Economía

El crecimiento de la economía se ve reflejado en un mayor consumo

Expertos. El poder adquisitivo hace que sectores populares acudan a supermercados

Ventas. Frontis del supermercado Ketal, ubicado en la calle 15 de Calacoto.

Ventas. Frontis del supermercado Ketal, ubicado en la calle 15 de Calacoto.

La Razón / Jimena Paredes / La Paz

00:02 / 25 de noviembre de 2012

Expertos en marketing y sociólogos señalan que el crecimiento de la economía en el país se ve reflejado en un mayor consumo y en el aumento del poder adquisitivo que ahora tiene la gente. Esto también se ve plasmado en los supermercados, a los que ahora acuden sectores populares.

El especialista en marketing y publicidad Antonio Álvarez señaló que un indicador de la bonanza en la economía es el aumento de promociones de una variedad de productos puesta al mercado por parte de las empresas, esto debido a una mayor demanda de los consumidores que a su vez se debe a la capacidad de compra.

“Ahora hay mayor consumo de productos porque existen más marcas y por ello hay mayor competitividad; eso significa más inversión de las empresas en promocionar sus productos y, por ende, existe mayor liquidez en la economía”, dijo el especialista.

Otro síntoma que refleja el momento de bonanza económica en el país se observa en los créditos bancarios, pues las entidades financieras ahora tienen más ofertas en cuanto a préstamos, lo que devela a la vez mayores oportunidades de compra, añadió Álvarez.

“Se ve que hay mucho consumo, la gente está adquiriendo autos a crédito y, para acceder a eso, uno necesita un aval, un ingreso, solvencia. Se nota que hay mucha demanda en este rubro y otros porque han ingresado marcas extranjeras al mercado”, añadió el experto.

En una entrevista publicada el 6 de agosto en La Razón, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, explicó que el soporte del buen periodo en la economía del país se encuentra en los ahorros de la gente, en el crecimiento de las cuentas bancarias y en la inversión pública.

Cuestionado sobre si esa bonanza económica llega al bolsillo de la gente, Arce respondió en esa ocasión que “el flujo del dinero no es una fantasía” y que los ahorros en los bancos subieron de $us 3.700 millones en 2005 a $us 11.700 millones en 2012.

Para el director ejecutivo de la empresa IEstrategias en Comunicación, Remy Orgaz, el aumento del consumo en la población también se evidencia en los supermercados, donde ahora no sólo acude la gente de “clase alta o media, sino popular” por el poder adquisitivo que ha alcanzado.

“Cada vez más empresas están retribuyendo a sus trabajadores con vales para supermercados. Entonces, un obrero puede acceder a estos locales, ya sea con recursos propios o de su empresa”, dijo Orgaz.

Para el sociólogo René Pereira, el aumento en el consumo se presenta más en la clase media porque tiene ingresos asegurados y acude mes a mes a los supermercados. Sin embargo, observó que en los últimos años  gente de sectores populares ahora accede a estos centros comerciales pese a que en la ciudad de El Alto, por ejemplo, se encuentra la feria 16 de Julio, la más grande de Latinoamérica, lo que refleja que hay circulante.

Demanda  y entrega de recursos

Oferta

El experto en marketing Antonio Álvarez indicó que hoy en día hay una mayor oferta de productos para satisfacer también una gran demanda.

Bonanza

Para el ministro de Economía, Luis Arce, la bonanza económica también se refleja en las transferencias económicas a niveles subnacionales. “En 2005, el Gobierno transfería     a municipios, prefecturas y universidades cerca de $us 800 millones;   y hoy transfiere más de $us 3.000 millones”.

CEDLA: Hay mayor capacidad de compra en las familias

La incorporación de más componentes de una familia a fuentes de trabajo genera una mayor capacidad de compra en el hogar debido al aumento de ingresos económicos, explicó el investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), Bruno Rojas.

“En las encuestas que hemos llevado a cabo hay un relativo incremento de la participación de los miembros de la familia en el mercado laboral. Ya no hay esa figura clásica en la que el jefe del hogar, el varón, era el principal aportador de ingresos en la familia”, indicó a este diario el especialista.

En la encuesta Empleo Urbano, realizado por el CEDLA el año pasado, se constató que en la actualidad la esposa y los hijos aportan con ingresos económicos. “Existe un porcentaje creciente de jóvenes en el mercado laboral que aportan en el ingreso familiar y, por tanto, tienen una capacidad de compra de una mayor gama de productos”, sostuvo el investigador.

Los resultados de las consultas realizadas en el eje troncal del país señalaron que el 65% de las personas con alguna ocupación en el área urbana tiene empleos informales o semipresenciales y el 35% es formal y con beneficios.  Dentro del 35% de personas con empleo formal, el 9,6% pertenece al sector estatal y se desempeña en cargos públicos.

‘Hay control de calidad’

“Dan peso exacto y  puedo descargar con la factura lo que consumo, además existe un control de calidad de los productos a diferencia del mercado. En el supermercado (Ketal) el precio es un poco más, pero eso es porque ellos tienen que pagar la luz y el agua. Si los productos están echados a perder, uno puede reclamar y le devuelven el dinero, mientras que en el mercado no sucede eso y uno pierde plata y tiempo”. (Giorgina Barrera, abogada).

‘Puedo venir a reclamar’

“Vengo al supermercado porque los vegetales están limpios y puedo escoger la cantidad que quiero. Los precios me parecen económicos y la diferencia es que no tengo que gastar en pasajes hasta el centro. Otra de las ventajas son las promociones que tienen, a veces con la tarjeta de usuario nos rebajan más. Veo que las cosas están mejor porque con la factura, si algún producto está mal, puedo venir a reclamar”. (Carlos Soto, diseñador gráfico).

‘Nadie te roba la bolsa’

“Comprar en este supermercado (Hipermaxi) es más fácil que subir al mercado Rodríguez, y eso cuenta bastante. Uno puede venir sin joyas o del gimnasio tranquilamente y nadie te roba la bolsa, además uno escoge los productos a elección. Me conviene porque yo declaro facturas y en la Rodríguez no nos dan; sin embargo, voy a la Rodríguez una vez al mes por algunas verduras y cuando me faltan, sólo voy al Hipermaxi”. (Rosana Tredinic, abogada).

‘Tienen bastante higiene’

“Vengo al supermercado porque encuentro unos precios razonables, tienen bastante higiene, la gente atiende con amabilidad, recibo factura y eso me ayuda para el descargo del IVA. Además hay protección permanentemente y cuando uno tiene un paquete, uno puede dejarlo en un lugar, además veo que esto está organizado. Para comprar verduras voy al mercado Rodríguez cada 15 del mes, porque tengo allá gente que me atiende”. (Teresa Alarcón, jubilada).

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia