Economía

Una nutricionista pide ingerirla una vez por semana

Una persona debería consumir carne de llama por lo menos una vez a la semana en reemplazo de la de res porque es beneficiosa para el ser humano por sus altos valores nutritivos, recomendó la nutricionista Mónica Barreda.

La Razón (Edición Impresa) / Claudia Villca / La Paz

00:00 / 09 de agosto de 2015

Una persona debería consumir carne de llama por lo menos una vez a la semana en reemplazo de la de res porque es beneficiosa para el ser humano por sus altos valores nutritivos, recomendó la nutricionista Mónica Barreda.

Los principales beneficios para la salud de quienes consumen carne de camélidos es su alto grado de proteínas y principalmente los bajos niveles de grasa saturada y colesterol.

La profesional explicó a este medio que el beneficio más importante del consumo es que previene el aumento del colesterol, la formación de trombos y el accidente vásculo cerebral.

“Cuando la persona tiene una alimentación con dos a tres veces a la semana de carne de res, por lo menos debería ingerir la de camélido una vez”, señaló.

Según la recomendación, su ingesta una vez por semana podría reemplazar a la de res (que también está recomendado por su alto nivel de hierro). Indicó que se debe complementar el consumo de esta carne con la de aves, pescado, huevos y vegetales o cereales, sin carne animal, entre una y dos veces por semana.

Recordó que la no ingesta de esta carne se debía a que por ser derivada de animales de carga existía el temor de que no esté tratada para el consumo humano, con el riesgo de que la persona pueda contraer enfermedades como la cisticercosis.

Sin embargo, dijo Barreda, la situación ha cambiado ahora y con los debidos controles sanitarios, y manejo del ganado en mejores condiciones, la carne camélida es apta para el consumo humano y es recomendado por nutricionistas y médicos.

De acuerdo con datos comparativos de los valores nutricionales de las carnes consumidas por la gente, la de camélido posee 24,82% de proteína y 3,69% de grasa, la de res 21,01% de proteína y 9,85% de grasa, la de pollo 21,87% de proteína y 3,76% de grasa.

La carne de camélidos y sus derivados como carnes frías, chorizos parrilleros, salchichas, queso y salames se expenden en los mercados populares de La Paz, El Alto, Oruro y Potosí a un precio de entre Bs 18 y 20 el kilo. Según el corte y la calidad de la carne, el precio puede llegar hasta Bs 30. Sin embargo, de acuerdo con técnicos del proyecto de Valorización de la Economía Campesina de Camélidos (Vale), la carne camélida todavía no ingresó en los supermercados por los requisitos sanitarios que se exigen.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia