Economía

La deuda externa no superará el 50% del PIB

El vicepresidente Álvaro García Linera dijo ayer en rueda de prensa que el Gobierno seguirá endeudándose de manera “razonable” y que la deuda externa no sobrepasará el 50% del Producto Interno Bruto (PIB), cifrado en $us 34.493 millones para 2015.

Infografía: FMG-La Razón/Fuente: BCB

Infografía: FMG-La Razón/Fuente: BCB

La Razón (Edición Impresa) / Aline Quispe / La Paz

08:44 / 15 de marzo de 2016

El vicepresidente Álvaro García Linera dijo ayer en rueda de prensa que el Gobierno seguirá endeudándose de manera “razonable” y que la deuda externa no sobrepasará el 50% del Producto Interno Bruto (PIB), cifrado en $us 34.493 millones para 2015.

“En los siguientes años vamos a seguir endeudándonos, pero siempre en términos muy razonables, por debajo de la mitad del PIB, lo que permite que eso sea muy manejable”, subrayó.

Afirmó que la deuda externa disminuyó del 52% del PIB en 2005 a 17% a junio de este año. En 2006, el tamaño de la economía boliviana era de $us 11.384 millones y en 2015 la estimación subió a $us 34.493 millones. “Es una tasa de endeudamiento de las más bajas de todo el mundo”, detalló.

Indicó que con el crédito chino de $us 7.500 millones, la deuda externa subirá entre el 25% y el 28% del PIB.

“Bolivia se ha endeudado y en los siguientes años va a seguir endeudándose, pero con una característica de carácter soberana, es decir, una deuda que no somete ni los intereses del país ni las políticas públicas del país a condicionamientos externos”, aseguró.

El expresidente del Colegio de Economistas de Bolivia Waldo López señaló que es prudente que el endeudamiento de un país no supere el 50% del PIB, pero eso no implica que sea fácil de pagar y que la obtención del adeudo sea con índices favorables como menores intereses. Con esta medida, añadió, el Gobierno busca consolidar los proyectos del Plan de Desarrollo Económico y Social 2016-2020.

El Vicepresidente refirió que antes Bolivia, para acceder a los préstamos de organismos multilaterales, debía someterse a la instrucción de políticas externas como la privatización y alzas de tributos a los salarios. “Nosotros no vamos a privatizar nada, preferimos morirnos antes de privatizar algo para acceder a un crédito”, manifestó.

Resaltó que la deuda externa actual es de carácter soberano y con autodeterminación sin ningún sometimiento a los organismos internacionales. Con esta medida, agregó, se han diversificado las fuentes de financiamiento.

Recursos. El Mandatario aseveró que para garantizar la inversión pública se tiene un ahorro interno conformado por las Reservas Internacionales Netas (RIN), los ingresos tributarios y el endeudamiento internacional.

García precisó que el principal acreedor del país es CAF-Banco de Banco de Desarrollo de América Latina. Le sigue el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial (BM). En tanto, los principales acreedores bilaterales son China, Brasil y Alemania, entre otros países.

En el caso del sector privado, precisó que también se tiene el ahorro en los bancos, que suma $us 22.000 millones, y los aportes de los trabajadores que manejan las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), entre otros.

Reiteró que esas fuentes de financiamiento ayudarán a cumplir el plan quinquenal que establece un ascenso del PIB nominal de $us 34.493 millones en 2015 a $us 55.000 millones en 2020 y una inversión estatal en el próximo lustro de $us 48.574 millones. “La inversión pública es clave porque se usa para construir hospitales, escuelas, carreteras e industrializar”.

Asimismo pidió al empresariado privado invertir hasta 2020 la mitad de la inversión pública, es decir, unos $us 24.000 millones para acompañar el crecimiento. “Con esto tendríamos la economía más sana, más próspera y de mayor crecimiento del continente”. Los pilares del modelo son la expansión económica, la inclusión, la redistribución de ingresos y la industrialización.

Condiciones de algunos créditos

Posición. García sostuvo que el Gobierno será pragmático en las relaciones internacionales y concretará el crédito chino de $us 7.500 millones, aunque reconoció que estos recursos vienen “amarrados” a las empresas del país que facilitan el préstamo. El Vicepresidente afirmó que dicha medida está ocurriendo con China, Alemania, Francia, Italia y con los distintos países con los que el Estado boliviano contrajo un préstamo.

Vicepresidente aboga por un equilibrio en alza salarial

El vicepresidente Álvaro García Linera dijo que es importante que el Gobierno, los empresarios y los trabajadores hallen un equilibrio en el establecimiento del alza salarial a fin de garantizar un aumento del poder adquisitivo, la dinamización de la demanda interna y la protección de los empleos.

La autoridad indicó que el Ejecutivo siempre ha buscado mantener la capacidad adquisitiva de los bolivianos y se trabajará para que esa medida continúe.

Agregó que los trabajadores deben equilibrar su petición sobre el alza salarial, porque también existe la necesidad de garantizar las fuentes de empleo.

“En un momento en que el contexto externo tenga dificultades, Bolivia debe mantener su crecimiento y su dinamismo y se debe garantizar un buen ingreso económico y la sostenibilidad de la empresa para dinamizar la demanda interna”.

García resalta avances en tren bioceánico

El Gobierno informó que hay avances importantes en la consolidación del proyecto del tren bioceánico que incluye a Bolivia y unirá los puertos de Santos, en el océano Atlántico, e Ilo, en el océano Pacífico. Una misión gubernamental sostendrá este miércoles y el jueves una reunión con autoridades de Perú para tratar la creación de una firma que administre la línea férrea.

“Estamos muy optimistas, está por buen carril este nuestro proyecto del tren bioceánico que pasa por Bolivia, es la propuesta más sólida, más contundente, más viable, más técnicamente factible y con menos problemas medioambientales”, afirmó ayer el vicepresidente Álvaro García Linera.

El lunes, La Razón publicó que el presidente Evo Morales reveló que pidió a su homólogo de Perú, Ollanta Humala, consolidar el tren bioceánico boliviano antes de que el mandato de ambos termine con el objetivo de que sus sucesores puedan realizar la ejecución del megaproyecto.

García resaltó que el proyecto “es una de las obras más importantes de integración del continente” y el trazo de la línea férrea comprende desde Brasil, pasando por Bolivia, hasta desembocar en los puertos peruanos del Pacífico y llegar a los países de Asia. Agregó que a este proyecto se unirán luego Uruguay, Paraguay y Argentina por la hidrovía Paraguay-Paraná.

“Se han dado muy buenos pasos con el Perú, también con el Brasil. Hay interés no solo de los tres países, sino que hay interés de la Unión Europea y China para financiar esta megaobra”, sostuvo el Vicepresidente.

Recordó que la inversión en el ferrocarril estará entre $us 6.000 y $us 8.000 millones.

Entre el 16 y el 17 de marzo, los titulares de Obras Públicas, Milton Claros, y de Planificación, René Orellana, se reunirán con ministros de Perú para tocar la creación de una firma que administre el tren.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia