que son hechos—, todavía hay esperanza y confianza en la economía boliviana.

— ¿Cuáles son los desafíos que la economía boliviana debe encarar en los próximos años?

— A nivel interno, el principal reto del Gobierno es impulsar la inversión de una manera más rápida, con el objetivo de lograr un desarrollo mayor al que se tiene (...). Aún hay mucho por hacer en todos los frentes, pero a través de los proyectos del Banco Mundial esperamos apoyar las metas de fortalecimiento del Gobierno.

Perfil

Nombre: Faris Hadad-Zervos

Profesión: Economista

Cargo: Representante residente del Banco Mundial en Bolivia

Experto en relaciones bilaterales

Faris Hadad-Zervos, economista de profesión, es de origen mexicano y griego libanés. Se unió al Banco Mundial (BM) en 2001, ejerciendo cargos como representante de la institución en países de Medio Oriente. Hadad-Zervos es uno de los funcionarios del ente multilateral que más ha aportado con producción bibliográfica y artículos sobre el impacto de la guerra en la economía palestina. Sus objetivos en Bolivia son la efectiva implementación de la cartera de proyectos del BM, el continuo fortalecimiento de la relación con las autoridades bolivianas y el impulso de la participación productiva del banco dentro de las comunidades cooperantes internacionales.

‘Respetamos la nacionalización de TDE’

Aunque tiene una inversión “pequeña” en la nacionalizada Transportadora de Electricidad (TDE), el Banco Mundial (BM) informó que respeta la decisión del Gobierno, pero remarcó que la confianza es esencial para que se tenga más inversión.

Datos extraoficiales señalan que la española Red Eléctrica Internacional es garante y responde subsidiariamente a la deuda de 15,7 millones de euros que la TDE tiene con la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés) —perteneciente al grupo BM— y la Corporación Andina de Fomento (CAF). 

“Estamos observando y monitoreando este tema de la TDE; el IFC tiene una inversión pequeña en esta empresa”, sin embargo, “respetamos la decisión del Gobierno”, aunque “hay que destacar que la confianza del inversor es muy importante para tener más inversión”, sostuvo el representante residente del ente multilateral en Bolivia, Faris Hadad-Zervos.

Según el documento del BM Alianza Estratégica con  Bolivia 2012-2015, “el proceso de nacionalización y la reforma del marco jurídico en curso están afectando el clima de inversiones y, potencialmente, podrían reducir a mediano plazo las perspectivas de crecimiento”.

Asimismo, entre los riesgos a la baja para el crecimiento económico del país, se debe tomar en cuenta que “la situación fiscal podría erosionarse por las presiones generadas por la descentralización y los costos relacionados con el proceso de nacionalización”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia