Ciudades

Zozobra en La Paz por el desalojo de la Torre Ventura

Diagnóstico. No hay daño estructural, solo se desprendió o rajó el revoque de 8 columnas

Prevención. Policías y bomberos aguardan los resultados de la inspección de técnicos de la DEGIR, ayer.

Prevención. Policías y bomberos aguardan los resultados de la inspección de técnicos de la DEGIR, ayer. Eduardo Schwartzberg.

La Razón (Edición Impresa) / Guadalupe Tapia, Micaela Villa / La Paz

04:28 / 02 de agosto de 2014

Fueron dos horas y media de pánico. La  alerta, descartada más tarde, de rajaduras en las columnas de la Torre Ventura, edificio vecino de El Alcázar, obligó a sus moradores a evacuar los 18 pisos. Bomberos precintó el área y cortó el paso vehicular y los servicios.

El desalojo afectó incluso al edificio de Entel —de cuatro pisos, que se halla en medio— y a otro inmueble adyacente, un ingrediente que aumentó la incertidumbre. La edificación fue inaugurada en 2012 —dos meses antes de que una columna estructural de El Alcázar presentara una falla—, tiene 18 pisos y tres sótanos, y está situada en la calle Federico Zuazo.

En el multifamiliar hay departamentos de uno, dos, tres y cuatro dormitorios, locales comerciales y oficinas. El desprendimiento y daño del revoque de estuco de ocho columnas portantes —que soportan el peso— de la construcción, detectado a las 12.30, fue la causa del operativo de desalojo encarado por Bomberos y sin conocimiento del gobierno local.

“Un funcionario del edificio vio que se estaba desprendiendo el revoque, se comunicó con el jefe de seguridad de Entel y éste nos llamó para que verifiquemos el problema”, contó más tarde el coronel Edwin Loza, director departamental de Bomberos.

Sin embargo, a las 15.00, tras una evaluación minuciosa, Vladimir Toro, director de Gestión Especial de Riesgos (DEGIR) de la Alcaldía de La Paz, informó que las columnas estaban en buenas condiciones. “No tenemos ningún problema estructural en el edificio, no hay fisuras y vamos a proceder a que los copropietarios vuelvan a sus ambientes”, dijo a los periodistas destacados al lugar y que aguardaban en la calle.

“Hemos identificado en el sótano tres columnas con daños en el revoque; dos en el subsuelo y en la planta baja tres con daños similares”, detalló. Toro explicó que “la temperatura por el uso de maquinarias en el subsuelo tres”, “el trajín diario de los copropietarios, más el viento”, aportaron al desprendimiento del revoque de estuco.

El ingeniero José Rivera, convocado por los afectados, indicó que esa cubierta tenía hasta cuatro centímetros de grosor, cuando lo adecuado es un centímetro, lo que habría facilitado que caiga.

La edificación de la Torre Ventura comenzó en 2010 y cumplió todos los requisitos que exigía la norma vigente entonces, informó  el subalcalde del Macrodistrito Centro, Ramiro Burgos. 

Con maletas con ropa y cajas con los bienes más atesorados, acompañados de sus hijos, con la ayuda de los bomberos y algunos  con las manos vacías o con sus mascotas, familias de copropietarios e inquilinos —reacios a hablar con los medios— abandonaron el edificio entre las 12.30 y 13.00 a la espera del veredicto de los peritos de la DEGIR.

“Bomberos fueron los primeros en recibir la alerta, ellos han procedido a esta evacuación”, dijo Toro. “No se ha trabajado en el marco del protocolo, integrando al municipio (sic). Es decisión de los bomberos la evacuación, me parece correcto, pero en ningún momento nos lo comunicaron directamente”, recalcó el funcionario edil.

El director departamental de esa unidad policial sostuvo que tomó esa decisión por precaución. “La gente en un principio se ha alarmado, pero se ha calmado después de escuchar el informe del ingeniero (Toro). Los servicios se cortaron por el momento, se han suspendido las actividades de Entel. Se ha verificado y se ha coordinado con funcionarios de la Alcaldía e ingenieros de riesgos, y continuamos en el edificio recorriendo los 18 pisos para ver si hay algún problema más”, apuntó más tarde, en un contacto telefónico con La Razón.

Los copropietarios gradualmente comenzaron la operación de retorno a las 15.00. Técnicos de la DEGIR empezaron a recorrer los departamentos para efectuar una evaluación integral, que se prevé concluya hoy, y emitir un informe técnico que será puesto en manos de los condueños.

Burgos destacó la necesidad de contar con una Ley de Fiscalización que precautele la seguridad de los vecinos y que establezca responsabilidades, y urgió su aprobación en el Concejo. “Responsabilidades no solamente de los propietarios, sino también de los empresarios y de todos los profesionales calculistas, ingenieros eléctricos, estructuralistas que intervienen en el diseño de las edificaciones”, recalcó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia