El Financiero

Alberto Vargas: El administrador de empresas debe prepararse para la industria 4.0

El integrante del Tribunal de Revisión de Trabajos Científicos en Administración y Gestión del Comité Científico Internacional de Administradores de Empresas (CCIAE) afirma que el profesional del área se enfrenta a un nuevo entorno en el que deberá actuar ya sea como emprendedor, como profesional independiente o como parte de una empresa pública o privada.

Gestor. Vargas se reunió con periodistas de este medio en el Hotel Stanum.

Gestor. Vargas se reunió con periodistas de este medio en el Hotel Stanum. Foto: Pedro Laguna

La Razón (Edición Impresa) / Wálter Vásquez / La Paz

18:00 / 14 de noviembre de 2018

El administrador de empresas se enfrenta a un nuevo escenario de mercados muy dinámicos y complejos. Integrarse a estos nuevos entornos empresariales será el desafío y permanecer en ellos el mayor reto, afirma Alberto Vargas, quien recibió la “Medalla al Mérito Profesional” en el VIII Congreso Nacional e Internacional de Administración, realizado del 1 al 3 de noviembre en Perú. Vargas es uno de los pocos bolivianos, sino el único, que participa en los encuentros regionales organizados por el sector.

— ¿Cómo ve el estado de las carreras de Administración de Empresas en el mercado local?

— Estas carreras se han visto afectadas por la importación (a principios de los 90) de una profesión creada en Chile y denominada Ingeniería Comercial. Tan mal fue introducida esa carrera por las universidades privadas bolivianas que la pusieron a la par de la de Administración de Empresas, lo que causó una gran confusión en su época. El estudiante llegó a elegirla por la palabra “ingeniería”, pensando en que sería una variante de la formación de ingenieros como tal, pero en la práctica esta situación no se da, pues los ingenieros comerciales actúan en el área económica, financiera y de negocios, específicamente. Así también, en varias universidades privadas, la carrera de Administración es parte de un combo —Administración de Empresas, Ingeniería Comercial, Administración Turística y Marketing— que está a cargo de un solo jefe de carrera, que no es administrador titulado, sino licenciado en Economía, en Auditoría, en Contabilidad Pública y hasta en Derecho. Así que la formación de pregrado en Administración en las universidades adolece paradójicamente de la aplicación del proceso administrativo.

En nuestro país se tiene la mala costumbre de mezclar las especialidades, por eso vemos en las convocatorias de personal hasta seis especialidades para un cargo que a lo mucho ameritaría tres especialidades. El origen de este mal es la mala concepción de este tema en la universidad y la falta de políticas gubernamentales de educación superior para normar este tipo de aberraciones (...). Hoy más que nunca se está cumpliendo en nuestro continente la máxima: “No existe país subdesarrollado, sino país subadministrado”. Esta concepción abarca tanto a la empresa pública como a la privada, pues existen varias que son subadministradas por profesionales que no pertenecen al ramo y que no han desarrollado apropiadamente las habilidades y destrezas necesarias para afrontar el día a día de las organizaciones y su adecuada gestión.

— ¿Cuáles son las principales diferencias entre las carreras de Administración que se ofrecen en los sistemas universitarios público y privado?

— En el público la formación va dirigida, sobre todo, al desempeño en el área de la función pública —tanto en pre y posgrado— y últimamente al de emprendedurismo. Se fomenta muy poco el trabajo en el ámbito de la empresa privada (...). En el privado está relacionada con una formación dirigida a la empresa privada, principalmente en pregrado. Ya en posgrado se tornó popular la maestría en Administración y Dirección de Empresas.

— ¿Cuáles son las competencias que debe tener actualmente un profesional del área para tener éxito en una empresa?

— Las competencias hoy en día han cambiado, sobre todo porque estamos en plena tercera revolución industrial: por ello, los administradores deben aprender técnicas de Management 3.0. Estos cambios radicales se van dando lugar en periodos de tiempo más cortos y tanto las empresas como las universidades y el Estado deben acelerar el proceso de cambio para adecuarse a todo lo que involucra este proceso, más aún ahora que estamos en vísperas de la cuarta revolución industrial. Los administradores de hoy deben: dominar todas las aplicaciones informáticas que les permitan realizar su trabajo de una manera rápida y efectiva; estar involucrados en todo el ambiente que les ofrecen las Tecnologías de la Información y Comunicación; saber manejar como expertos tabletas, laptops, celulares y otros instrumentos tecnológicos; estar presentes en todas las redes sociales y fanpages que puedan explotar; y conocer lo que es interactuar con la nube y utilizarla intensivamente. En resumen, prepararse para la cuarta revolución industrial, que ya se hace presente con los automóviles eléctricos autónomos, la nanotecnología, la inteligencia artificial, la impresión 3D, la biotecnología y otros.

— ¿Cuáles son las nuevas competencias que debe desarrollar un profesional del área para tener éxito en una empresa de un mercado cada vez más dominado por la tecnología?

— Tanto el estudiante como el profesional en Administración deben anticiparse a la llamada cuarta revolución industrial, desarrollar pensamiento disruptivo y conocer sobre diseño de modelos de negocio basados en la innovación. También deberá conocer y capacitarse en las fintech (tecnologías financieras) y conocer y utilizar el Big Data (el uso de datos masivos).

— ¿Qué es la administración 4.0 y qué papel juega en el actual y en el futuro escenarios?

— El Management 4.0 responde a la cuarta revolución industrial o industria 4.0, en la que veremos transformaciones en los entornos de trabajo y una forma de relacionarse con las fábricas distintas a las actuales. Al momento, están impactando con fuerza en el mercado los modelos de negocios disruptivos basados en la innovación digital y tecnológica, los cuales han complicado a empresas históricamente consolidadas y les han quitado gran parte de su mercado, y hasta les han hecho quebrar. Por lo tanto, el profesional del área deberá capacitarse en Administración 4.0 y estar consciente de que la empresa en la que aplica sus competencias puede, en cualquier momento, ser factible de ataque por una empresa disruptiva; por ello, debe contemplar un plan B y procurar automatizar cuanto proceso pueda a fin de responder rápidamente a la competencia de ese tipo (...). En el futuro escenario empresarial sobrevivirá aquella empresa que sepa utilizar intensivamente las herramientas digitales y tecnológicas existentes, y aquella que haya creado su propio modelo de negocio basado en estas herramientas. Los cargos van a cambiar en la empresa actual; es más, ya existen nuevos cargos en las empresas nuevas que trabajan en base a toda esta evolución digital. La estructura organizacional deberá semejarse a una pirámide horizontal y empoderar a los mandos medios y operativos en la toma de decisiones. La ejecución de las estrategias de la empresa dependerá más del middle management (media gerencia) que del top management (alta gerencia); el primero deberá ser capaz de asumir riesgos y el segundo de darle libertad de actuación y soporte al nivel anterior.

Perfil

Nombre: Alberto Nelson Vargas Callejas

Profesión: Administrador de empresas

Director

Además de su título, cuenta con diplomados en Dirección y Gestión Empresarial, y en Educación Superior. Es también especialista en la ISO 9001 de gestión de la calidad, coach ejecutivo, maestrante y consultor con experiencia en planificación estratégica, procesos, calidad y desarrollo organizacional, entre otros.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia