Editorial

Maltrato a la mujer

Hoy, el mundo recuerda que la mujer sigue siendo víctima de la violencia. Lamentablemente, pasa como cuando toca celebrar el Día de la Madre, del Abuelo o del Niño y resulta que de pronto la memoria despierta y nos acordamos de que ese ser querido existe y a veces no le prestamos el cariño que se merece. Que hoy sea el primero de muchos días de toma de conciencia.

La Razón

01:00 / 25 de noviembre de 2010

El Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer fue instituido en 1999 por la Asamblea General de las Naciones Unidas en honor de las hermanas Mirabal, tres dominicanas opositoras al régimen dictatorial de Trujillo quien no pudo con el activismo de dos de ellas y las mandó a asesinar; jamás imaginó que su decisión serviría para construir un mito. Nueve años más tarde, la ONU inició una campaña global que se trazó como meta poner fin a la violencia de género para el 2015.

Hay muchas formas de violencia contra la mujer: el asesinato, la violación, la esclavitud sexual, el embarazo forzado, la mutilación genital femenina, la agresión física y verbal, etc. En Bolivia, las más habituales se producen en el hogar. Organizaciones internacionales especializadas en esta temática han concluido, hace ya varias décadas, que la discriminación por razón de género es la raíz de la violencia contra las mujeres.

Hoy, por ser éste el día en que nos sensibilizamos y volvemos más comprensivos, tenemos la oportunidad de reflexionar acerca de la importancia de la mujer en nuestras vidas y de cómo a veces decimos, cual discurso aprendido, que hemos nacido de una mujer y, sin embargo, la maltratamos. También es la ocasión de pensar en la discriminación, en el impenitente machismo de nuestra sociedad y en la displicencia de los gobiernos, de éste y de los anteriores, que han relegado la búsqueda de soluciones para lo que debió ser, en todo tiempo, materia prioritaria: la defensa del sexo femenino con leyes y con una efectiva aplicación de las mismas.

¿Cuántos de nosotros sabemos de la existencia de la Ley 1674, del 15 de diciembre de 1995, que establece políticas de Estado sobre sanciones y medidas de prevención y protección de las víctimas de la violencia contra la mujer y, en general, intrafamiliar? Letra muerta que pocas veces revive con sentencias judiciales; y si esto ocurre, al subsistir un sistema de justicia patriarcal, la mujer suele acabar desfavorecida con fallos benévolos para sus agresores.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia