Economía

Hasta 2015, el subsidio al diésel en el país llegaría a $us 1.340 MM

De no concretarse la tercera refinería del país, el proyecto GTL y la Planta de Separación de Líquidos Gran Chaco, el subsidio al diésel en el país ocasionará hasta 2015 un gasto de $us 1.340 millones. Desde ese año, el déficit en la oferta de hidrocarburos líquidos se agravará.

Infografía alza carburantes

Infografía alza carburantes

La Razón / Wálter Vasquez / La Paz

02:21 / 10 de enero de 2012

Así lo estima el Plan de Inversiones 2009-2015 de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB). De acuerdo al documento, la demanda promedio de petróleo crudo de Bolivia se incrementará de 102 mil barriles por día (Bbld) este año a 125 mil Bbld en 2015. En 2026, el requerimiento llegará a 258 mil Bbld (ver infografía).

De no concretarse la estrategia para reducir los “crecientes” déficits de hidrocarburos líquidos, “la importación de diésel oil, como porcentaje de la demanda interna, se incrementaría de 53% en 2009 a 100% en 2026. Los datos señalan que el impacto económico del subsidio al carburante ocasionaría al país un gasto de “$us 1.340 millones” hasta 2015 y de “$us 10.372 millones” hasta 2026.

Un reporte del Banco Central de Bolivia (BCB) señala que a noviembre de 2011, la deuda del país con Venezuela por la importación de diésel creció casi en $us 100 millones. El saldo de la deuda al 31 de diciembre de 2010 era de $us 311,1 millones, mientras que el saldo al 31 de noviembre subió a $us 410,8 millones.

El Plan advierte que, “de no tomar acciones en el corto plazo (...), el déficit en la oferta de hidrocarburos líquidos se incrementaría sustancialmente a partir de 2015”; situación que obligaría a incrementar la importación, principalmente de diésel.  La estrategia de YPFB para enfrentar esta situación contempla el inicio de operaciones de su tercera refinería, de la Planta GTL (gas a líquidos) y de las plantas de separación de líquidos Río Grande y Gran Chaco.

Proyectos. Según información oficial, estas dos últimas plantas resolverían de forma directa el problema del autoabastecimiento de gasolina y Gas Licuado de Petróleo (GLP). El proyecto Gran Chaco está en etapa de elaboración del estudio de ingeniería básica extendida, mientras el proyecto Río Grande está retrasado tres meses, debido a trabas en el inicio de obras civiles por dificultades en la obtención de la licencia ambiental.

Luego de haber descartado al Altiplano como sitio factible de instalación, el proyecto de construcción de la tercera refinería busca una nueva locación para la planta, mientras que el proyecto GTL aún no está contemplado en el Plan Quinquenal de Industrialización del gas Natural 2011-2016 de YPFB. Ambos proyectos están directamente relacionados con la reducción de volúmenes importados de diésel. El 21 de diciembre, el titular de YPFB, Carlos Villegas, dijo que la producción de diésel en el país es aún una tarea “pendiente”.

En 2011, la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía expresó su preocupación, porque al ritmo de declinación de los campos petrolíferos la producción de crudo —esencial para la producción de diésel—“se agotará en los próximos cinco años”.

Ayer, La Razón informó —en base a datos del Ministerio de Hidrocarburos y de la certificadora Ryder Scott— que el total de las reservas de crudo del país llega a 18,09 millones de barriles (MMBbl). De esa cantidad 9,58 MMBbl son reservas probadas, 7,28 probables y 1,77 MMBbl posibles.

Subsidio a la gasolina

Si la estrategia para encarar la reducción de líquidos no entra en plena operación en 2015, el subsidio a la gasolina sumaría a ese año $us 58 millones (datos YPFB).

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia