Francisco en Bolivia

Francisco, un líder carismático, sencillo y conectado con la gente

Cambios. Jorge Bergoglio conquista a multitudes con su forma de ser y de pensar

El papa Francisco llegará a Bolivia por primera vez.

El papa Francisco llegará a Bolivia por primera vez. EFE.

La Razón (Edición Impresa) / Guiomara Calle / La Paz

00:16 / 08 de julio de 2015

“¿Usted sabe cómo se suicida un argentino?, se sube arriba de su ego y de allí se tira abajo”, fue el chiste que contó Francisco en una entrevista sobre sus dos años de pontificado, y es que el buen humor lo caracteriza, al igual que su apego con la gente y su sencillez.

Jorge Mario Bergoglio, un sacerdote jesuita nacido en Argentina y de 78 años, se convirtió el 13 de marzo de 2013 en el primer papa latinoamericano y el “más mediático de la historia”, incluso con mayor popularidad que Juan Pablo II, según  una encuesta de El País.

Cercano, accesible, con gran sentido del humor, humilde, reformador, compasivo, ídolo de masas, y otros términos son utilizados de forma recurrente por sus cercanos en el Vaticano, jefes de Estado y medios de comunicación, a la hora de describirlo.

Entre ellos está el periodista argentino y especializado en temas de la Iglesia Sergio Rubin, quien escribió junto a Francesca Ambrogetti El jesuita, la única biografía de Bergoglio, antes de ser Pontífice. Rubin conversó vía telefónica con La Razón y aseguró que Francisco es una persona muy auténtica. “Todo lo que está haciendo como Papa no es marketing, él ya lo hacía aquí, en Buenos Aires, pero hablo desde su cercanía con la gente, su humildad, su austeridad, su preocupación por los pobres. Él tiene una profunda espiritualidad y una inteligencia muy aguda”.

Agregó que Bergoglio también mantiene su forma de pensar respecto al rol que debe cumplir la Iglesia. El Pontífice señaló en varias oportunidades que desea una Iglesia “pobre para los pobres”, más cercana a la gente y con sacerdotes saliendo a las periferias.

El Obispo de Roma impulsa ahora una serie de reformas en la Santa Sede. Monseñor Claudio Maria Celli, presidente del Consejo de Comunicaciones Sociales, indicó en junio que éstas generan ciertos malestares y tensión al interior de la Iglesia. Políticas para transparentar las finanzas del Vaticano, procesos contra obispos por abuso de poder y contra pederastas, tolerancia con homosexuales y apertura a nuevas familias son algunos cambios.

Reformas. Víctimas de curas pedófilos pidieron en reiteradas oportunidades a los jerarcas de la Iglesia actuar contra la pederastia y ahora se sienten escuchados y más cercanos al Papa, con quien se reunieron en julio de 2014.  Para Rubin, Francisco está cumpliendo con algo que los cardenales consideraron que es importante hacer y a lo que le suma su sello: la fuerte insistencia en la misericordia, perdón, comprensión, cercanía y preocupación por los pobres.

Los ejemplos de cercanía son innumerables y todos están relacionados con las salidas de protocolo, sobre todo en sus recorridos por la plaza de San Pedro (Vaticano). En marzo de 2013, el Santo Padre abrazó a Dominic Gondreau, un niño de ocho años con parálisis cerebral (foto). El acto causó emoción entre los asistentes y la imagen dio vueltas por el mundo. Siete meses después hizo detener su papamóvil para tomar el mate argentino que le ofreció un fiel, en medio de la desesperación de su servicio de seguridad.

En enero de 2014, también durante un paseo en el vehículo, reconoció entre la multitud a un sacerdote amigo, el argentino Fabián Baez, a quien invitó a dar una vuelta con él. En marzo de este año, en su visita a Nápoles (Italia), el pizzero Enzo Cacialli burló la seguridad para ofrecerle una pizza y él la aceptó con buen humor. Si hay algo que le sobra a Francisco es el humor y la fina ironía, contó Rubin, quien mantiene una relación cálida y fluida con él.

En una oportunidad, sobre la rivalidad entre Brasil y Argentina, indicó que ya está superada: “hemos negociado bien: El Papa es argentino y Dios es brasileño”. También aseguró que “por razones psiquiátricas” no puede vivir solo, cuando se le preguntó el porqué no vive en los departamentos asignados para un jerarca de la Iglesia.

Bergoglio destaca por el ser el papa más sencillo, pues se rehúsa a usar el sillón y el anillo pontificio de oro, zapatos “especiales” y lujos de anteriores papas.

Bagna cauda y tango

Como buen descendiente de italianos, a Francisco le gusta la bagna cauda, una salsa caliente con anchoas. El tango está también entre lo preferido, contó Sergio Rubin, quien escribió sobre Jorge Bergoglio en su libro El jesuita. “Es bien porteño, bien de Buenos Aires en cuanto a bailes, la milonga, un baile popular, también es de su agrado. Le gusta el básquetbol, cuando era joven lo practicaba”, indicó. Rubin describió a Bergoglio como un hombre que se levanta y acuesta temprano. Él acostumbra a hacer una siesta de por lo menos media hora a diario.

En cuanto al ámbito familiar, Bergoglio es el mayor de cinco hermanos e hijo de Mario José Bergoglio, empleado en el ferrocarril, y Regina María Sívori, ama de casa.  A los 21 años, Francisco se enfermó y perdió parte de un pulmón. Un año después ingresó al noviciado de la Compañía de Jesús y dos años más tarde hizo sus primeros votos como jesuita.

En 1969 fue ordenado como sacerdote, días antes de cumplir 33 años. El Papa es filósofo y durante 1964 y 1966 trabajó como maestro en varias escuelas argentinas. En 1992 fue nombrado obispo de Buenos Aires y ocho años después, cardenal por Juan Pablo II.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia