Francisco en Bolivia

El Papa pidió a los religiosos dejar el “zapping de la indiferencia” al dolor de la gente

Al utilizar el relato del Evangelio de Marcos, con la historia del mendigo y ciego Bartimeo y la reacción de los seguidores de Jesús, el Obispo de Roma hizo una comparación con la actualidad y reflexionó el papel de obispos, curas, monjas, sacerdotes y laicos.

La Razón Digital / Christian Galindo / La Paz

21:25 / 09 de julio de 2015

El papa Francisco instó a religiosos, seminaristas y sacerdotes a escuchar al pueblo, a no dejar pasar ni callar a las personas que viven en dolor y a animar y apoyar a las personas que sufren, siguiendo el ejemplo de Jesús. Las palabras fueron vertidas en el encuentro realizado esta tarde en el coliseo del colegio Don Bosco, en Santa Cruz de la Sierra.

Al utilizar el relato del Evangelio de Marcos, con la historia del mendigo y ciego Bartimeo y la reacción de los seguidores de Jesús, el Obispo de Roma hizo una comparación con la actualidad y reflexionó el papel de obispos, curas, monjas, sacerdotes y laicos.

“Dos realidades aparecen con fuerza, se nos imponen. Por un lado, el grito de un mendigo y por otro, las distintas reacciones de los discípulos. Pensemos en las distintas reacciones de los obispos, los curas, las monjas, los seminaristas a los gritos que vamos sintiendo o no sintiendo”, dijo ante un abarrotado coliseo que lo aclamó en repetidas ocasiones.

“Son tres las respuestas frente a los gritos del ciego, estas tres respuestas tienen actualidad. Podríamos decirlo con las palabras del propio Evangelio: Pasar, Cállate, Ánimo, levántate”, explico su Santidad.

El Papa dijo que pasar es el eco de la indiferencia, de pasar al lado de los problemas y que éstos no afecten. “Es el eco que nace en un corazón blindado, en un corzón cerrado, que ha perdido la capacidad de asombro y por lo tanto, la posibilidad de cambio. Podríamos llamarlo, la espiritualidad del zapping. Pasa y pasa, pasa y pasa, pero nada queda”, acotó.

Cállate, es la segunda actitud frente al grito de Bartimeo. “Cállate, no molestes, no disturbes. A diferencia de la actitud anterior, esta escucha reconoce, toma contacto con el grito del otro. Sabe que está y reacciona de una forma muy simple, reprendiendo. Son los obispos, los curas, las monjas, los papas. Parecería lícito que encuentren espacio solamente los ‘autorizados’, una ‘casta de diferentes’ que poco a poco se separa, se diferencia de su pueblo”, prosiguió en su mensaje.

Ánimo, levántate, es el tercer eco, refirió el Pontífice. “Un eco que no nace directamente del grito de Bartimeo, sino de la reacción de la gente que mira cómo Jesús actuó ante el clamor del ciego mendicante. Es decir aquellos que no le daban lugar al reclamo de él, no le daban paso o alguno que lo hacía callar, claro cuando ve que Jesús reacciona así cambia”.

Francisco afirmó que  es la lógica del discipulado. “Un día Jesús nos vio al borde del camino, sentados sobre nuestros dolores, sobre nuestras miserias. Sobre nuestras indiferencias, cada uno conoce su historia antigua . No acalló nuestros gritos, por el contrario se detuvo, se acercó y nos preguntó qué podía hacer por nosotros. Y gracias a tantos testigos, que nos dijeron: ánimo, levántate, paulatinamente fuimos tocando ese amor misericordioso, ese amor transformador, que nos permitió ver la luz.

Al calificarla como la pedagogía del Maestro y la pedagogía de Dios con su Pueblo, su Santidad señaló que se debe pasar de la indiferencia del zapping al “ánimo, levántate, el Maestro te llama”. “ No porque seamos especiales, no porque seamos mejores, no porque seamos los funcionarios de Dios, sino tan solo porque somos testigos agradecidos de la misericordia que nos transforma”.

En otra parte de su mensaje, el papa Francisco pidió religiosos y sacerdotes no avergonzarse de sus raíces ni dejar de hablar en lenguas nativas, como el quechua, guaraní o aymara. "No niegues tus raíces, no niegues esa cultura que aprendiste de tu gente, porque ahora tienes una cultura más sofisticada, más importante. Hay sacerdotes que les da vergüenza hablar su lengua originaria y entonces se olvidan de su quechua, de su aymara, de su guaraní", remarcó.

 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia