Economía

El subsidio para el pan llega hasta los Bs 250 MM

Luis Arce - El Ministro de Economía y Finanzas Públicas hizo un balance sobre el comportamiento de la economía en la gestión pasada y habló sobre los excelentes resultados macroeconómicos. Dice que la demanda interna impulsó nuevamente el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB).

Luis Arce Catacora.

Luis Arce Catacora.

La Razón / Miguel Lazcano / La Paz

03:51 / 18 de enero de 2012

Luis Arce - El Ministro de Economía y Finanzas Públicas hizo un balance sobre el comportamiento de la economía en la gestión pasada y habló sobre los excelentes resultados macroeconómicos. Dice que la demanda interna impulsó nuevamente el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB). Señala que el incentivo a la producción a través de los subsidios es la única manera de “volvernos productivos”. Afirma que hay una tendencia decreciente de la pobreza.

— Ministro, ¿cómo evalúa el comportamiento de la economía boliviana en 2011?

— Arrancamos en un escenario sumamente pesimista que se generó en el país tras la nivelación de los precios de los hidrocarburos (...). Ahí salieron los opinadores a decir que la inflación iba a llegar al 20, 25%. Y ahora no sé dónde están ellos, no hablan de sus errores (...). En todo este tiempo el Gobierno y el Ministerio de Economía han estado trabajando, se le ha instruido al Banco Central varias estrategias de política monetaria. En mi propio ministerio se han aplicado políticas fiscales (y) desde el Gobierno hemos aplicado una serie de medidas para incrementar la producción de ciertos productos que se han importado como el azúcar (...). El 2009 el pueblo boliviano no sintió la crisis internacional, el 2011 tampoco se ha sentido y eso no lo dicen los opinadores (...).

— ¿Ya se tiene el dato a diciembre sobre el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB)?

— Nuestra estimación es de un 5,1% de crecimiento. El PIB cerrado a diciembre lo vamos a tener en febrero o marzo de este año. Pero es nuestro cálculo, no se olvide que dijimos 6,8% de inflación y fue 6,9%. Pero hay cifras que nos dejan bastante contentos. Tenemos un récord de recaudaciones tributarias (...), hemos terminado en 2011 con Bs 41.388 millones. Para más o menos tener la magnitud de las ideas, en 2005 acabamos con Bs 15.874 millones, es decir, en menos de seis años hemos más que duplicado las recaudaciones tributarias (...).

— Y en cuanto a las cuentas públicas, ¿el año pasado terminamos con superávit o déficit?

— En nuestro cálculo para la gestión 2011, el superávit va a estar cerca de un 0,8%, pero evidentemente el Tesoro —como ya se ha anunciado— va a tener un déficit del 0,22%, felizmente pequeñito con respecto a lo que habíamos calculado inicialmente (...). La extraordinaria recaudación tributaria que hemos tenido en 2011 ha hecho que el déficit del Tesoro sea mucho más pequeñito de lo que nosotros habíamos pensado. (NdR: En el Presupuesto 2011 se proyectó un déficit del 4,5%).

— El Ministerio de Economía siempre calcula un déficit fiscal muy alto, pero en los últimos cinco años nunca se ha llegado a cumplir esta su proyección. ¿Cuál el motivo?

— Qué es lo que el presupuesto supone: la ejecución de todos los gastos que las instituciones dicen que van a gastar, ése es el tema. Decimos estos son los gastos, estos son los ingresos y por tanto se genera un déficit de 4,5%, porque los egresos son mayores a los ingresos. En la gestión, el Ministerio de Economía lo que hace es que va ajustando el gasto público y para el superávit han ayudado mucho las empresas públicas que han tenido superávit fiscal, han coadyuvado también las gobernaciones y los municipios que han acumulado muchos recursos y no han gastado todo. Claro, no han gasto todos porque nunca habíamos generado tanta plata. Hemos transferido el año pasado a las gobernaciones, municipios y universidades Bs 18.694 millones, todo un récord (...). Entonces, ellos realmente han tenido más recursos de los que preveían tener y por lo tanto eso ha superado la capacidad de gasto que ellos tienen, de inversión (en proyectos).

— Sobre la inversión pública...

— El dato que yo tengo es que nos ha ido bien en general como sector público. En 2011 hemos roto récord de inversión pública ejecutada: $us 2.180 millones. En 2010 estuvimos cerca de 1.800 millones y era un récord, ahora es cerca de 2.200 millones de dólares, otro récord, y con una ejecución del 88% de los recursos. Ahí (en ese porcentaje) está todo: municipios, gobernaciones, Gobierno central, empresas descentralizadas.

— ¿Es cierto que el crecimiento de la economía ha sido producto de la demanda interna o, como dicen algunos economistas, de la demanda externa?

— De un tiempo a esta parte el sector exportador, que sigue siendo bueno para nosotros, no arrastra el crecimiento de la economía boliviana. Lo que pasa es que el modelo económico que hemos implementado en 2006 ya empieza a dar resultados (...) El modelo neoliberal sólo le apostaba al sector exportador (...). El expresidente Víctor Paz Estenssoro decía “exportar o morir”, ahí se resume la lógica neoliberal. Nosotros qué decimos: no, también es importante el mercado interno, la demanda interna. ¿Y qué es eso? Es el bolsillo y el estómago de los bolivianos.

Nosotros reactivamos en 2006 la demanda interna. ¿Cómo? Descongelando el salario mínimo que estaba congelado en Bs 440 durante tres años consecutivos y lo subimos en 14% el primer año. También incrementamos salarios por encima de la tasa de inflación (y) hubo políticas redistributivas.

— ¿Para este año se van a mantener estas políticas y se va a seguir fomentando la demanda interna para crecer a una tasa de 5,5% del PIB, tal como está proyectado en el PGE 2012?

— Mantenemos. La demanda interna está sólida y es lo que explica el crecimiento. El crecimiento del año pasado fue 5,1%. De ese porcentaje, 4,5% es atribuido a la demanda interna y 0,6% solamente a la demanda externa (...).

— En resumen, ¿se podría decir que en cinco años se han puesto los cimientos para estar donde ahora estamos?

— Así es, no es un trabajo de meses o un trabajo de power point.

— ¿Hay la posibilidad de que la crisis financiera en Europa y Estados Unidos nos afecte en el tema comercial?

— Hay buenas noticias en la crisis internacional. Yo la voy a dividir en dos partes: primero, lo que nosotros pensamos que va a haber en la crisis internacional y, segundo, lo que pensamos que tenemos que hacer en Bolivia para salir adelante. Fíjese que a principios de 2011 todos decían que China se iba a desplomar y hoy día ha salido la noticia de que China ha crecido en una buena tasa, por encima de lo previsto (...). Ahora esto de las crisis de Europa y Estados Unidos ha repercutido en problemas de calificación de riesgos (...). Y el impacto sobre los precios internacionales no es el que podríamos haber esperado o el que hemos observado en 2009 (...). Qué hacemos en Bolivia. Primero, queda claro que el mantenimiento de la estabilidad y el modelo van a continuar. Segundo, hay que mejorar la producción, fundamentalmente de alimentos, energía (y) hay que continuar con el proceso de industrialización del hierro, de los minerales, de hidrocarburos, del litio (...).

— ¿Se va a mantener la subvención a los alimentos este año?

— Mantenemos, no tenemos mayor modificación hasta que mostremos un incremento sustancial en la producción de alimentos en el país, tal que nos permita ya no depender de afuera sino producir lo nuestro, consumir lo nuestro. Por eso decimos seguridad alimentaria con soberanía alimentaria. Son dos conceptos claves que nosotros marcamos, entonces hay que incentivar (...).  El único camino para que Bolivia salga de la pobreza es la producción.

— ¿Cuánto se destina por concepto de esta subvención?

— Harta plata. Ahí son $us 755 millones (NdR: El ministro Luis Arce hizo referencia a la subvención a los carburantes).

— ¿Eso quiere decir que no habrá ningún cambio en la subvención a los carburantes?

— Eso sabemos que vamos a gastar. Y si los precios superan los $us 100 vamos a gastar más todavía. Pero también subvencionamos vía Emapa la harina para los panificadores, subvencionamos el maíz, el trigo y el arroz a los pequeños productores. Les compramos a un precio más alto, porque hay que incentivarlos a producir y eso está dando resultados. Cada vez se produce más, entonces de aquí a unos tres años yo creo que vamos a dejar de depender de la importación de trigo (...).

— ¿Y todo este esfuerzo económico cuánto le representa al Tesoro General de la Nación?

— No tengo la cifra exacta, pero si hablamos de subvencionar el pan, directamente al panadero  —otra cosa es el tema del maíz, del trigo, el arroz, todos los precios que hacemos con Emapa—, pueden ser entre Bs 150 millones, 180 millones año, (aunque) podríamos estar hablando de unos Bs 200 millones, 250 millones al año que subvencionamos para mantener el precio del pan, pero sobre todo esta lógica diferente de subvención que hemos aplicado nosotros que es a la producción. El productor recibe más plata por producir, es un incentivo que le damos. Y eso va a continuar, eso hay que seguir mejorando, perfeccionándolo porque es la única manera de volvernos productivos.

— Lo mismo que en Europa y Estados Unidos, donde se subsidia al sector agrícola.

— Pero si fueron los mismos norteamericanos, los mismos europeos que decían nada, libre mercado. Y les hicimos caso, que es lo peor.

Perfil

Nombre: Luis Arce Catacora

Nació: 28-09-1963

Profesión: Economista

Cargo: Ministro de Economía

Trazó los ejes de la estabilidad

Obtuvo su licenciatura en Economía en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA). También se graduó como Contador General en el Instituto de Educación Bancaria. Recibió el grado de máster en Ciencias Económicas (MSc in Economics) de la Universidad de Warwick, Inglaterra. Realizó la mayor parte de su carrera profesional en el Banco Central de Bolivia (BCB), desde 1987 hasta enero de 2006. Arce trazó los ejes de acción durante su gestión: mantener la estabilidad macroeconómica, pero no a costa de la exclusión de las mayorías; profundizar el uso de la moneda boliviana (bolivianización); generar una conciencia tributaria; y estimular la demanda interna.

‘Hay una tendencia decreciente de la pobreza’

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, señaló que en los últimos años los índices de pobreza en el país han ido decreciendo debido a la política redistributiva del actual Gobierno. “En 2005 la pobreza moderada era 60,6%, es decir, de cada 100 bolivianos 60 eran pobres; dramática la cifra. Hoy el cálculo que  tenemos a 2011 es de 48,5%. En 2010 era de 49,5% y el antepasado año llegó a 51,3%. Es decir, hay una tendencia decreciente de la pobreza”, precisó el funcionario de Estado durante una entrevista con La Razón.

El ministro señaló que si bien no se ha eliminado totalmente la pobreza del país, el Gobierno está haciendo todos los esfuerzos por cumplir con uno de los objetivos trazados en el Plan Nacional de Desarrollo.

Respecto a la pobreza extrema, Arce indicó que entre 2010 y 2011 la misma ha disminuido de 38 a 24,3%. “Cuando analizamos este indicador, ahí nos sentimos felices porque en 2005 la pobreza extrema era 38%. Es decir, de 100 bolivianos, 38 estaban en la extrema pobreza. Ahora cuántos están: 24,3%. Estos datos son a diciembre de 2011. Esto es muy importante, porque rebajar de 37 a 24% la pobreza extrema es harto”.

Arce manifestó que los indicadores sobre la pobreza en Bolivia bajaron aún más en el área rural del país. “En el área rural la pobreza extrema en 2005 era de 63%. Hoy esa extrema pobreza en el área rural ha caído a 43,5%”.

Emisión de bonos, buen examen para la economía

— ¿Qué pasa con la emisión de los bonos soberanos?

— Se está trabajando.

— ¿Se tiene definida una fecha para la emisión de los mismos? Es cierto que la Corporación Andina de Fomento (CAF) asesora al Gobierno en este tema.

— La emisión podría darse entre abril o mayo, pero todo va a depender de las condiciones de mercado en ese momento. Por ahí suben las tasas de interés y estamos arruinados. O sea, hay que calcular bien. Ya estamos avanzados, tenemos asistencia técnica de la CAF y de otros organismos internacionales.

— ¿Qué implica la emisión de bonos para el Estado boliviano?

— Yo creo que va a ser un buen examen para nuestra economía colocar (bonos) luego de muchísimos años. La última vez que colocamos bonos como Bolivia fue en la época de la construcción de ferrocarriles (NdR: Principios del siglo XX). Ahí colocamos bonos en Nueva York. Por si acaso, nunca los pagamos. Entonces tenemos que luchar contra esa adversidad. Bolivia sacó una vez bonos que nunca pagó, entonces hay ese antecedente en el mercado internacional. Ahora vamos a ver cuán creíbles somos nosotros como economía cuando lancemos nuestros bonos y tengamos o no compradores.

— ¿Este tipo de operación se lo hará a través del Banco Central de Bolivia?

— Ya no interviene el Banco Central. Tenemos que trabajar con bancos internacionales (...) que ayudan al colocador, al interesado en colocar los bonos, a venderlos, los mercadea y se fija la fecha y el monto, y se lanzan los bonos. Ahí se ve el éxito o fracaso de ese proceso, cuando haya o no haya la compra de los bonos bolivianos. Ahí vamos a ver cuán creíble es nuestra economía a nivel de los mercados internacionales.

— ¿Se tienen definidas tasas de interés y plazos?

— Eso no se define todavía, eso hay que calcular muy bien porque hay que ver las condiciones de mercado de ese momento. Sólo en el momento de salir vamos a poder ver las tasas de mercado. Nosotros definiremos plazos, el monto y en el mercado se determinará la tasa de interés que es la que va a decir cómo está la economía boliviana.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia