Economía

Los jubilados marchan hacia La Paz y toman las ciudades

El ministro Arce advirtió ayer que pagar un bono de Bs 3.000 por afiliado provocará un déficit fiscal

Demanda. Un grupo de jubilados bloquea la calle Ayacucho, frente al Banco Central de Bolivia.

Demanda. Un grupo de jubilados bloquea la calle Ayacucho, frente al Banco Central de Bolivia. Foto: Miguel Carrasco

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Rivas / La Paz

01:58 / 15 de septiembre de 2014

Con una marcha a La Paz desde Konani (Oruro) y bloqueos en las ciudades del país, la confederación de jubilados retoma desde hoy sus medidas de presión en demanda de un bono anual de Bs 3.000 por afiliado, una exigencia cuya atención causaría déficit fiscal, según el Gobierno.

El secretario ejecutivo de la Confederación de Jubilados y Rentistas de Bolivia, Irineo Rivera, prevé que al menos 4.000 de sus 133.000 afiliados protagonizarán la marcha desde la población de Konani, a 110 kilómetros de La Paz, mientras otros grupos bloquearán calles y avenidas troncales de las principales ciudades del país.

La Cruz Roja y la Caja Nacional de Salud (CNS) se comprometieron a acompañar la movilización para resguardar la salud de los participantes, afirmó Rivera. “Algunos de los afiliados tienen algunas imposibilidades físicas, pero van a asistir. Si hay que pagar con nuestra vida a esta reivindicación, lo haremos de esa forma (sic)”.

El dirigente dijo que la marcha —determinada el miércoles en ampliado general, y a la que podrían sumarse rentistas fabriles, mineros, maestros y empleados públicos, entre otros— se iniciaría a las 10.00 de hoy. Explicó que en las ciudades capitales se organizarán los puntos de bloqueo de acuerdo con el número de asistentes.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, reiteró ayer, en una entrevista con medios estatales, que el Ejecutivo no puede otorgar el bono que piden los 133.000 jubilados porque ello representaría un gasto al Estado de $us 92 millones al año, lo que provocaría un déficit fiscal.

“Se los hemos explicado en varias oportunidades. En la última reunión hemos visto una intransigencia de algunos dirigentes que no querían que se les dé detalles, solo preguntaban si habrá o no el bono”, manifestó.

El miércoles, en un ampliado general, los jubilados y rentistas decidieron llevar a cabo una marcha desde Conani y masificar las medidas de presión realizadas durantes las últimas dos semanas exigiendo el pago del beneficio.

El Ministro de Economía calificó la movilización como un acto político preelectoral. “Para nosotros esto se está convirtiendo en un tema netamente electoral, al tratar de presionar sabiendo que están próximas las elecciones, al tratar de sacar provecho creyendo que el Gobierno va a actuar en esta última etapa de manera irresponsable, dando algo que no se puede”.

Político. Según Arce, el Órgano Ejecutivo hizo esfuerzos para aumentar los ingresos de más de 800.000 personas de la tercera edad, entre 60 y 85 años, de todos los sectores sociales, en lugar de solo atender la demanda concreta de esos 133.000 jubilados.

Rivera respondió que este sector no se identifica con ningún partido político. “Ellos (el Gobierno) piensan que es político, porque ellos han creado el problema al decretar el doble aguinaldo. Éste es un movimiento social y legítimo, por eso nos movilizamos y ponemos en riesgo nuestras vidas”.

Arce insistió en que el presidente Evo Morales recibirá a la dirigencia de los jubilados el 24 de octubre, después de los comicios generales .

Negociarán sin dejar la medida

Apertura

El representante de los jubilados, Irineo Rivera, dijo que el sector está dispuesto a dialogar en cualquier momento sobre la base de su propuesta, pero que la marcha no se detendrá.

Mediación

Según Rivera, Derechos Humanos mediará entre los jubilados y el Gobierno. “Han hecho oídos sordos, se han vuelto ciegos y eso está provocando que nos movilicemos”, expresó.

Dejan pedido de un segundo aguinaldo por un tiempo

La exigencia de un segundo aguinaldo fue “apartada” temporalmente de las demandas de la Confederación de Jubilados y Rentistas de Bolivia, que mantiene su pedido de un bono anual de Bs 3.000 por afiliado.

“Ya no se trata de aguinaldos, el segundo aguinaldo lo hemos puesto a un lado, nos hemos centrado en un solo pedido para que no digan que provocamos déficit en el país”, afirmó el principal representante del sector, Irineo Rivera. Para el dirigente, existe “una tozudez” por parte de las autoridades del Ejecutivo, que no escuchan las demandas de este sector. “Falta una conciencia social”.

El pedido de un “segundo aguinaldo será retomado después. Ahora nos hemos flexibilizado con el tema y queremos que exista una similar actitud del Gobierno”, remarcó Rivera.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia