Economía

El mercado interno impulsa crecimiento de la economía

El 86% del crecimiento económico que Bolivia registrará este año (5%) se debe a las políticas redistributivas del ingreso que incrementaron el poder adquisitivo de la población y la demanda interna. Los resultados macroeconómicos permitieron al país superar la crisis internacional.

Infografía PIB

Infografía PIB

La Razón / Wálter Vasquez / La Paz

04:14 / 29 de diciembre de 2011

Así lo señaló el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, durante una evaluación del desempeño macroeconómico del país en 2011. La autoridad destacó que este año el Sector Público No Financiero (SPNF) registrará por sexto año consecutivo superávit del 2,6% en sus cuentas y una balanza comercial positiva.

“Las políticas redistributivas del ingreso incrementaron la demanda interna y la convirtieron en el motor del crecimiento económico del país. En 2011, no estamos creciendo en función de las exportaciones, porque éstas van a contribuir con apenas el 0,7% (al desarrollo del 5% del Producto Interno Bruto - PIB), el restante 4,3% está explicado por la demanda interna”, precisó Arce (ver infografía).

Las políticas de fomento a la demanda interna, recordó, están relacionadas con el continuo incremento de la inversión pública, la conservación de la renta Dignidad y de los bonos sociales, el bono de hasta Bs 1.000 a los empleados públicos del nivel central y el incremento salarial del 11% designado a los trabajadores de los sectores salud y educación.

Crisis. “Si durante la crisis (financiera internacional) de 2009 hubiéramos continuado con la política neoliberal —que basaba el crecimiento exclusivamente en exportaciones— la recesión que hubiéramos tenido ese año habría llegado el 3,7%”, indicó. En 2009, la recesión ocasionó una caída generalizada en las exportaciones de los países productores de materias primas (en el caso de Bolivia fue de 3,71%), pero el crecimiento de la demanda interna se incrementó en 7,07%, “dando como resultado el 3,4% de crecimiento” de ese año, expresó.

Este año, la crisis hubiera disminuido el crecimiento del PIB a 0,7%, “pero como hemos incentivado el mercado interno desde 2006, se tendrá un crecimiento del 5%”, manifestó Arce.

La apreciación de la moneda nacional, liberación de aranceles para importación de maquinaria e insumos para la agricultura, priorización de los créditos del Banco de Desarrollo Productivo (BDP) a la producción de alimentos, ampliación de las Operaciones de Mercado Abierto (OMA), regulación y prohibición de la exportación de alimentos escasos, la importación directa de alimentos, la postergación arancelaria a la internación de harina de trigo y maíz, así como la política fiscal “austera” contribuyeron también a superar la recesión externa.

“Hemos vencido a la crisis internacional, a la inflación, y con ese escenario tan desfavorable estamos logrando crecimiento y superávits en la balanza comercial y en sector público”, aseveró.

BDP generó 526.000 empleos

De junio de 2007 a noviembre de 2011, el Banco de Desarrollo Productivo (BDP) acumuló una cartera productiva de $us 193 millones que generó a su vez 526.137 empleos, entre directos e indirectos. Asimismo, entre marzo de 2010 y noviembre de este año el Fondo Propyme Unión otorgó créditos por un valor de $us 13,6 millones.

Arce dice que apreciación ‘abrupta’ crea incertidumbre

El ministro de Economía, Luis Arce, dijo que una modificación “abrupta” del tipo de cambio de la moneda nacional generaría incertidumbre en las inversiones relacionadas con el comercio exterior y afectaría el desarrollo económico del país. “El tipo de cambio más estable (en la región) es el del boliviano. Si éste subiera o bajara abruptamente como en otros países, lo más lógico es que se acreciente la incertidumbre para las inversiones, en las importaciones, exportaciones y demás rubros de la economía”, indicó. En un año, Brasil y Chile depreciaron su moneda en 12%, Argentina en 8% y Uruguay en 1%, mientras que Bolivia apreció en 1%, Perú en 4% y Paraguay en 5%.

Cuatro sectores impulsan la economía

El Producto Interno Bruto (PIB) boliviano registró a octubre un crecimiento del 5% por el dinamismo registrado en los sectores de servicios, hidrocarburos, construcción y transporte y almacenamiento. Sin embargo, la actividad hidrocarburífera redujo su desarrollo en seis puntos porcentuales.

“Contrariamente a lo que sucede en otros países, estos sectores continúan creciendo y mejorando respecto al progreso observado en 2010 (...). Son sectores que están apuntalando el crecimiento económico del país”, indicó ayer el ministro de Economía, Luis Arce.

De enero a octubre de este año, el sector de servicios (electricidad, gas y agua) creció de 7,3% en 2010 a 8%; construcción de 7,5% a 7,8%;  la industria manufacturera de 2,6% a 3,4%; agropecuaria de -1,2% a 3,2%; minería de -4,1% a 1,8%; transporte y almacenamiento en 7,1%; y el sector de establecimientos financieros (que incluye actividades de servicios financieros, servicios a las empresas y propiedad de vivienda) en 5,6%.

No obstante, de acuerdo con los datos del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas (MEFP), la actividad hidrocarburífera registró una caída en su desarrollo de seis puntos porcentuales. En la anterior gestión, el sector alcanzó un crecimiento del 13,9%, mientras que a octubre de este año el indicador descendió a 7,8%.  El crecimiento del sector agropecuario “se debe a las políticas de crédito para diferentes sectores y a la labor de fomento a la producción de alimentos efectuada por Emapa”, explicó Arce.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia