El Financiero

Sustitución de bolsas avanza a paso lento

En Bolivia se usan por año más de 4.100 millones de sacos de nailon.

SUPERMERCADO. La fotografía muestra la entrega de bolsas biodegradables y cajas recicladas.

SUPERMERCADO. La fotografía muestra la entrega de bolsas biodegradables y cajas recicladas. Foto: Marcelo Padilla

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Padilla / La Paz

00:00 / 05 de diciembre de 2018

La sustitución de bolsas plásticas por empaques biodegradables en supermercados del país avanza a paso lento, mientras que el Gobierno impulsa campañas para evitar el uso de estos productos que se degradan en un tiempo de hasta 400 años.

“Esto conlleva tiempo, trámites, aspectos económicos y hasta logísticos”, reconoció Luis Arratia,  director de Gestión Integral de Residuos del Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA).

En abril de 2015, los supermercados Hipermaxi, Ketal y Fidalga firmaron con el MMAyA un convenio para sustituir progresivamente las bolsas de plástico en las que entregan sus productos por envases reutilizables.

“Cuánto es lo que lograron sustituir los supermercados, no tenemos una estimación”, dijo Arratia.

Consultados al respecto, Salomón Chalán, gerente en La Paz de Hipermaxi, indicó que “próximamente” esta cadena venderá bolsas de mercado reutilizables y biodegradables en la sede de gobierno, Santa Cruz y Cochabamba, pero que ya entregan a sus clientes cajas de cartón que se obtienen de sus proveedores de productos.

De esa manera, expresó el ejecutivo, la cadena de supermercados aplica el principio de “las tres R”: reducir, reusar y reciclar.

Carla Barrero, gerente de Marketing de Ketal, recordó a su vez que esa cadena desde hace seis años usa bolsas biodegradables que, por especificaciones del proveedor, se degradan en un año.

PLANES. Con este proyecto “hemos reducido en un 15% el uso de bolsas plásticas en lo que va del año”. Además, “hasta el primer trimestre de 2019 estaremos entregando otro tipo de bolsas reutilizables”, acotó la representante.

Explicó que los nuevos envases para sus clientes podrán ser usadas por unos cinco años y serán de tela de galleta de tamaño mediano (para 6 kilos) y grande (10 kilos), siendo además prácticas y cómodas de llevar.

Álvaro Sedano, gerente Administrativo de Fidalga, señaló por su lado que la cadena lanzó hace casi dos meses una campaña de concientización para que sus clientes dejen de usar los sacos de nailon. A la par, pusieron a la venta 10.000 bolsas reutilizables de 50 por 70 centímetros en Santa Cruz y La Paz a un precio unitario de Bs 10.

“Nosotros impulsamos las bolsas reutilizables biodegradables, no el reuso de los cajones de cartón porque consideramos que pra el cliente no son prácticas ni cómodas”, declaró el ejecutivo.

IMPACTO. Un estudio de la institución sucrense de voluntarios ambientalistas Centro para el Desarrollo Sostenible Molle da cuenta de que en Bolivia se utilizan 4.100 millones de bolsas plásticas por año, sin contar con las de comida ni las de refresco para llevar.

La Ley 755 de Gestión Integral de Residuos Sólidos, de octubre de 2015, establece en su artículo 16 parágrafo IV que “toda persona natural o jurídica, pública o privada, que realice actividades de comercialización o distribución de productos, deberá establecer acciones orientadas a prevenir la generación de residuos, priorizando el uso de envases o empaques reutilizables o biodegradables”.

Arratia informó que, en el marco de esta norma, en 2016 y 2017 se realizó la campaña “Desembólsate”, que aglutinó a varias empresas públicas y privadas con las que se logró recaudar unas 27.150 bolsas reutilizables de tela tocuyo para ser entregadas a la población de manera gratuita.

Un nuevo lote de 30.000 bolsas reutilizables se distribuirá en el segundo trimestre del próximo año, adelantó el Director de Gestión Integral de Residuos. “Una nueva campaña (de uso de envases biodegradables) será lanzada el Día de la Madre Tierra (22 de abril de 2019)”.

Propuesta  de ley busca prohibir las bolsas nailon

La “prohibición de la entrega de  bolsas plásticas en supermercados y centros de abasto de todo el país” y “su reemplazo por materiales biodegradables en el plazo de un año” son los principales objetivos de un anteproyecto de ley elaborado por la Unión de Periodistas Ambientales de Bolivia (UPAB), que será entregado en los próximos días a la Asamblea Legislativa Plurinacional.

La posible “Ley de Control y Reducción de la Dotación y/o Sustitución de Bolsas Plásticas” es impulsada también por la senadora Adriana Salvatierra (MAS) y “se basa en competencias concurrentes, de aplicación y reglamentación en los gobiernos municipales”, adelantó a La Razón Carlos Lara, presidente de la UPAB.

“Naciones Unidas determinó que un desafío importante para el planeta y la humanidad es la lucha contra el uso excesivo de plástico y es por ese daño al medio ambiente, al agro, a los ríos, a la salud de la población que hemos planteado el proyecto de ley”, dijo el activista.

Se puede evidenciar ese uso sobredimensionado de este tipo de productos, ejemplificó, cuando se observa a la población emplear  bolsas contaminantes para todo, especialmente en los supermercados y centros de abasto.

El anteproyecto de ley de la UPAB permite “algunas bolsas plásticas  que sean necesarias por razones de asepsia o inocuidad para el traslado de basura o envasado de algunos  productos” y promueve “campañas de concientización para la población” a cargo del Gobierno, las alcaldías y los medios de comunicación.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia