Francisco en Bolivia

Santa Cruz recibe a Francisco con chovenas, regalos y júbilo

El patujú y la Llave de la Ciudad formaron parte de los muchos obsequios

Encuentro. El alcalde Percy Fernández estrecha la mano al papa Francisco, en el Aeropuerto Internacional de Viru Viru.

Encuentro. El alcalde Percy Fernández estrecha la mano al papa Francisco, en el Aeropuerto Internacional de Viru Viru. Alejandra Rocabado.

La Razón (Edición Impresa) / Iván Condori, Miriam Chávez / Santa Cruz

03:36 / 09 de julio de 2015

Un popurrí de chovenas, una variedad de regalos por parte de autoridades regionales y la alegría de la población le dieron el ambiente a la fiesta de bienvenida a Francisco en Santa Cruz, la tercera ciudad de la visita en Bolivia.  Después de su despedida de El Alto y La Paz, el Pontífice arribó a las 22.30 al Aeropuerto Internacional de Viru Viru, donde lo esperaban los sones de la orquesta de San José de Chiquitos, que deleitó con un popurrí de chovenas, ritmo tradicional del oriente del país.

Dos niños vestidos con el tipoy y el sombrero de saó, indumentaria típica de esta región del país, y una alfombra roja decoraron la bienvenida a la tierra cruceña.   El presidente Evo Morales recibió nuevamente al Santo Padre, seguido por el gobernador Rubén Costas, el alcalde Percy Fernández, los obispos y otras autoridades. La mayoría de ellos demostró el afecto con distintos regalos.

REPRESENTACIÓN. El Jefe del Estado le obsequió un ramo de patujú, la flor típica de los llanos. Costas le dio un atril hecho por un artesano de San Miguel de Chiquitos, y Fernández le entregó la Llave de la Ciudad y la declaratoria de Hijo Ilustre. Los alcaldes de los municipios del área rural le honraron con presentes relacionados con la cultura del oriente.

Sin mayores actos, el ilustre visitante ingresó a un vehículo cerrado, en el que lo esperaba el arzobispo de Santa Cruz, Sergio Gualberti. Al llegar al campanario, comienzo del Cambódromo, el Santo Padre se cambió al papamóvil para saludar a cientos de personas que lo aguardaban con cánticos, bailes y agitando banderines del Vaticano y de Bolivia.

Familias enteras se volcaron al Cambódromo con sillas de plásticos y frazadas para cubrirse del frío. El paso del Papa arrancó sonrisas y lágrimas, en algunos casos. El lugar estuvo resguardado por efectivos de la Policía y voluntarios que conformaron cadenas humanas para evitar que la multitud obstruya el paso del Santo Padre hacia la casa del cardenal Julio Terrazas, ubicada en la avenida Beni (2° Anillo).

Algunos fieles se apostaron en el Cambódromo desde las 13.00 de ayer, motivados por la fe y la esperanza de ver, aunque por un momento a Francisco. Esther Suárez acudió a la avenida G77 acompañada de sus dos hijos (de cuatro y dos años). “Me quedé sin respiración después de ver a nuestro Papa. Esto fue algo emocionante que nunca pensé sentir, no sé qué más decir”.

Emoción. La reacción fue similar en la familia de María Pérez, quien junto a su esposo y tres hijos esperó al Pontífice desde las 17.00. Cuando Francisco pasó por el lugar, ella abrazó a su familia en señal de la alegría que sintió. El papamóvil hizo el recorrido de forma rápida, pero eso no impidió que Evaristo Espejo y Manuela Canizares observen al Sucesor de Pedro. La pareja tiene 50 años de casados y contó que planificaron con una semana de anticipación llegar hasta el lugar.

“Nos vinimos al Cambódromo desde el mediodía porque si no lo veíamos acá no había oportunidad; en el Cristo habrá mucha gente y nosotros ya somos viejos, ya no estamos para multitudes”, comentó Canizares.Lía Mancilla, de 19 años, acudió a ver al Pontífice con su niño de dos años y aseguró que la emoción que sintió “no se compara con nada”. “Me siento muy bendecida, es inexplicable lo que viví en ese momento. Esperé por mucho tiempo al Papa y mi hijo y yo hoy (ayer) por fin lo pudimos ver”.

Con un aspecto que demostraba cansancio, el Papa llegó a las 23.33 a la casa del Cardenal, donde pernoctó anoche.  Está previsto que el Obispo de Roma salga a las 09.15 de la residencia para dirigirse a la rotonda del Cristo Redentor, donde celebrará la única liturgia para el país. Un encuentro con movimientos sociales y una visita a los reclusos de Palmasola forman parte de sus actividades en Santa Cruz.

Llegada de Francisco a Santa Cruz

Arribo

El Papa llegó a las 22.30 al aeropuerto cruceño y bajó del avión a las 22.45. Las autoridades nacionales y regionales le dieron la bienvenida.

Regalos

A las 22.50, las autoridades regionales entregaron los distintos obsequios a Francisco, entre ellos el patujú, las llaves de la capital oriental y recuerdos con motivos del oriente.

Descanso

A las 22.53 se subió a un vehículo cerrado y a las 23.12 se cambió al papamóvil para saludar a la población. A las 23.33 llegó a la casa del Cardenal para descansar.

Noche de sueños y fe de los fieles

Fue un sueño ver a Francisco: Katerine Medina, ama de casa

“Nunca imaginaba verlo de cerca al Papa, lo vi hasta el cansancio; el frío y el sueño se me pasaron por la inmensa alegría que sentí. Mi promesa de verlo se cumplió”.

Tengo fe de que me sanará: Virginia Cuéllar, comunidad Tachuela

“Estoy contenta porque le imploré al Santo Padre para que me sanara del malestar que tengo desde hace nueve meses; sé que lo va a hacer, solo es cuestión de esperar”.

Es una misión cumplida: Marcelina Magno, comerciante

“Ver a Francisco en persona y a una distancia extraordinaria, ya es una misión cumplida para mi familia. Ahora solo resta recibir su bendición y esto ocurrirá en la misa”.

Es un papa amigo de todos: Gabriela Montes, monja mexicana

“Soy de México y estoy muy  emocionada porque lo tendré muy cerca. En sus mensajes nos inculca el amor al prójimo porque él es amigo de todos y así debemos ser todos”.

Recibiré la bendición: Arminda Vargas, misionera de Yacuiba

“Estoy emocionada por la llegada del Santo Padre, he venido desde Yacuiba para recibir su bendición y escuchar su mensaje, que seguro renovará todos mis votos y creencia”.

‘Es un deseo cumplido’: Ramón Rodríguez, Salta (Argentina)

“Desde que fue nombrado Papa tenía el deseo de verlo de cerca y ahora será un deseo cumplido y que lo guardaré por siempre. Por eso me vine hasta Santa Cruz”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia