Economía

La población tiene 2 opciones para financiar una casa propia

Costo. La entidad pública AEVivienda ofrece inmuebles por debajo de $us 50.000.

La Razón (Edición Impresa) / Edgar Toro / La Paz

00:00 / 16 de marzo de 2014

La población tiene dos opciones para acceder a una casa propia: a través del programa de la AEVivienda, que ofrece inmuebles por debajo de $us 50.000, o a través de un financiamiento bancario con bajas tasas de interés establecido en la nueva ley financiera.

Con el objetivo de contribuir al acceso de la población boliviana a una vivienda y hábitat adecuado, a un costo razonable, el Gobierno, a través del Programa de Vivienda Social y Solidaria (PVS), que cerró sus actividades en diciembre de 2013 y dio paso a la Agencia Estatal de Vivienda (AEVivienda), ha creado oportunidades habitacionales en todo el país.

El ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Vladimir Sánchez Escóbar, resaltó que una de las propuestas es la “nueva vivienda social”, que se construirá en bloques de hasta 15 pisos bajo un concepto comunitario.

El viceministro de Vivienda, Bonny Morales, explicó que está en ejecución el condominio Wiphala en la zona Mercedario de El Alto. Tiene siete bloques y 336 departamentos. En proceso de licitación se encuentran el condominio Flor de Patujú en Warnes, Santa Cruz, para 1.600 departamentos y el de Valle Alto en Tolata, Cochabamba, para 480.

Social.“Las construcciones se realizarán con un concepto de vivienda social, la concepción nuestra es que tengan vida comunitaria, que los niños, mujeres y hombres puedan conocerse y hacer una vecindad; ahora las personas no se conocen entre vecinos”, expresó el ministro Sánchez.

Morales explicó que en los proyectos de AEVivienda se construyen casas bajo tres modalidades. La primera es bajo el modelo de donación, en el que el Estado apoya con material de construcción y las familias ponen la mano de obra. Estas viviendas están ubicadas en el área rural. La segunda se refiere al acceso a la vivienda en áreas urbanas para gente que tenga un terreno legalizado donde se pueda construir una casa. En esta modalidad se plantea la opción de crédito y condiciones mixtas con entrega de materiales y mano de obra por parte de los adjudicatarios.

La tercera modalidad es la del crédito absoluto, donde se construyen condominios de 15 pisos y siete torres que albergan 400 departamentos en zonas urbanas.

Todas las familias que no tengan una casa propia, trabajadores asalariados, independientes y familias de áreas rurales tienen el derecho de acceder a cualquiera de estas modalidades demostrando sus ingresos, precisó el viceministro Morales y subrayó que todas estas opciones son viviendas y departamentos “por debajo de los $us 50.000” y las que son de $us 70.000 para arriba tienen la oportunidad de acceder a través de los créditos de vivienda social que regula la nueva Ley de Servicios Financieros. Sánchez explicó que los precios de las viviendas en el área urbana oscilarán entre los $us 35.000 a $us 40.000, dependiendo del lugar donde se encuentre el terreno. Precisó que las viviendas serán vendidas a través de los bancos, que serán los que califiquen el nivel de ingresos.

Programas priorizarán a hogares con hijos

Edgar Toro

Los programas de vivienda social que encara actualmente el Gobierno darán prioridad a los hogares con hijos, tanto en el área urbana como rural, expresó el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Vladimir Sánchez.

“Los programas de vivienda social priorizarán hogares con hijos como uno de los requisitos. Asimismo se debe demostrar la carencia de una vivienda propia, datos que serán cotejados con la base de datos de Derechos Reales. (Además), se deberá contar con un ingreso, el monto no constituye una restricción para acceder al plan”, precisó la autoridad.

El ministro explicó que en el área rural los beneficiarios aportarán en la construcción con mano de obra y con un aporte inicial del 30% al 60%, dado que son demostrables sus ingresos económicos a través de la producción agrícola.

Tipo. “Se trata de viviendas con una superficie de 60 a 80 metros cuadrados, que constarán de dos a tres dormitorios, cocina, living, comedor, baño y lavandería”, explicó Sánchez.

El viceministro de Vivienda y Urbanismo, Bonny Morales, agregó que se tratará de “viviendas dignas” que contarán con los servicios básicos de agua, energía eléctrica y servicios sanitarios. El ministro Sánchez puntualizó que para acceder al programa de vivienda de la AEVivienda no es necesario pertenecer a un grupo o gremio. “Por el método que se espera asuma la banca, se organizarán grupos de acuerdo con la capacidad de pago”, afirmó.

Bonny Morales manifestó que el Plan de Vivienda abarca a los 339 municipios del país sin distinción alguna, donde se planifica construir viviendas.

Ley financiera permite acceder a créditos de hasta $us 127.000  

Edgar Toro

Tras la aprobación del Decreto Supremo 1842, que reglamenta las tasas de interés para los créditos de vivienda social, un aspecto clave de la nueva Ley de Servicios Financieros, los trabajadores dependientes e independientes pueden acceder a un crédito de hasta 460.000 UFV (unos $us 127.000 al tipo de cambio del jueves).

La norma establece que las tasas de interés anuales máximas para créditos con destino a vivienda de interés social, a otorgar por todas las entidades financieras reguladas, estarán en función del valor de la vivienda de interés social. Para el valor comercial de un inmueble de interés social igual o menor a 255.000 UFV (Unidades de Fomento a la Vivienda), es decir unos $us 70.000 aproximadamente, su tasa máxima de interés anual es del 5,5%.

El segundo rango fija una tasa de interés del 6,0% para el valor comercial de 255.001 a 380.000 UFV. Una tercera categoría determina una tasa de interés del 6,5% de 90.001 a 460.000 UFV. Este monto máximo representa los $us 127.000 convertidos al cambio oficial del 13 de marzo del presente año.

Para acceder a los préstamos, las entidades bancarias exigen a los interesados una cuota inicial del 15% al 20%. Vale decir que si alguien solicita un crédito de $us 70.000, debe tener un aporte propio de $us 14.000. Por $us 80.000, su capital de arranque será de $us 16.000. Si el préstamo es de $us 127.000, el aporte debe llegar a $us 25.000.

Sorpresa. Cuando La Razón participó en una reunión grupal de una de las entidades financieras donde brindan información al público sobre estos créditos, mucha gente se sorprendió porque manifestaron que no todos cuentan con esas sumas de dinero para acceder al préstamo.   

El decreto reglamentario señala en su artículo 5, inciso II, que “el crédito destinado al financiamiento de una vivienda de un valor superior al máximo establecido para una vivienda de interés social, no estará sujeto a ser considerado financiamiento de vivienda de interés social aún cuando el valor de la vivienda objeto del financiamiento, en el futuro, por la dinámica del mercado inmobiliario, sufriera una reducción y se situara por debajo del valor máximo establecido para este tipo de vivienda de interés social”.

Otro aspecto importante es que el decreto reglamentario también se refiere a que el crédito destinado a la refacción, remodelación, ampliación y cualquier obra de mejoramiento de una vivienda unifamiliar “constituye crédito de vivienda de interés social”, independientemente del tipo de garantía que respalde la operación crediticia y siempre que el valor comercial de la vivienda, con las obras de mejoramiento financiadas con el crédito, no supere cualquiera de los valores máximos que definen la vivienda de interés social, según se trate de casa o departamento.

La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi) es la entidad encargada del control y cumplimiento del decreto supremo en todos los ámbitos, según se señala en la norma.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia