Economía

Tres plantas de YPFB rendirán $us 2.000 MM desde 2016

La inversión en cada planta se recuperará en al menos 10 años

Complejo. Un técnico de YPFB en la planta de separación de líquidos Río Grande, en Santa Cruz.

Complejo. Un técnico de YPFB en la planta de separación de líquidos Río Grande, en Santa Cruz. Foto: Walter Vásquez

La Razón (Edición Impresa) / Wálter vásquez n la paz / La Paz

00:39 / 11 de agosto de 2014

Las plantas de separación de líquidos Río Grande y Gran Chaco y la planta Amoniaco-Urea le generarán al país $us 2.000 millones desde 2016, anunció el presidente Evo Morales. La inversión realizada en las tres plantas, de $us 1.644,5 millones, se recuperará en al menos diez años.

“La industrialización va a seguir mejorando la economía nacional (...). Solo con las plantas de (separación de líquidos de) Río Grande y Gran Chaco y la planta de Bulo Bulo (Amoniaco-Urea) se va a tener mínimo una ganancia de $us 2.000 millones al año”, anunció ayer Morales en Tarija.

En 2013, la renta petrolera, resultado de la sumatoria de los ingresos generados por la actividad de la comercialización de los hidrocarburos, además de otros impuestos nacionales deducidos de la actividad económica, alcanzó a $us 5.585,60 millones, monto que representa un incremento del 30% respecto a lo obtenido en 2012, que alcanzó a 4.291,80 millones.

Río Grande (en operación) requirió de una inversión de $us 162 millones y Gran Chaco y Amoniaco-Urea se construyen con 620 millones y 862,5 millones, respectivamente, según datos de YPFB Corporación.

“Calculamos que esta inversión la vamos a recuperar en diez o 12 años”, afirmó en Cochabamba el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas.

Estas tres plantas, precisó, forman parte de “la primera fase de la industrialización” impulsada por YPFB; las otras son GNL, Propileno y Polipropileno, y Etileno y Polietileno.

“Con estos proyectos vamos a cerrar la primera fase de la industrialización para ir luego identificando, seleccionando, los proyectos correspondientes para la segunda fase de la industrialización”, agregó.

Río Grande se encuentra en operación desde agosto del año pasado. Con su aporte, Bolivia es autosuficiente en la producción de GLP (gas licuado de petróleo), pues cubre toda la demanda interna y el excedente se destina a la exportación.

En Gran Chaco, que se entregará en septiembre y será seis veces más grande que Río Grande, se obtendrá GLP, gasolina, isopentano y, a diferencia de la anterior, etano.

La Planta de Gas Natural Licuado (GNL), donde se invierte $us 144 millones, estará lista el primer trimestre de 2015. En su primera fase, este sistema virtual alimentará con gas a 27 ciudades intermedias del país, donde actualmente se instalan Estaciones Satélites de Regasificación.

Amoniaco y Urea, que iniciará operaciones el primer semestre de 2016, será el primer complejo petroquímico en Bolivia y producirá unas  756.000 toneladas métricas anuales (TM) de fertilizantes. La inversión total de la construcción de este complejo es de $us 862,5 millones.

El proyecto para la edificación de la Planta de Propileno y Polipropileno se encuentra en fase de ingeniería conceptual y la suscripción del contrato de Ingeniería, Procura y Construcción (IPC) está programado para el segundo semestre de este año. El inicio de operaciones de esta planta de $us 1.800 millones está proyectado para 2018. La capacidad de producción de la planta será de 350.000 TM día de plásticos duros.

Etileno y Polietileno producirá plásticos blandos con una inversión de $us 3.000 millones. El inicio de operaciones de este complejo está programado para 2022, de acuerdo con datos de YPFB Corporación.

Privadas ganarán $us 1.026 MM

Cálculo

Las petroleras privadas ganarán este año aproximadamente “$us 1.026 millones”, dijo ayer el presidente de YPFB, Carlos Villegas.

Ingresos

La renta petrolera para este año, agregó, llegará a $us 5.922 millones.

Bolivia producirá más diésel desde octubre

Bolivia incrementará desde octubre su capacidad de producción de diésel en 20 millones de litros con la puesta en marcha de la segunda Unidad de Crudo 12.500 BDP de la Refinería Gualberto Villarroel, uno de los principales proyectos que en 2014 reducirá la subvención a los carburantes en 42%.

Con la instalación de la nueva ampliación de Gualberto Villarroel, la refinería aumentará su capacidad de procesamiento de petróleo crudo y condensado en 45%, de 27.200 barriles por día (Bbld) a 39.700 Bbld.

Uno de los principales beneficios de la instalación de esta nueva planta, así como de otros dos proyectos en ejecución de YPFB Refinación, será la eliminación de la importación de gasolina y la reducción de la subvención al diésel, explicó el titular de petrolera estatal, Carlos Villegas. Con estos proyectos, el presupuesto para la subvención se reducirá este año de $us 900 millones a 800 millones y en 2015 a 461,95 millones, solo por diésel, tomando en cuenta que en esa gestión se dejará de comprar gasolina. El hallazgo de nuevas reservas de crudo permitirá anular la importación y subvención al diésel, subrayó Villegas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia