Economía

La producción de carne de res en el país subió 41% en 12 años

El presidente de la Federación de Ganaderos del Beni (Fegabeni), Mario Hurtado, indicó que la producción del producto se elevó porque la calidad de la carne ha mejorado.

Evolución del hato ganadero y producción del país. Infografia: La Razón

Evolución del hato ganadero y producción del país. Infografia: La Razón

La Razón (Edición Impresa) / Aline Quispe / La Paz

00:22 / 29 de septiembre de 2013

En 12 años, la producción de carne de res subió de 152.195 a 215.349 toneladas métricas (TM), que es un alza del 41,49%. Ese comportamiento se debe principalmente al aumento de la demanda. La barrera principal para elevar la producción es la falta de una ley contra avasallamientos.

El viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Víctor Hugo Vásquez, informó a La Razón que el alza de la producción de esta carne se debe a que también hay una mayor demanda del producto y a la persistencia de los ganaderos para seguir invirtiendo en el sector pese a los factores climáticos.

Señaló que otro factor es la autorización que se dio para exportar la carne tras garantizar el abastecimiento interno. La medida se efectuó luego de tres años de prohibir su venta.

La autoridad agregó que a eso se suma la inversión que realizó el Estado para apoyar principalmente a los medianos y pequeños productores.

El gerente general de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), Héctor Sandoval, indicó que el aumento de la producción “ha sido moderado” en la última década porque hubo algunas limitantes como la falta de seguridad jurídica, las deficiencias en el servicio sanitario, el poco acceso a financiamiento y la lenta recuperación de mercados externos.

El presidente de la Federación de Ganaderos del Beni (Fegabeni), Mario Hurtado, indicó que la producción del producto se elevó porque la calidad de la carne ha mejorado, se ha reducido la mortandad del ganado y hubo un “mejoramiento genético” de las razas.

Datos. Vásquez indicó que entre 2000 y 2012 el hato ganadero aumentó en 28,53%, al pasar de 6,6 millones a 8,5 millones de cabezas. Se estima que para este año la cifra alcanzará los 8,8 millones de cabezas.

La autoridad explicó que el aumento del número de cabezas “es aceptable” porque el índice está por encima del crecimiento de la población.

Sin embargo, expresó que la elevación no es suficiente, por ello se pretende apoyar el crecimiento del hato ganadero mediante la Ley de Apoyo a la Producción de Alimentos y Restitución de Bosques, que tiene el objetivo de establecer un régimen excepcional para el tratamiento de predios con desmontes que se hicieron sin autorización y cuyos beneficiarios ingresarán al programa del mismo nombre.

La norma pretende incentivar la producción de alimentos en predios que fueron objeto de desmontes. Expresó que con la ley, los ganaderos deberán producir alimentos y restituir el 10% de la cobertura forestal afectada para legalizar las áreas desmontadas.

El presidente de la Confederación de Ganaderos de Bolivia, Juan Carlos Peredo, precisó que el alza promedio anual del hato ganadero es del 3% y es “insuficiente” debido a la inseguridad jurídica por las tomas de tierras.

Con la autorización de las exportaciones, sostuvo, se otorgó un incentivo al sector para reinvertir recursos para que crezca el hato ganadero, pero —dijo— se necesitan otras condiciones.

En ese marco, los ganaderos señalaron que es necesaria la aprobación de la ley contra los avasallamientos de tierras para proteger al sector.

Vásquez precisó que para incrementar el hato ganadero, el Ejecutivo estudia reglamentar de modo conjunto con los pecuarios el faenado del ganado en edad de producción para evitar que se sacrifiquen 120.000 cabezas de vacas preñadas cada año. Agregó que se seguirá impulsando programas de apoyo al sector. Consumo de res se elevó en 12% en siete años

Bolivia, a un paso de liberarse de la fiebre aftosa

Aline Quispe

Bolivia espera obtener el próximo año la certificación internacional como zona libre de fiebre aftosa, otorgada por la Organización Internacional de Sanidad Animal (OIE), con el propósito de realizar exportaciones de carne de res en el ámbito global.

El viceministro de Desarrollo Rural y Tierras, Víctor Hugo Vásquez, informó a La Razón que la OIE entregó tres certificaciones en las que se declara a 119 municipios del país libres de fiebre aftosa. La autoridad precisó que la primera certificación se otorgó a 11 municipios de Santa Cruz y la segunda a 58 gobiernos municipales de La Paz, Oruro y Potosí.

Añadió que la tercera certificación se entregó en junio a 50 gobiernos locales, cinco de ellos en Potosí, ocho en Santa Cruz, 11 en Tarija y 26 en Chuquisaca.

Vásquez recordó que el último caso de fiebre aftosa se registró en 2007 en el municipio cruceño de Cuatro Cañadas y que estas acciones buscan que la población sea abastecida con carne sana. “En los últimos días se ha efectuado un examen sobre la existencia de este mal en el país con técnicos bolivianos e internacionales y los resultados mostraron que no existe fiebre aftosa”, afirmó.

Para ello, indicó que el Ejecutivo prepara toda la documentación para presentarla a la OIE y pedir la certificación internacional para declarar a todo el territorio boliviano libre de esta enfermedad. Señaló que se prevé obtener el documento en 2014.

Con la certificación, agregó Vásquez, “los bolivianos estarán seguros de acceder a carne sana y tener la posibilidad de exportar a otros países a mejores precios”.

El presidente de la Confederación de Ganaderos de Bolivia, Juan Carlos Peredo, indicó que la obtención del certificado oficial permitirá exportar los excedentes de carne de res a “cualquier país del mundo y obtener más divisas para el Estado boliviano”.

  • En programas de apoyo se invirtieron $us 10 millones

El viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Víctor Hugo Vásquez, dijo que en los programas de apoyo al sector ganadero se invirtieron en los últimos tres años $us 10 millones para brindar asistencia técnica, acceso a créditos, infraestructura productiva y mejorar las praderas. Indicó que en la segunda fase se prevé aumentar los recursos y ampliar las líneas de acción.

  • La demanda de carne es una de las más bajas de la región

En Bolivia, el consumo de carne vacuna es uno de los más bajos de los países de la región. En promedio, la demanda anual llega a 18,5 kilogramos (kg) por habitante. En Uruguay la demanda llega a 60 kg por persona, en Argentina a 55 kg, en Brasil a 36 kg y en Paraguay a 32 kg. Los ganaderos indican que los países vecinos demandan más esta carne porque está en su dieta diaria.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia