Francisco en Bolivia

‘Reclusión no es lo mismo que exclusión’

Francisco pidió a los internos ayudarse mutuamente y no dejarse dominar por el demonio que busca la rivalidad, la división y los bandos. Tres reos dieron su testimonio

Cariño. Los niños, hijos de reclusos, se apegaron al Santo Padre durante su visita a Palmasola.

Cariño. Los niños, hijos de reclusos, se apegaron al Santo Padre durante su visita a Palmasola. AFP.

La Razón (Edición Impresa) / Iván Condori / Santa Cruz

04:42 / 11 de julio de 2015

En su visita a la cárcel de Palmasola, en Santa Cruz, Francisco enfatizó que la “reclusión no es lo mismo que exclusión” y que el encarcelamiento forma parte de un proceso de reinserción en la sociedad. Por ello, convocó a las autoridades a “no humillar” al privado de libertad y trabajar para reinsertarlos.

“Son muchos los elementos que juegan en su contra en este lugar —lo sé bien—, el hacinamiento, la lentitud de la justicia, la falta de terapias ocupacionales y de políticas de rehabilitación, la violencia, lo cual hace necesaria una rápida y eficaz alianza interinstitucional para encontrar respuestas”, expresó ayer el Santo Padre.

Con la voz quebrantada, la vista atenta en el hombre vestido de blanco y algunas lágrimas, así quedó una vecina después de abrazar a Francisco, a pocos metros de ingresar a la cárcel de Palmasola, ubicada en el Distrito 12 de la zona Sur de Santa Cruz. Muchas personas se dieron cita en las afueras.

Para los internos del recinto, que se prepararon con un mes de anticipación para darle la bienvenida, fue una jornada de regocijo espiritual. Muchos se levantaron a las 06.00 en busca de sus mejores atuendos para recibir al líder de la Iglesia Católica, quien llegó hasta la cárcel a las 09.29.

Las internas se convirtieron en las primeras anfitrionas y le regalaron un ramo de rosas blancas y rojas. Los niños corrieron a abrazar al Papa y llevarle de la mano hasta la tarima armada “con mucho cariño” al invitado de honor.

“No podía dejar Bolivia sin venir a verles, sin dejar de compartir la fe y la esperanza que nace del amor entregado en la cruz. Gracias por recibirme. Sé que se han preparado y rezado por mí”, dijo.

El Obispo de Roma escuchó el testimonio de tres encarcelados. Analía Parada, representante de las internas, habló de un “terrorismo jurídico” dirigido a personas de escasos recursos económicos, “que no pueden comprar justicia”, diferente a quienes con poder económico pueden eludirlo y contratar un juez y fiscal corrupto.

Testimonio. Andrés Céspedes, un joven de 22 años, enfatizó en el hacinamiento, la “mala alimentación” con un prediario que alcanza a los Bs 6,60 y la falta de programas de reinserción por parte del Estado. Resaltó la planes de estudio que ofrece la Pastoral Penitenciaria.

En el país hay 13.998 reos y el 84% no cuenta con una sentencia a causa de la retardación de justicia, señaló el arzobispo de Sucre, Jesús Juárez, al anteceder al Papa. Francisco llamó a los delegados, policías y personal administrativo del sistema penitenciario a dignificar a los internos y a no a humillarlos. “Tienen una importante tarea en este proceso de reinserción, de levantar el ánimo y no rebajar”.

También pidió a los reos no bajar la guardia “porque no todo está perdido”. “El demonio busca la revalidad, la división y crear bandos de enemistades; luchen unidos para salir adelante y apóyense en la madre, los hermanos y esposas”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia